Tenis de Mesa

Brillante papel del Tecnigen Linares en la fase de grupos de la liga europea de tenis de mesa

Kaludia Kusinka, a la derecha, demostró su condición de fichaje estrella este año en el Tecnigen Linares./ENRIQUE
Kaludia Kusinka, a la derecha, demostró su condición de fichaje estrella este año en el Tecnigen Linares. / ENRIQUE

La canterana de 14 años Lucía Aguayo hizo historia al convertirse en la primera linarense que gana un partido en esta competición

ÁNGEL MENDOZALinares

El Real Club Tenis de Mesa Linares vivió este fin de semana uno de los momentos más dulces de sus ya casi 30 años de historia. Y no sólo porque hayan pasado la fase de grupos de la liga europea ganando en casa todos los partidos, que también, es un hito espectacular, pero el plus lo puso una niña que responde al nombre de Lucía Aguayo y que se ha convertido en la primera linarense que gana un partido en la ETTU Women Cup, pero vayamos por partes.

El pabellón Andalucía vivió un ambiente espectacular, la ciudad se está enganchando cada vez más al tenis de mesa femenino y una cita como esta necesitaba de la respuesta del público. El primer encuentro las enfrentaba al Dos Toledos de Portugal y el Tecnigen Linares se presentó con su jugadora estrella, la polaca Klaudia Kusinka, junto a la rumana y número 2, Roxana Istrate, más la canterana Lucía Aguayo, apuesta arriesgada para el estreno.

La asiática Orawan Paranang era baja para este evento por encontrarse preparando los próximos partidos internacionales con la selección de Tailandia.

No se la echó en falta, triunfo del Tecnigen sobre las portuguesas con un 3-0 contundente. Kusinka y Roxana estuvieron perfecta, pero la joven linarense de 14 años Lucía Aguayo sorprendió jugando con una tranquilidad y madurez fabulosa para su edad, hasta doblegar a su oponente lusa.

Por la tarde llegaba el momento de medirse al TTC Nodo Ekeren de Bélgica y esta vez la canterana Judith Cobas tomó el relevo de Lucía, consiguiendo también el triunfo en su partido y completando la hazaña Kusinka y Roxana con otro 3-0 que clasificaba matemáticamente a Linares para la siguiente ronda.

Ya sin presión, les tocó el domingo por la mañana despedirse de su público contra el equipo luxemburgués del Nidderkäerjeng, que veía de ganar 3-1 al Nodo Ekeren y 3-0 al Dos Toledos. El duelo determinaría quién pasaba a la fase final como campeón de grupo y quién como subcampeón. Esta vez la veterana Gloria Panadero entró en escena y demostró que los años no pasan por ella, victoria contundente ante su rival, que sumado a los triunfos de Klaudia Kusinka y Roxana Istrare, pusieron otro 3-0 en el marcador del Tecnigen Linares y se cerraba un fin de semana de ensueño.

Inyección de moral para el club y para la plantilla, que en pocos días afronta el estreno liguero en Superdivisión sabiendo que están en condiciones de volver a pelear por el título de liga y copa, tras ser subcampeonas de ambas competiciones el año pasado.

«Ha sido un espectáculo impresionante. Cada partido en el pabellón ha tenido un ambiente espectacular, de verdad, qué maravilla», expresaba emocionado el presidente, Esteban Rodríguez, al finalizar el tercer partido y presentar Linares sus credenciales para intentar llegar, este año sí, a las semifinales de la copa europea.