Fútbol Sala

El Jaén FS también conquista Peñíscola

Imagen de archivo del partido entre el Jaén FS y el Ríos Renovables en la Copa./P. J. CHAVES
Imagen de archivo del partido entre el Jaén FS y el Ríos Renovables en la Copa. / P. J. CHAVES

El conjunto dirigido por Dani Rodríguez mantiene el pulso por la cuarta plaza con Osasuna Magna | A falta de cuatro jornadas para el final de curso liguero, los amarillos están a un paso de mejorar su mejor puntuación histórica

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Un paraíso sin techo. El Jaén Paraíso Interior FS está rompiendo todos los registros en una campaña en la que se ha llevado los tres puntos de canchas otrora inexpugnables como Santiago, Levante o Anaitasuna. Y ayer conquistó el castillo de Peñíscola sin hacer prisioneros, colocándose el mono de trabajo cuando tocaba y destilando un fútbol sala de mucho nivel. Un triunfo que le permite mantener el duelo por ser el primero de los mortales, con Osasuna Magna, y que deja a los pupilos dirigidos por Dani Rodríguez a un paso de firmar su mejor puntuación histórica, a falta de cuatro jornadas, en la mejor liga de fútbol sala del mundo. Si lo aliñan con la posibilidad de disputar, por vez primera, una Copa del Rey y el reciente título firmado en Madrid, la campaña es para enmarcar y grabar con letras de oro en el libro de la historia del deporte de la provincia jienense.

El Jaén FS fue el primero en probar a Molina tras una falta. Respondió Esteban, el jugador más incisivo y vertical del Peñíscola en el arranque, con un lanzamiento que despejó a córner Dídac.

Los amarillos fueron los primeros en golpear. Rumbo cometió una pena máxima que transformó a los cuatro minutos Chino. El albaceteño regresaba con gol tras perderse por descanso el último encuentro liguero, tras haber sido elegido MVP en la final de la Copa de España.

El Peñíscola estaba empeñado en morder muy arriba con una presión asfixiante que le llevó a cargarse muy pronto de faltas, tres en los primeros siete minutos.

El jienense Míchel intentó sorprender a Dídac desde el centro de la cancha, pero atrapó el meta del Jaén FS con mucha seguridad.

En el minuto ocho Esteban firmó la igualada tras robar en primera línea y definir con precisión quirúrgica ante el meta Dídac. El gol multiplicó la fe de los locales que, en el siguiente ataque, pudieron aprovecharse de otra imprecisión amarilla para dar la vuelta al luminoso. Pero Dídac ganó en esta ocasión el duelo a Esteban.

El choque estaba roto, desprovisto de su rigor táctico inicial. Y Wendell se topó con el palo en el ecuador del primer round. El que sí logró perforar la portería local fue Alan Brandi en el minuto 12. El Jaén FS volvía a adelantarse en el marcador gracias a la pegada de todo un campeón del mundo.

El duelo no tenía un dominador claro. Ambos equipos estaban desplegando un enorme trabajo físico en la cancha, un desgaste que podría decantarse del lado del bloque con mayor profundidad de banquillo. Molina evitó el tercero en una acción plena de reflejos ante el intento de picada de Campoy.

Los errores, fruto de la presión que ejercían en toda la pista ambas escuadras, eran constantes. Y ahora era Esteban el que estrellaba el balón en la portería visitante. Y Terry tuvo el dos a dos en una acción en la que Dídac cortó, en seco, la celebración que ya se estaba ejecutando desde la grada.

Con el Peñíscola volcado en el empate, el Jaén FS tuvo una contra eléctrica para ampliar su renta. Wendell y Dani Martín condujeron el esférico pero Bagatini salvó en la misma línea de gol.

A falta de 50 segundos para el descanso el Peñíscola entró en el bonus fatídico de las cinco faltas, pero el marcador ya no se movería.

Mayor pegada jienense

Nada más arrancar el segundo periodo Alan Brandi puso tierra de por medio en una acción de estrategia tras un saque de esquina. Respondieron los locales por mediación de Esteban, pero Boyis estuvo muy atento y rápido para salvar bajo palos. El Peñíscola buscó volver a meterse en el duelo por medio del esférico.

El general de Doña Mencía apareció en el minuto 25 pero en esta ocasión para culminar una contra en el cuarto tanto jienense. Mientras, Dídac seguía sellando su portería y evitando que el Peñíscola soñara con acercarse en el marcador.

En el minuto 27, los locales pusieron toda la carne en el asador y salieron de cinco, con Terry como portero jugador. Los lagartos se defendieron con sobriedad ante la superioridad numérica rival. Incluso en el minuto 29 cayó el quinto en una acción en la que un defensor local, Iago, introdujo la pelota en su portería tras un intento de despeje.

El Peñíscola seguía empeñado en su juego de cinco y Dídac en abortar todos sus ataques.

El crono iba marcando su paso de forma inexorable, sin que el Peñíscola encontrara la fórmula para doblegar al coloso Dídac. En el minuto 30 ambos conjuntos contaban con tres faltas.

Los amarillos tuvieron varias acciones para, desde su campo, hacer aún algo más de sangre. Pero no anduvieron acertados.

Carlinhos, que se enfrentaba al que fue su equipo, también chocó con Dídac en el minuto 35. Y Orzáez la mandó al palo dos minutos más tarde. Se le acababa el tiempo a los locales, que cada vez jugaban más angustiados y resignados.

Carlitos finiquitó cualquier esperanza local con una volea, de muy bella factura desde la frontal del área, que limpió de telarañas la escuadra derecha. En la siguiente acción, Dídac volvió a salir victorioso en un mano a mano ante Bagatini. El Peñíscola desistió de un juego de cinco, que no le había dado ningún resultado.

En el último minuto Imanol sustituyó a Dídac, y el meta canario tuvo tiempo de realizar dos buenas intervenciones, aunque no pudo evitar el tanto de Terry al transformar un doble penalti en la recta final del duelo.

 

Fotos

Vídeos