Fútbol sala

El Jaén Paraíso Interior FS paga sus errores con un empate en casa del Aspil Vidal

Intensidad altísima ayer en el partido disputado en el pabellón universitario de Pamplona./RIVERA NAVARRA FS
Intensidad altísima ayer en el partido disputado en el pabellón universitario de Pamplona. / RIVERA NAVARRA FS

Los jienenses tuvieron en sus piernas la victoria pero la falta de puntería y una gran acción del portero local hicieron que hubiese reparto de puntos

ALBERTO ORTEGAJAÉN

Es difícil obtener una victoria ante un equipo de Pato y más aún si el portero de este conjunto tiene su mejor día y tus hombres de ataque uno de sus peores. Puede que el Jaén Paraíso Interior FS mereciese ayer la victoria a los puntos ante el Aspil Vidal Ribera Navarra, pero para ello hay que acabar anotando las ocasiones y ayer no fue así.

La primera mitad tuvo el ritmo esperado. El cuadro de Dani Rodríguez no tardó en dejar claras que sus señas de identidad no se iban a ver alteradas fuera de casa y trató de elaborar desde el inicio del choque. Pato es un entrenador que conoce a la perfección a su homólogo en Jaén y por eso su equipo ejerció una presión a toda pista que no puso nada fáciles las cosas para los jienenses.

De hecho la primera parte del partido estuvo marcada por un juego pausado e impreciso que se veía alterado a racha por unas fases de juego de unas idas y venidas de esas que ponen de los nervios a cualquier técnico. A pesar de que el dominio no era absoluto por parte del conjunto amarillo, sí que las mejores ocasiones estuvieron de su lado durante los primeros 20 minutos.

Pero el Jaén Paraíso Interior FS se encontró con un cancerbero que, a pesar de ser el suplente habitual, rindió al nivel más alto que se podía esperar. Puede que fuese porque Cuxart no estaba dispuesto a desaprovechar la oportunidad que le había dado su entrenador pero lo cierto es que se convirtió en una pesadilla en faceta ofensiva para los de la capital del Santo Reino. Que le pregunte sino a Mauricio, que se encontró en más de una ocasión con sus paradas. En concreto el brasileño debe acordarse de uno de esos manos a manos de los que acostumbra a fallar pocos. Pero como decimos Cuxart estaba en día de gracia.

Tanto que la fortuna también dio la espalda a uno de los mejores especialistas con los que cuenta el Jaén Paraíso Interior FS en sus filas. Carlitos dispuso de más de una ocasión a balón parado pero ayer la puntería, de la que tanto goza, no estuvo de lado. Al menos en el partido cada vez era más notable que el dominio del juego era para Jaén.

Se abrió la lata

Ese control del juego que se estaba haciendo cada vez más evidente bien merecía trasladarse al luminoso y a punto estuvo de hacerlo en una jugada que Mauricio prácticamente se fabricó él mismo. Una lástima que el capitán de los amarillos fallase en la definición porque ya no habría más ocasiones para que su equipo se adelantase en el marcador.

No merecía un partido tan igualado un primer gol así, y mucho menos para quien acabó cayendo, aunque por otro lado tal vez no habría llegado de otra forma. Fue clamorosa la falta que recibió Jordi Campoy en uno de sus recortes pero los colegiados decidieron ignorar la acción pensando que sería una más de la que no pitan y no tienen consecuencia ninguna. En esta ocasión lo que ocurrió fue que el conjunto de Pato logró montar un contragolpe en el que Campoy tuvo que ver desde el suelo como el uno para dos favorable a los locales lo acababa empujando a portería Ferrán Plana.

Tras el gol, los planes sobre la pista siguieron siendo los mismos. El Jaén Paraíso Interior FS era dueño de la pelota pero era una constante la sensación de peligro a la contra del cuadro local. De hecho Trípodi tuvo en sus botas el segundo tan solo unos segundos después.

De poco sirvieron los intentos de disparo lejano de Giasson, que gozó de muchos minutos, ni tampoco los vanos intentos de un Dani Martín que esta temporada aún no ha aparecido. El encuentro se fue con la mínima ventaja a favor del Aspil Vidal Ribera Navarra al descanso.

Segunda mitad

Entró mejor plantado al encuentro, al igual que había ocurrido con el primer tramo, el Jaén Paraíso Interior FS. Cuxart siguió erigiéndose como estrella entre sus compañeros con una actuación soberbia en la que logró desbaratar los intentos repetidos y con intención del cuadro amarillo.

Comenzó a salir mejor la estrategia para los de Dani Rodríguez y el peligro era mayor, pero el arquero de los locales parecía dispuesto a hacer de la de ayer su tarde. Volvió a demostrarlo cuando más arreciaba el ataque de los visitantes, en una acción en la que Dani Martín se plantó ante él y a bocajarro se acabó encontrando con el portero. Excelso el portero de los navarros y escaso en la definición el salmantino. Se llevó la ovación cerrada (incluso se coreó su nombre) un portero que, pasase lo que pasase en los últimos minutos, se iría a su casa a sabiendas de que había sido el mejor del partido.

Tanto del empate

Su actuación bien merecía que el marcador fuese el mismo que hasta pero la intención en ataque de Jaén era otra diferente a la de la primera parte y fue justo que llegase el empate. Todo estaba atascado hasta que Víctor Montes sacó la diestra a relucir. Tremendo el zapatazo del ala jienense para acabar batiendo por fin a Cuxart y poniendo las tablas en el luminoso.

Pudo ser peor para los de Pato. Los minutos iban pasando con un Jaén FS más ambicioso y no se contentaron los amarillos con el empate. Siguieron buscando con ahínco la portería de Cuxart y solo este último evitó que la remontada llegase poco después. Fue tremenda su mano en una contra montada por Bingyoba y que acabó rematando Mauricio.

Siguió el asedio y también el despilfarro de ocasiones por parte del Jaén Paraíso Interior FS. Aún no se explica, por ejemplo, Carlitos como falló el balón en bandeja que le sirvió Alan Brandi al segundo palo. El hispano-argentino fue el siguiente en intentarlo y de nuevo se encontró con un portero que acabó pasando en la segunda mitad de héroe a ángel de la guarda.

Fueron más limitadas las llegadas a la contra de los muchachos de Pato, pero también las hubo y en ellas se pudo ver que el cuadro jienense también tiene portero. Muy efectivo Espíndola en todas sus intervenciones en el choque.

Faltó valor en los últimos minutos en ambos banquillos para haber saca el portero-jugador y haber apostado por la victoria pero para el Jaén Paraíso Interior FS es mejor un punto que nada ante el Aspil y para este el empate ante los amarillos también se daba por bueno.

Hasta el último segundo siguió desaprovechando ocasiones el cuadro amarillo ocasiones de gol. Carlitos como hilo conductor de esos últimos intentos en los que solo unos pocos centímetros impidieron que los amarillos acabasen empujando a portería un balón que podría haber supuesto tres puntos importantísimos para los jienenses.

No acabó llegando ese gol por el que tanto lucharon los amarillos y finalmente se dio el reparto de puntos y la cuarta jornada consecutiva de los jienenses sin saber lo que es la derrota.

 

Fotos

Vídeos