Fútbol Sala

El Jaén Paraíso Interior vence en Sevilla y ya está en octavos de Copa

Ambos equipos se saludan antes del inicio del partido./MIGUEL ÁNGEL CORBELLA
Ambos equipos se saludan antes del inicio del partido. / MIGUEL ÁNGEL CORBELLA

Los jienenses ganaron por tres a cuatro a un Real Betis Futsal que plantó cara de lo lindo a los de Dani Rodríguez durante todo el choque

ALBERTO ORTEGAJAÉN

El Jaén Paraíso Interior FS ya es equipo de octavos de final de la Copa del Rey. Podría pensarse que el partido ante el Real Betis Futsal fue un camino de rosas por aquello de la diferencia en la categoría en la que militan uno y otro equipo pero nada más lejos de la realidad. Los verdiblancos no tiraron la toalla hasta el último momento y, a pesar de la bajas con las que contaba el equipo bético en la convocatoria tuvo que sudar de lo lindo el conjunto de Dani Rodríguez para acabar llevándose la victoria.

Por el inicio del partido bien podría haberse pensado que Dani Ibáñez, entrenador del Real Betis, había tirado la Copa del Rey. La ausencia en la convocatoria por decisión técnica de hombres como Burrito, Elías o Borja Blanco, dando entrada a jugadores del filial en su lugar dejaba a las claras que la prioridad de los verdiblancos esta temporada es el ascenso a la Primera División y que distracciones se quieren las justas.

Bien podrían los amarillos haberlos dejado fuera de la competición 'real' en los primeros compases si hubiesen tenido más puntería de la que demostraron. Los cinco primeros minutos de encuentro fueron un auténtico vendaval en el que los goles no se hicieron esperar.

Alan Brandi fue el que abrió la lata con un uno-dos en la definición que dejó de rodillas a Mario, portero local. El hispano-argentino parecía querer redimirse de todas las que había fallado su equipo una semana antes ante el Movistar Inter y en la siguiente estrelló el balón en el poste. El rechace de ese lanzamiento lo recogió Rafa López que acabó disparando de nuevo encontrándose esta vez con el arquero.

Empate

El Betis frenó ese asedio de la mejor forma posible, con un gol de Oriol Miquel que dejó en evidencia un fallo garrafal de los amarillos (que ayer vistieron de rosa) frente a la frontal del área. No duró mucho la alegría sin embargo en las filas hispalenses ya que Ramón se mostró inspirado y en la primera que tuvo, fruto de la estrategia, mandó el balón a la red para poner de nuevo por delante a los suyos.

La pizarra sería clave en el resto de primera parte ya que a través de ella el Jaén Paraíso Interior FS amplió su ventaja y también vería como se volvía a reducir. Primero anotaron los jienenses el tercero gracias al remate de Dani Martín en el segundo palo a placer y posteriormente, cuando morían los primeros 20 minutos, Ivi la empujó a la red desde el hueco que se había ganado en el corazón del área.

La igualdad con la que terminó el primer acto fue extensiva al inicio del segundo. De hecho el Jaén Paraíso Interior FS tuvo un minuto fatídico en el que cometió tres faltas consecutivas que serían un lastre en lo que quedara de tiempo al partido.

Aún así el tempo del encuentro era el que les apetecía a los jienenses y, al igual que en la primera parte, cuando más lejos parecía los verdiblancos del gol, lo consiguieron. Álvaro, uno de los canteranos convocados para el partido, puso las tablas que beneficiaban al Betis. No será muy bueno sin embargo el recuerdo que tenga el chaval del gol y todo por culpa del siempre acertado Dani Martín.

Se paró en la protesta de una supuesta falta el equipo bético mientras que el salmantino se quedaba solo en la izquierda y definía arriba, con potencia, para poner de nuevo a Jaén por delante en el luminoso.

El marcador volvía a ser favorable a Jaén pero los béticos había llegado al encuentro para quedarse. No existía ya la sensación de superioridad clara que sí se había visto en algunos tramos de la primera parte y llegaban los sevillanos con una mayor frecuencia a las cercanías de la portería de Iker.

Emocionante final

Aún así Piqueras, con un disparo igual de potente que de lejano, estuvo a punto de aumentar la renta visitante.

Se llegó a los últimos minutos con el nerviosismo en uno y otro equipo y es que esta competición, al ser a partido único, añade una emoción a sus encuentros de la que bien podría aprender el fútbol.

Iker respondió bien, pese a haber estado los últimos partidos en la suplencia, a los momentos de tensión. No fueron pocas las intervenciones que tuvo que hacer el portero madrileño en el tramo final.

Acabó siendo clave la actuación de Iker así como la defensa de los jienenses del portero-jugador porque en los últimos instantes y siempre con jugadas directas y de disparo lejano, los béticos estuvieron a punto de forzar la prórroga. Supo sufrir en ese momento el cuadro de Dani Rodríguez que ya espera rival en octavos de final de la Copa del Rey.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos