Tercera División

Crece en el Grupo IX el malestar por la diferencia de trato en Tercera División

El Antequera hará de abanderado de los clubes del Grupo IX./ANTEQUERA CF
El Antequera hará de abanderado de los clubes del Grupo IX. / ANTEQUERA CF

El Antequera ha hecho gestiones que han culminado en un comunicado del club a la RFEF pidiendo igualdad de normas en los grupos

JESÚS MUDARRAJAÉN

En España el trato de las administraciones al ciudadano varía y mucho dependiendo de dónde se resida. No es lo mismo votar en Canarias que hacerlo en Linares, ni recibe uno la misma educación en Extremadura que en Andújar al igual que no pagan los mismos impuestos un gallego y un tucitano. Por desgracia el fútbol, que suele ser reflejo de nuestra sociedad, no se libra de esta desigualdad, sobre todo en sus categorías más modestas.

Toca de cerca a la provincia de Jaén una situación ante la que los clubes del Grupo IX parecen estar diciendo basta y es que la Tercera División no es igual para todos en España. No es lo mismo contar con 18 jugadores en convocatoria ni tampoco el tener dorsales fijos durante la temporada.

En estas dos problemáticas reside el agravio del que se quejan clubes como el Antequera, que se está erigiendo como abanderado de la causa del Grupo IX. De hecho, el club malacitano, con su presidente Ángel Luis González Muñoz a la cabeza, va a dar traslado al secretario de la Real Federación Española de Fútbol de una problemática que tiene difícil explicación.

La norma de la RFAF es clara: las convocatorias en los grupos noveno y décimo de la Tercera División han de ser de 16 futbolistas. No se tiene en cuenta que un año más el Grupo IX contará con 22 equipo y 42 extenuantes jornadas de una exigencia cercana a la Segunda B, categoría en la que por cierto sí se pueden usar 18 jugadores en convocatoria. No es la única la categoría de bronce del fútbol español que cuenta con esta posibilidad, ni esta se aplica en todos los grupos de Tercera División españoles, ya que en el Antequera cuentan con pruebas de que en grupos como el 13 o el 14 se pueden hacer convocatorias más amplias y la mayor injusticia de todas reside en que, aunque la competición en esta categoría es autonómica, de ascender, los clubes del Grupo IX tendrán que medirse a otros equipos que sí han gozado de convocatorias de 18 durante la temporada.

De hecho esa norma en Andalucía solo se aplica a la Tercera División ya que clubes como el Villacarrillo o el Atlético Porcuna, que militan en la División de Honor, sí que pueden usar esos dos futbolistas más. No es moco de pavo la diferencia. Plantillas este año como la del Martos o el Real Jaén, que cuentan con un fondo de armario amplio, se verán con serios problemas a la hora de confeccionar las listas para cada uno de los encuentros, ya que serán muchos los jugadores descartados.

También supone un condicionante para el banquillo ya que no son las mismas posibilidades de variar un partido las que se tienen si hay cinco jugadores o siete esperando su turno. Y no hablamos de la dosificación de los esfuerzos que pueden hacer los entrenadores si cuentan con ese número de efectivos.

Dorsales

La misma diferencia de criterios existe con respecto a las equipaciones. En el Grupo IX los dorsales han de ser correlativos del uno al once en el equipo titular y de igual manera hasta el 16 en el banquillo. Esto no pasa en ninguna otra categoría, al igual que ocurre con las convocatorias, y supone un problema añadido, en lo que a planificación y adquisición de las equipaciones se refiere, para clubes modestos que bastante tienen con sacar adelante sus proyectos deportivos temporada tras temporada.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos