Atletismo

Fermín Cacho rememora su extensa carrera deportiva

Cacho, junto a las autoridades y personalidades asistentes a la charla que tuvo lugar en los Baños Árabes de Jaén. /IDEAL
Cacho, junto a las autoridades y personalidades asistentes a la charla que tuvo lugar en los Baños Árabes de Jaén. / IDEAL

Diez veces campeón de España de 1.500, oro en Barcelona 92 y plata de Atlanta 96 y dos platas en los Mundiales de Stuttgart'93 y Atenas'97

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Fermín Cacho tuvo la oportunidad de rememorar su dilatada carrera deportiva en un encuentro titulado 'El deportista y su memoria', que tuvo lugar la noche del lunes en los baños árabes de Jaén. La actividad fue organizada por la Federación de Periodistas Deportivos de Andalucía (FPDA) y conducida por el periodista jienense Manuel Contreras.

Durante la charla los asistentes volvieron a saborear las vivencias y el lado humano de uno de los personajes legendarios de nuestro atletismo y deporte, en un acto en el que participaron periodistas, atletas y aficionados. En la presentación estuvieron el Diputado de Cultura y Deporte, Juan Ángel Pérez, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Jaén, Chema Álvarez y el presidente de la FPDA, Ricardo Rodríguez Aparicio, entre otras autoridades y representantes de los patrocinadores.

A lo largo de la charla, Fermín Cacho Ruiz, nacido en Ágreda, Soria, el 16 de febrero de 1969, recordó su amplia carrera: siete veces campeón de España de 1.500 al aire libre y tres veces en pista cubierta. Oro en Barcelona 92 y plata de Atlanta 96. Oro en los Europeos de Helsinki'94 y dos platas en los Mundiales de Stuttgart'93 y Atenas'97 antes de su retirada en 2003.

Un profesor de su pueblo, Celestino Laseca, detectó su talento. Unos Juegos Escolares representando al colegio Santa María de Jesús fue su comienzo. Un entrenador, Enrique Pascual, encaminó al atletismo a un chaval que quería ser futbolista del Madrid -comentó que llegó a jugar Liga Nacional juvenil- pero que se esforzó con la altitud y el frío a las faldas del Moncayo como atleta.

A los 16 años se trasladó a Soria con Abel Antón y Enrique Pascual «dos hombres muy importantes en mi carrera deportiva y en mi vida», señaló el atleta.

Cacho era un fondista, un corredor de cross por bosques y laderas que rápidamente pasó al medio fondo en pista en la que reinaban José Luis González y José Manuel Abascal. «En mi pueblo jugué al fútbol hasta los quince años. En el 85 me dijo mi entrenador que tendría más posibilidades con el atletismo y eso hice», recordaba.

En su primera final internacional en el Europeo junior de Birmingham en 1987 quedó último. Al año siguiente, en un Mundial en Canadá (Sudbury'88) consiguió un bronce con 19 años, aunque no hizo la mínima para los Juegos de Seúl. Y la década de los 90 comenzó francamente bien ganando la medalla de plata en el Europeo indoor de Glasgow'90 y en el Mundial en pista cubierta de Sevilla'91. Y al año siguiente, los Juegos de Barcelona y su oro en el 'milqui'.

Icono de Barcelona 92

Cacho ha comentado en más de una ocasión -lo recordó de nuevo en la charla de este lunes- que pasó más nervios cuando le dijeron justo al acabar que quería saludarle el Rey Juan Carlos que durante la carrera de la final olímpica, de la que se sintió vencedor toda la última recta tras encontrar el hueco perfecto en aquella prueba en la que el atleta de Torredelcampo Manuel Pancorbo estaba en la final. «Sólo se me ocurrió decirle: estoy un poco sudado. Estaba más nervioso ante él que corriendo».

De los Juegos de Barcelona se siente orgulloso de que se recuerde «todo lo bueno que fue todo aquello, mi foto entrando a meta y la de Kiko celebrando el gol en la final de fútbol. Mi final se desarrolló al contrario de lo que esperaba, pues creía que iba a ser rápida y sin embargo terminó siendo lenta», señaló Fermín.

Después llegaron la plata en el Mundial de Stuttgart'93 y oro en el Europeo de Helsinki'94. En la final de Atlanta 96, el marroquí Hicham El Gerrouj y el argelino Nourredine Morceli eran los grandes favoritos. Pero en la última vuelta, El Gerrouj se cayó y le dejó el camino libre a Morceli para ganar. Cacho fue segundo, aunque quizá pudo hacer algo más, porque tuvo que esquivar a su amigo y admirado El Gerrouj y ahí perdió algo de tiempo.

En 1997 firmó el récord de Europa en Suiza con una marca de 3:28.95, récord de Europa durante 16 años, hasta que Mo Farah se la arrebató en julio del año 2006 en Mónaco (3:28.81). Fue nombrado Mejor Atleta Español en 1991, 1992, 1996 y 1997. Y 'Mejor Atleta Europeo de la Historia', según reconoció la Federación Internacional de Atletismo en 1999.

«Todavía hoy hay poca gente que ha bajado de 3.30. Entre los atletas españoles de hoy nadie baja de 3'36 en el 1.500». Reside en Andújar desde hace muchos año y llegó a ser presidente del Iliturgi C.F. y actualmente trabaja como gestor de la cadena de centros deportivos Go fit. Y en estas fechas se está preparando para correr la próxima edición de la maratón de Sevilla.

 

Fotos

Vídeos