Martos CD

El Huétor Vega remonta en el Chamorro Martínez y agrava la situación del Martos CD

Los blancos cayeron con estrépito. /JUANCA MARTOS
Los blancos cayeron con estrépito. / JUANCA MARTOS

Los blancos acompañan la situación institucional del club y caen de forma estrepitosa ante uno de los equipos de la parte baja de la clasificación

J. MUDARRAJAÉN

Nadie podría haber esperado un resultado así. El Martos CD recibía en su casa a uno de los rivales que está luchando por salir del descenso y lo hacía con ganas de demostrar que la parcela deportiva del club sí funciona bien, que el equipo de Juan Cortés sabe vivir al margen de la inestabilidad de las arcas, pero sobre el césped se logró demostrar justo lo contrario.

Y eso que el partido lograron encarrilarlo. No habían pasado más de diez minutos de juego cuando Sutil se encontró con un penalti a su favor y este futbolista, de zurda privilegiada, no desaprovecha tales oportunidades. Por desgracia para los blancos solo diez minutos después Manolo Castilla volvería a instaurar las tablas en el marcador, llevando el 'run run' a las gradas del Ciudad de Martos.

Se acalló este malestar entre el púbico local cuando Javi Ramírez evidenció que el Martos CD estaba mereciendo más con el dos a uno. El encuentro se fue con esa mínima ventaja para los locales al descanso pero tras la vuelta del mismo las cosas se complicaron en demasía.

No sentó bien el receso a los de Juan Cortés que acabaron el choque desquiciados con el árbitro y consigo mismos. Adri logró volver a empatar la contienda solo diez minutos después de que se reanudase el juego y este tanto no se encajó con la misma entereza que en la primera para en el bando marteño. De hecho tan solo cinco minutos después Martos culminó la remontada poniendo a los granadinos por primera vez por delante en el marcador.

Adri sería el encargado de poner la puntilla desde el punto de penalti poco después y, aunque quedaban aún 20 minutos por disputarse, ya se sabía que ni un milagro permitiría al Martos puntuar. El tanto de Adil cuando se rozaba el 80 solo sirvió para maquillar el resultado y para avivar, con más tensión que acierto, los minutos finales de un partido para olvidar en Martos.

 

Fotos

Vídeos