Real Jaén

Membrado: «Este año no vamos a tolerar malas actitudes en el campo»

El presidente del Real Jaén, durante su comparecencia del pasado viernes./JOSÉ A. GUTIÉRREZ
El presidente del Real Jaén, durante su comparecencia del pasado viernes. / JOSÉ A. GUTIÉRREZ

El presidente del Real Jaén explicó que no van a permitir los altercados que se produjeron en el Trofeo del Olivo

J. A. G. JAÉN.

Quiere desterrar los malos hábitos y la falta de civismo del Nuevo La Victoria. El presidente del Real Jaén, Tomás Membrado, aprovechó su comparecencia ante los medios del pasado viernes para lanzar un mensaje claro en referencia a las normas de conducta que quiere implantar en el coliseo blanco. «Antes que los resultados están la buena educación y el espíritu deportivo, no debemos ponernos nerviosos ante posibles derrotas que se producirán a lo largo de la liga. Este año no vamos a tolerar malas actitudes en el campo. Las faltas de respeto y agresiones no son bienvenidas en este deporte», declaraba a propósito de los últimos altercados del Trofeo del Olivo.

Tomás Membrado añadió que «este año se van a implementar unos códigos éticos para todo el mundo, no podemos tolerar conductas inapropiadas y, desgraciadamente, muy frecuentes en el mundo del fútbol». De esta forma, «no se van a tolerar en la grada actitudes que deseamos erradicar. Se puede entender un grito, pero no insultos personales, ni actitudes antisociales. Y si es necesario apercibir a la gente se hará. Queremos que las gradas sean un lugar amable».

El máximo mandatario del conjunto de la capital jienense explicó que «queremos visualizarnos como un club importante, más allá de la parcela deportiva, pasando por un funcionamiento correcto y educado de todos los estamentos».

Explicaba también el presidente «que las derrotas formaban parte del fútbol y la emoción que éste conlleva y que, es por ello, debe ser un deporte apreciado por las familias desde un punto de vista de respeto».

Así las cosas, Membrado desea desmarcarse de gestiones pasadas. «El Real Jaén como la mayor parte de los clubes de fútbol, se transformó en SAD a principios de siglo, y desde entonces las distintas directivas y por diversos motivos, han llevado una gestión, a veces movida por los sentimientos propios de buenos aficionados, y otras por intereses ajenos a lo puramente deportivo, resultando en todo caso lejana a un proyecto empresarial propio de cualquier Sociedad Anónima».

Fotos

Vídeos