Martos CD

Paolo Etamane sale al rescate cuando el Martos lo necesitaba

Paolo Etamane fue una vez más el mejor de los suyos./MARTOS CD
Paolo Etamane fue una vez más el mejor de los suyos. / MARTOS CD

Pese a que el Martos CD aún no tiene nuevo entrenador, ayer obtuvo su primer partido ganado a costa de un Loja que se dejó remontar al final

JESÚS MUDARRAJAÉN

Ha tardado pero al fin llegó. El Martos CD consiguió ayer su primera victoria de la temporada al imponerse por cuatro tantos a dos al Loja. Le ha salido bien la jugada a la dirección deportiva del conjunto de la Ciudad de la Peña al destituir a Perales. No es que el entrenador tuviese toda la culpa de la mala dinámica del equipo pero ya saben aquello de con nuevo técnico victoria asegurada.

En el caso de los tucitanos todavía se desconoce el que será el nuevo máximo responsable del equipo pero, con Juan Cortés haciendo las veces de entrenador, al menos han llegado tres puntos que harán que el trabajo de los próximos días se afronte con una mayor tranquilidad.

Claro que los blancos tienen que agradecerle gran parte de esta primera victoria de la temporada a un futbolista que está haciendo méritos jornada tras jornada para convertirse en el hombre franquicia del equipo. Si hay un fichaje extranjero que le ha salido bien al Martos CD ese es el de Paolo Etamane.

Ayer este delantero camerunés volvió a echarse el equipo a la espalda y a aparecer cuando peor pintaban las cosas. Los más de 650 espectadores que se dieron cita en el Chamorro Martínez temieron lo peor cuando el Loja se ponía por delante y comenzaban a aparecer los fantasmas que han estado castigando al conjunto blanco durante lo que llevamos de curso.

Entereza

No tardó en llegar a la grada marteña el run run. Después del mal comienzo de liga de los blancos el gol en el minuto cuatro de Nino hacía saltar todas las alarmas. Tuvo entereza el cuadro local para no perder los papeles y Paolo consiguió en el 27 igualar la contienda e instalar una tranquilidad que duró escasos minutos.

Lolo Armario logró con su gol que en el descanso la afición buscase culpables de un partido que ya se daba por perdido pero Paolo Etamane iba a solucionar las cosas. Poco después de volver de la caseta, el delantero confirmó que iba a ser su partido consiguiendo de nuevo un tanto que equilibraba la balanza. Esta vez ya no volvería a decantarse en ningún momento a favor del cuadro de la Costa del Sol.

Etamane perecía haberse cansado de meter goles así que decidió que había llegado el momento de convertir el debut de su compañero Adil, que salió en la segunda mitad, en el partido soñado de este.

Se había roto el ritmo del juego y con las piernas de los jugadores cansadas aparecieron unos espacios muy apetecibles para un hombre con su visión de juego. Dos veces fue capaz Paolo de encontrar la espalda de la defensa con pases medidos al milímetro y otras tantas Adil de batir al cancerbero visitante para transformar aquello que pintaba trágico en un motivo de tranquilidad para la afición y de ánimo a un vestuario excesivamente castigado.

Fotos

Vídeos