Fútbol sala

El Paraíso está en la Final Four

El conjunto amarillo sufrió para superar a un Palma Futsal que pudo igualar la eliminatoria en los últimos compases./PEDRO JESÚS CHAVES
El conjunto amarillo sufrió para superar a un Palma Futsal que pudo igualar la eliminatoria en los últimos compases. / PEDRO JESÚS CHAVES

El Jaén FS derrotó en La Salobreja al Palma Futsal y disputará la primera final a cuatro de la historia de la Copa del Rey

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

El Jaén FS ha dado con la fórmula para convertir en cotidiano lo excepcional y extraordinario. Como si de un día más en la oficina se tratase, el bloque dirigido por Dani Rodríguez superó a un Palma Futsal que cuenta con una plantilla plagada de jugadores con mucha clase. Logró un boleto para la primera final a cuatro de la historia de la Copa del Rey.

Su idilio con las competiciones coperas dejará huella en la historia del deporte jienense. Dos Copas de España en sus vitrinas y actual subcampeón de la Copa del Rey. Inventándose cada año, por la fuga de sus hombres franquicia, pero con Dani Rodríguez como arquitecto del paraíso. Trabajo como secreto y garantía de éxito. No hay más.

La primera clara ocasión la tuvo en sus botas Paradynski tras hacerse con el esférico sacando rédito de una presión muy alta ante la salida desde atrás de los locales.

Palma Futsal estaba logrando ser más incisivo en el arranque del duelo. Con mayor presencia ofensiva en estos primeros minutos como resultado de una asfixiante presión que estaba logrando ahogar a los lagartos en su cancha.

Los amarillos estuvieron cerca de sorprender en un saque en largo del meta Espíndola, titular ayer, que finalizó Dani Martín cuando el meta visitante pensaba que el balón se perdía. El choque subía su temperatura camino del ecuador del primer round. Intercambio de golpes con ambos cancerberos como protagonistas.

Los lagartos fueron los primeros en golpear. Víctor Montes conectó con Alan Brandi, que aguantó de espaldas y asistió a Carlitos, máximo artillero de la LNFS, para que el gaditano enviara un cañonazo a la red de la portería rival.

Respondió Palma por mediación de Nunes, que tardó menos de dos minutos en firmar la igualada con un disparo cruzado.

Antonio Vadillo contaba con toda la plantilla disponible. Y se trajo toda su artillería a la capital jienense.

A falta de cinco para el final pidió un tiempo muerto Dani para reorganizar las ideas de su equipo. Un robo de Alan Brandi mereció terminar en el dos a uno, pero Mauricio no llegó al remate, a placer, por unos centímetros. Se le adelantó Tomaz.

Los visitantes entraron en el bonus fatídico de las cinco faltas cuando restaban cuatro minutos para llegar al descanso.

El salmantino Dani Martín volvió a adelantar a los locales al culminar un tres para dos en el que aprovechó un balón rechazado de Sarmiento tras el disparo de Míchel. La acción se originó en una brillante acción de Espíndola que le ganó la mano a Bruno Taffy.

Los encuentros entre estas dos escuadras siempre han sido igualados. Una batalla épica y reñida. Uno de esos partidos que se resuelve por detalles nimios. Esta temporada habíanj medido sus fuerzas en La Salobreja en competición liguera con empate a uno en el marcador.

Son dos proyectos que luchan por ser la alternativa a los grandes. Llevan ya tiempo queriendo ser algo más que el primero de los mortales.

Los baleares guardan su mejor recuerdo en esta competición en la que jugaron la primera final de su historia hace casi tres años. Mantiene gran parte de la plantilla que firmó aquella gesta y que cayó a pocos segundos de alcanzar los penaltis ante El Pozo Murcia FS en la final disputada en Sevilla.

Tras la reanudación, Palma fue haciéndose con la iniciativa. Espíndola salvó, sobre la misma línea de gol, el empate.

El duelo se estaba liberando de su rígido corsé táctico. Y ambos equipos lograban finalizar con mayor alegría.

Y en el minuto 28 una contra tripulada por Mauricio acaba con Víctor Montes alojando el esférico en la jaula. Precisión del jienense para culminar una medida asistencia del brasileño.

La Marea Amarilla, que volvió a abarrotar La Salobreja, rugía con todas sus fuerzas y disfrutaba mucho y a fondo. El Jaén FS se mostraba muy sólido en tareas defensivas. Palma no daba con la fisura por donde resquebrajar el sistema defensivo local.

Con cuatro y medio para el final de la eliminatoria Vadillo pidió un tiempo muerto. Palma salía de cinco buscando acortar distancias. El primer ataque lo desvió Espíndola. Y el segundo, Rafa López.

Vadillo varió su ataque de cinco. Quería dar con la solución. Y Taffy, destiló calidad a raudales, para meter a Palma en la eliminatoria a falta de 51 segundos para el final. En los últimos segundos Epíndola salvó en dos ocasiones a un Jaén FS que se sumergió en un idílico paraíso y disfrutará de una nueva fiesta copera.