Fútbol Sala

Con los colmillos igual de afilados

El campeón del Mundo, Alan Brandi, celebra el tanto con el que abrió el marcador a los dos minutos de juego.
/IVÁN BALLESTEROS
El campeón del Mundo, Alan Brandi, celebra el tanto con el que abrió el marcador a los dos minutos de juego. / IVÁN BALLESTEROS

El Jaén Paraíso Interior FS supera al Osasuna Magna en un gran partido de los lagartos amarillos Los pupilos dirigidos por Dani Rodríguez fueron en todo momento mandando en el marcador ante un rival directo por los puestos de privilegio

JOSÉ ANTONIO GUTIÉRREZ JAÉN

Distintos lagartos, colmillos igual de afilados. El Jaén FS superó a un rival directo en la lucha por los puestos de privilegio en un gran partido que sirve para aventurar que en este curso los amarillos van a seguir destilando fútbol sala de mucho nivel.

0

0

En las últimas temporadas los duelos entre jienenses y navarros se han convertido en un clásico, dejando grandes momentos de fútbol sala. La pasada temporada ambos equipos se midieron en cuartos de final con triunfo jienense en sus dos partidos disputados en Jaén. Además, el choque tenía otro aliciente, el regreso de Javier García 'Chino', el MVP de la pasada Copa de España a la Salobreja.

Javier Lozano, presidente de la LNFS, hizo entrega a la Marea Amarilla del trofeo que la reconoce como la mejor afición del pasado curso liguero. Lo recogieron Luis Carlos, presidente de la Peña Los del 27, y Francisco González, vicepresidente de la Peña Olivo Mecánico. La misma afición que quiso mostrar su descontento por verse obligada a un exilio forzoso cuando toque retransmisión televisiva. Mostraron una pancarta en la que se podía leer
«Jaén, nuestra casa. No más exilios»..
Jaén Paraíso Interior FS
Espíndola, Mauricio, Rafa López, Alan Brandi y Carlitos. También jugaron Víctor Montes, Campoy, Ángel Bingyoba, Míchel, Ramon y Dani Martín.
CA Osasuna Magna
Asier, Martil, Usín, Saldise y Bynho. También jugaron Juninho, Chino, Eric Martel, Álex Diz y Llamas.
Goles
1-0, min. 2: Alan Brandi; 2-0, min. 14: Carlitos; 3-0, min. 18: Rafa López; 3-1, min. 20: Rafa Usín; 4-1, min. 26: Ángel Bingyoba; 4-2, min. 30: Llamas; 5-2, min. 36: Campoy; 5-3, min. 37: Rafa Usín; 6-3, min. 38: Rafa López.
Árbitros
Delgado Sastre y Rabadán Sáinz (colegio valenciano). Amonestaron a los locales Víctor Montes y Míchel y al visitante Eric Martel. Y expulsaron a Saldise con roja directa por parte de Osasuna Magna.

El primero en golpear fue el bloque amarillo al aprovechar un error de Asier en la salida. El rechazo le cayó a Alan Brandi que definió con precisión desde la mitad de la cancha. La Salobreja rugía con una sola voz. Un amarillo más a la hora de presionar y de trasladar aliento.

La intensidad del duelo iba ganando grados, como la temperatura. Camino del ecuador del primer round, Ramón tuvo un mano a mano, tras marcharse de Martil, que se le marchó alto.

La pizarra de Rodríguez

La pizarra de Dani Rodríguez estuvo a punto de dar fruto en un saque de banda que, con la espuela, Rafa López mandó al palo izquierdo de la portería defendida por Asier. Espíndola estaba mostrándose como un muro sólido y férreo ante las acometidas navarras. Su labor esta temporada, hacer olvidar al 'gigante' Dídac, no es tarea fácil. Ayer lo hizo con una nota muy alta. En el minuto 14 Carlitos amplió la renta amarilla. Definición inapelable con la zurda tras saque de esquina. Además, Osasuna Magna entró en el bonus fatídico de las cinco faltas cuando todavía quedaban cuatro minutos para llegar al descanso.

El Jaén Paraíso Interior FS sabe que cada temporada toca reinventarse. Sus mejores piezas, sus jugadores franquicia vuelan al no poder competir económicamente con los tres colosos del fútbol sala nacional. Pero Dani Rodríguez imprime un sello característico a este bloque que le hace contar con un estilo propio y fácilmente reconocible. El equipo jugaba ayer igual que en la recta final de la pasada temporada. Como si nada hubiera cambiado.

Dani Martín se gustó para dar una asistencia, cuyo dibujo solo el salmantino es capaz de imaginar, para habilitar a Campoy que no acertó con su remate. En la siguiente acción, Dani Martín se asoció con Rafa López en una transición que acabó en el tercer tanto jienense. Imanol Arregui no lo veía claro y pedía un tiempo muerto. A un minuto para el descanso los amarillos también tenían cinco faltas en su casillero.

Los navarros son un bloque que imprime mucho ritmo a sus partidos. Un conjunto eléctrico en el que la intensidad no se negocia. Directos en sus transiciones ofensivas, no suelen desaprovechar un regalo del rival. Si el adversario muestra debilidad o dudas la cuchilla está afilada. Un equipo siempre competitivo que desborda calidad individual para resolver sus duelos.

Rafa Usín lo demostró dando oxígeno a su equipo antes de enfilar el túnel de vestuarios. Acortó distancias con un lanzamiento lejano tras un saque de esquina (3-1).

Al Jaén FS le supo a poco el empate en el debut liguero en Antequera. Con la misma sensación llegaba el Osasuna Magna a La Salobreja después del reparto de puntos ante Peñíscola. Dos escuadras que quieren estar en la próxima edición de la Copa de España, que se disputará en Valencia, donde al tener boleto ya el Levante el número de plazas se reduce a siete. Habrá codazos por hacerse sitio a mediados de temporada.

El bloque dirigido por Dani Rodríguez, merecido premio Ramón Cobo de la RFEF, tiene por delante un Tourmalet en casa en esta primera vuelta del campeonato liguero. La primera cota, el CA Osasuna Magna de Chino. Después tocará Movistar Inter y Barça Lassa, posiblemente en otro escenario si hay retransmisión televisiva.

Magna Navarra salió, desde el principio, a morder lo más arriba posible. Buscaba un gol que le metiera cuanto antes en la pugna.

A balón parado el Jaén FS es letal. Lo demostró en otro saque de esquina en el que Campoy y Víctor Montes acabaron conectando con Ángel Bingyoba, al segundo palo, para firmar el cuarto tanto local.

El brasileño Espíndola se mostraba infranqueable. Hasta en tres ocasiones seguidas evitó el gol navarro. «¡De esta Salobreja no nos moverán!», coreaba la afición con una sola voz en la grada. Lo cierto es que este vetusto pabellón, pese a sus goteras y a haberse quedado obsoleto, imprime una magia especial. La Marea no quiere viajar por culpa de la televisión.

Sin bajar los brazos

Osasuna no estaba dispuesto a rendirse. Eric Martel cocinó una acción ofensiva que acabó con un rebote que cayó en los dominios de Llamas para hacer el cuatro a dos. Diez minutos para el final y había partido.

Poco después fue expulsado, con roja directa, Dani Saldise, en una acción en la que Rafa López robó el esférico y se marchaba para encarar a Asier completamente solo. Superioridad numérica amarilla para ganar tranquilidad. Carlitos estrelló la pelota en el poste y Dani Martín en el meta visitante. Osasuna aguantó los dos minutos.

Con 6.44 por jugarse Imanol Arregui apostó por jugar de cinco. Y en la primera acción Brandi se hizo con la pelota, la aguantó y sacó una falta, la sexta para que Carlitos disfrutara de un doble penalti. La inteligencia del argentino en cada acción clave es de otro nivel. Asier adivinó el lanzamiento.

El Osasuna no conseguía hacer daño y en uno de sus ataques Campoy robó el esférico y acertó con la jaula desde su campo. Quinto tanto jienense y una dosis extra de tranquilidad que duró solo unos segundos porque Rafa Usín acertó a colarla por la escuadra izquierda (5-3) con tres minutos para el final.

Pero en una contra de manual, entre Alan Brandi y Rafa López, cayó el sexto tanto de unos lagartos insaciables en ataque. La Marea Amarilla se puso en pie en el último suspiro y ovacionó a sus jugadores.

Fotos

Vídeos