Mundial 2018

Rusia 2018

Lopetegui manda ánimos a La Roja

Julen Lopetegui, durante su presentación como entrenador del Real Madrid. /Óscar del Pozo (Afp)
Julen Lopetegui, durante su presentación como entrenador del Real Madrid. / Óscar del Pozo (Afp)

«Todo lo mejor en este Mundial para Fernando y un magnífico equipo y grupo humano: nuestra selección de España», señala en Twitter el exseleccionador y nuevo técnico del Real Madrid

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Inequívoco apoyo de Julen Lopetegui a La Roja. Pese a su fulminante despido el miércoles, el exseleccionador español y nuevo entrenador del Real Madrid mandó un mensaje de ánimo a los que hasta hace dos días fueron sus pupilos y al nuevo preparador del combinado nacional, Fernando Hierro, poco antes del debut en el Mundial de España ante Portugal. «Todo lo mejor en este Mundial para Fernando y un magnífico equipo y grupo humano: nuestra selección de España. Nos sentiremos partícipes de toda vuestra fuerza, unión y pasión», señaló el guipuzcoano en su cuenta de Twitter.

Un mensaje en consonancia con el que lanzó el jueves durante su presentación como nuevo entrenador del Real Madrid. «A última hora nos han dejado fuera de un sueño, pero aún así a los jugadores les pido que sean profesionales porque tienen un objetivo maravilloso que es ganar la Copa del Mundo. Llegamos muy preparados a nivel físico y mental, estamos equilibrados y ojalá tengamos esa pizca de suerte para ganar el campeonato», manifestó el técnico de Asteasu.

«Por mi parte veré el partido de mañana (entre España y Portugal) y animaré como un español más porque me siento participe de este equipo. Harán un campeonato fantástico y seguro que traen la Copa», agregó el vasco en una intervención en la que se mostró muy dolido con la decisión del presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), Luis Rubiales, de destituirle tras el anuncio de su fichaje por el Real Madrid.

Torbellino emocional

Julen Lopetegui ha vivido un auténtico torbellino emocional desde que el martes el Real Madrid anunciase que era el elegido para tomar el relevo de Zinedine Zidane. Considera la entidad que el guipuzcoano, buen conocedor de la 'casa blanca' gracias a su paso primero como canterano, luego como tercer portero del primer equipo -con el que jugó un derbi ante el Atlético-, posteriormente como jefe de los ojeadores internacionales en una etapa en la que llegaron al club futbolistas como Marcelo o Higuaín y por último como técnico del Castilla, sumado a su buena relación con jugadores como Sergio Ramos, Carvajal, Isco, Marco Asensio, Nacho o Lucas Vázquez, a los que ha tutelado en La Roja, así como su buen hacer en el combinado nacional, configuran un perfil idóneo para tratar de prolongar la extraordinaria época de éxitos vivida con el marsellés, que se marchó tras ganar tres Champions, una Liga, dos Supercopas de Europa, dos Mundialitos de Clubes y una Supercopa de España.

Su reclutamiento desencadenó por contra un seísmo en la concentración de España. Horas después de oficializarse su fichaje por el Real Madrid, Rubiales optó por destituir al técnico, a dos días del estreno de la selección española en el Mundial de Rusia, sustituyéndole por Fernando Hierro. Una decisión contra la que cargaron el jueves tanto el propio Lopetegui como Florentino Pérez.

«Hemos obrado de manera profesional, aunque se quiera dar otra versión de una manera interesada y mediocre. Hemos sido profesionales, honestos y claros. Cuando los jugadores conocen la noticia hacemos prácticamente el mejor entrenamiento de la semana», sostuvo Lopetegui en su puesta de largo como nuevo técnico del Real Madrid. «Los jugadores lo supieron y lo asumieron fantástico. El grupo es magnífico, han pasado las de Caín en estos años, yo he tenido cuatro presidentes en la Federación y hemos sobrevivido con la fuerza del grupo y con esa fuerza volveremos a ser campeones», agregó el vasco.

«No hay un solo argumento que justifique que Julen no esté mañana (por este viernes) en el debut de España en el Mundial. Se ha frustrado el trabajo y el deseo de dos años, porque Julen tenía dos sueños perfectamente compatibles. Por un lado convertir a España en campeona del mundo y por otro entrenar al Real Madrid», adujo por su parte Florentino Pérez, que consideró que «la respuesta de Rubiales fue desproporcionada e injusta».

Fotos

Vídeos