Atlético Mancha Real

El Mancha Real le regala un punto al Guadix

David Aguilar anotó el tanto del empate./JUANCA MARTOS
David Aguilar anotó el tanto del empate. / JUANCA MARTOS

Los verdes perdonaron en exceso y acabaron pagando su falta de puntería con un empate insuficiente | Los de Rizos hicieron méritos para llevarse el partido pero una vez más la falta de acierto arriba les costó no llevarse una importante victoria

JESÚS MUDARRAMANCHA REAL

El Atlético Mancha Real tiene un problema serio con el gol, tanto a favor como en contra. Recibe demasiados para las pocas ocasiones que les generan y anota muy pocos para la enorme cantidad de peligro que con capaces de crear. Ayer una vez más el conjunto de Rizos adoleció de efectividad de cara a portería y acabó regalando un punto a un Guadix que si de algo puede presumir es de haber sacado el máximo rendimiento a sus ocasiones de gol.

Correspondieron los verdes a la espléndida mañana que hizo sobre Sierra Mágina con un arranque de partido no tan radiante. Dominaron con cierta monotonía los de Rizos durante los primeros compases dedicándose a mover a su adversario de un lado al otro esperando que apareciesen los resquicios en su defensa. Casi ninguno hubo en la zaga de un Guadix que se mostró ordenado y paciente, sabiendo que en Mancha Real, hasta ahora, ha ganado el que ha esperado la suya y la ha aprovechado.

Le funcionó el plan al conjunto blanco hasta que se llegó al primer cuarto de hora de juego. Poco a poco esa defensa bien plateada de los visitantes comenzó a estar demasiado cerca de su portería mientras que los verdes encontraron la vía hacia la profundidad. Álex tuvo que salvar a los de Padial en un disparo de Carmona que le salió al muñeco. Solo los problemas técnicos de los colegiados, con los auriculares que les permiten hablar entre ellos, detuvieron el ritmo de martillo pilón que estaba cogiendo el cuadro manchego.

Se atascó la creación mancharrealeña en tres cuartos pero el equipo de Rizos tiró de recursos y se propuso jugar directo y ganar las segundas jugadas, algo que hizo de maravilla. En una de esas acciones logró Juanlu llegar a zona de centrar y esa es su especialidad. Le puso un balón teledirigido a la testa a Vitu y este remató con potencia pero centrado, justo donde estaba Álex que la sacó casi sin saber cómo.

Con cinco futbolista en la línea de atrás y tres por delante bien pegaditos, Padial logró dinamitar los minutos de fútbol que habían hilvanado los verdes consiguiendo que el encuentro enfilase el descanso sumido en un letargo soporífero. No sirvieron para despertarlo los centros colgados en los últimos minutos y al final la primera parte concluyó sin que el Guadix pasase del centro del campo y sin que el Mancha Real fuese capaz de aprovechar sus escasas ocasiones.

La segunda parte comenzó como la primera. El Mancha Real salió el tromba en busca del gol sin tanta elaboración pero con una secuencia de centros que arrinconaron a los granadinos sin darles tregua. Álex tuvo que meter la manopla para que no entrase el disparo de Joaquín y Carmona desaprovechó uno de esos testarazos que suele convertir en misiles con dirección a portería. Y claro cuando un equipo perdona acaba pagándolo. Demasiado está acusando eso el conjunto verde esta temporada.

Inicio del despilfarro

Ni el consuelo de la afición sirvió a Nando cuando este dio un pase atrás que acabó convirtiéndose en un regalo para Olalla. Este logró abrirla a la derecha y Toni, gambeteando hacia dentro, forjó un disparo con rosca que dio en el poste antes de entrar. La reacción fue inmediata. Nando pudo arreglar el estropicio con un remate de cabeza que se fue por poco, Armando hizo un regate espectacular para asistir a Vitu que no llegó y Carmona la volvió a tener en su cabeza sin éxito. Parecía condenando el cuadro verde a ver pasar una tras otra todas sus ocasiones sin obtener el premio que merecía.

El larguero impidió que Joaquín hiciese un auténtico golazo y justo después un defensor sacó con un taconazo a media altura el remate de cabeza de Pedrito. Con el partido convertido en un vendaval manchego, Rizos arriesgó quitando a un central para meter a Manu Castillo y entre tanto intento manchego, el colegiado decidió no pitar una mano clarísima de un jugador del Guadix que habría supuesto penalti a favor de los locales. Empezaron a entrar en escena la frustración y precipitación el conjunto mancharrealeño y eso que aún restaba media hora de juego.

Se tomó un respiro el conjunto verde pero solo para volver con aún más claridad a su despilfarro de ocasiones. Albertillo probó por bajo encontrándose con el pie del cancerbero y Manu Castillo falló una imperdonable en un balón que le llegó colgado al segundo palo y en el remató completamente solo. Fue alarmante la cantidad de ocasiones desperdiciadas y es que si la de Manu fue clara más aún un balón servido desde la derecha y raso que se paseó por el área sin encontrar rematador.

Se le puso aún mejor la cosa a los verdes ya que comenzó a pasarle factura al Guadix la desmedida cantidad de faltas que hizo en el partido. Raúl vio la segunda tarjeta amarilla cuando aún restaban veinte minutos y los manchegos terminaron por inclinar el campo hacia la portería rival. Rizos introdujo a Goku por Pedrito, que aún está lejos de su mejor nivel. Jorge tuvo que aparecer para mantener con vida el partido en la segunda llegada del Guadix en todo el partido. La eficacia granadina fue totalmente antagónica a la manchega.

La resignación parecía haberse hecho con las mentes verdes mientras el cuadro granadino trataba de matar el partido con pérdidas de tiempo pero llegó el gol del empate en la acción menos clara de todas las que habían tenido los verdes. Desde la frontal David Aguilar la pegó durísimo, imposible para el portero. Se lanzó en tromba a por la remontada el cuadro de Sierra Mágina con solo el descuento por delante. Fue insuficiente este para que los mancharrealeños enmendasen lo hecho en los anteriores 90 minutos y al final el Guadix se llevó un punto regalado de Mancha Real.

 

Fotos

Vídeos