Atlético Mancha Real

El Mancha Real está de vuelta

La sonrisa de los verdes se prolonga una semana más./IDEAL
La sonrisa de los verdes se prolonga una semana más. / IDEAL

Los verdes lograron una importante victoria en casa ante el Huétor Tájar | Un gol de Óscar Quesada a falta de quince minutos para el final confirmó que la dinámica de los de Rizos ha cambiado por completo a mejor

JESÚS MUDARRAJAÉN

Hay partidos en los que se nota que ha cambiado algo y el de ayer fue uno de esos para el Atlético Mancha Real. Los verdes vienen teniendo pesadillas esta temporada con los minutos finales de encuentros que no son capaces de cerrar pero ante el Huétor Tájar consiguieron darle la vuelta a esa negra historia que arrastraban tras de si. Mucho ha tenido que ver en eso seguro que las dos últimas jornadas hayan acabado con victoria para los verdes y que estos vean cada vez más cerca en la clasificación a los puestos de arriba. Y es que el fútbol es un estado de ánimo y los mancharrealeños ahora mismo representan la felicidad merecida.

Atrás queda la insatisfacción de un vestuario que sabía que los resultados no estaban siendo justos con ellos. Ayer les tocó ponerse el mono de trabajo y lo hicieron. Los primeros 20 minutos de encuentro fueron de tanteo y de luchar por hacerse con el centro del campo pero, una vez que ambos equipos se hubieron estudiado, no tardaron en intercambiar golpes. Garrido avisó con un disparo cruzado ante el que tuvo que intervenir Rico y poco después fue el turno de Jorge, que también tuvo una mano salvadora para su equipo.

Una marcha más

Se llegó al descanso con la igualdad en el marcador y con la sensación de que el Mancha Real debía hacer algo más para llevarse la victoria. Fueron capaces los verdes tras el receso ecuatorial de dar a su juego una mayor velocidad e intensidad y con el paso de los minutos se vio que el dominio era más peligroso que el del primer tiempo. Armando estrelló un balón en el poste y Garrido volvió a exigir la mejor versión de Rico. Parecía convertirse el duelo en otro de esos que se le han atragantado a los verdes después de perdonar mil y una ocasiones de gol pero, como hemos dicho al principio, las cosas han cambiado.

Óscar Quesada demostró su valía en este equipo añadiendo a su jerarquía en el centro del campo un gol que a la postre acabó significando tres puntos de oro para los manchegos. Ya es oficial, el Atlético Mancha Real está de vuelta.