Giménez rescata sobre la bocina a Uruguay

Giménez rescata sobre la bocina a Uruguay

Un gol del central en el minuto 89 da la victoria a los celestes sobre Egipto, que no pudo contar con Salah

AXEL GUERRA

Uruguay ha llegado al Mundial en plena transición, con un bloque en el que el seleccionador Óscar Tabárez combina la experiencia y el saber haber del bloque que alcanzó las semifinales de 2010 y ganó la Copa América de 2011 con una hornada de nuevos futbolistas debutantes en las grandes competiciones, que necesitan minutos de juego y partidos para hacerse bajo la protección de los veteranos como Godín, Cavani o Luis Suárez.

Como el alumno que llega a una clase nueva por primera vez, Egipto y Uruguay iniciaron su participación con más respeto y contención que juego y atrevimiento. El equipo africano no contó con su gran estrella Mo Salah ni un minuto y confió su suerte a su fortaleza defensiva y trata de sorprender a la contra a su rival, especialmente en la segunda parte, cuando el partido se comenzó a romper. Pero ausente el delantero del Liverpool, los esfuerzos ofensivos egipcios no pasaron de tímidas intentonas por sus limitaciones técnicas.

0 Egipto

Mohamed Al-Shenawi - Ahmed Fathi (cap), Ali Gabr, Ahmed Hegazy, Mohamed Abdel-Shafy - Amr Warda (Ramadan Sobhi 82), Tarek Hamed (Sam Morsy 50), Abdallah Said, Mohamed Elneny, Mahmoud Hassan - Marwan Mohsen (Kahraba 63). DT: Héctor Cúper (ARG)

1 Uruguay

Fernando Muslera - Guillermo Varela, José Giménez, Diego Godín (cap), Martín Cáceres - Nahitán Nández (Carlos Sánchez 58), Matías Vecino (Lucas Torreira 87), Giorgian De Arrascaeta (Cristian Rodríguez 59), Rodrigo Bentancur - Edinson Cavani, Luis Suárez. DT: Oscar Washington Tabárez.

Goles
: Giménez (89)
Árbitro
: Bjorn Kuipers (Holanda). Amonestó a Morsy (90+3) y Hegazy (90+6)
Incidencias
: Ekaterimburgo Arena. 27.000 espectadores

El plan uruguayo, en cambio, pasaba por esperar a que alguno de sus dos grandes goleadores aprovechasen alguna ocasión que debía llegar con el paso de los minutos. Pero no fue la tarde del delantero del Barcelona, inusualmente impreciso y torpón, y tampoco la del ariete del PSG, que primero se topó con el portero egipcio El Shenawy y luego con el poste. Entre los dos marraron cinco ocasiones claras de marcar.

Así las cosas, el combinado celeste –este viernes de blanco– recurrió al plan que siempre le ha funcionado, el de un equipo que nunca se rinde y que si por algo destaca es por su vena competitiva. Giménez, el jugador de la nueva generación que mejor encarna la Uruguay de siempre, fue el encargado de marcar de cabeza el gol de la victoria en el minuto 89, después de elevarse por encima de dos rivales en un saque de falta.

De esta manera, los uruguayos logran iniciar el Mundial con victoria por primera vez desde 1970 y comparten el liderato del grupo A junto a Rusia, mientras que los egipcios son colistas junto a Arabia Saudí y tendrán que esperar una mejor ocasión para conseguir su primera victoria en una cita mundialista. Quizá ya con Salah.

Después de este partido, Rusia y Uruguay lideran el grupo A con tres puntos y Egipto y Arabia Saudí son colistas. En la segunda jornada los anfitriones recibirán al combinado egipcio el martes 19 en San Petersburgo (20.00 horas, Telecinco), mientras que los Tabárez y Pizzi se enfrentarán un día más tarde, el miércoles 20, en Rostov (17.00 horas, Cuatro).

Más información

 

Fotos

Vídeos