Jornada 37

Dulce despedida a Xabi Prieto y Carlos Martínez

Oyarzabal, celebrando el gol con sus compañeros Xabi Prieto y Carlos Martínez. /Juan Herrero (Efe)
Oyarzabal, celebrando el gol con sus compañeros Xabi Prieto y Carlos Martínez. / Juan Herrero (Efe)

La Real Sociedad se impone con tantos de Oyarzabal, Canales y Willian José a un Leganés que fue de menos a más

EFESan Sebastián/Leganés

La Real Sociedad ganó su partido ante el Leganés y brindó una brillante despedida a dos jugadores emblemáticos que se van, Xabi Prieto y Carlos Martínez, que vivieron sus últimos minutos con la camiseta blanquiazul sobre el terreno de juego recién salidos de graves lesiones.

Antes, una vez se hubieron reconocidos ambos conjuntos, empezó la fiesta y fue Mikel Oyarzabal el primero que se unió a la misma al aprovechar un balón despejado por Champagne previo remate de Juanmi, para empujar el balón a gol.

Este tanto animó todavía más a la grada y llegó el mejor fútbol de los vascos, el que ha acompañado en Anoeta cada partido desde la llegada al banquillo de Imanol Alguacil, de forma que el encuentro cobró nueva vida.

El segundo tanto de los guipuzcoanos fue una obra de arte blanquiazul, iniciada por Rubén Pardo y continuada por Willian José para habilitar a Sergio Canales, que batió con mucha calidad la portería del Leganés, en el que puede haber sido también el último encuentro en Anoeta para el cántabro.

3 Real Sociedad

Rulli; Odriozola (Carlos Martínez, min. 87), Navas, Héctor, Rodrigues; Illarramendi, Pardo (Zurutuza, min. 65), Canales; Juanmi (Xabi Prieto, min. 83), Oyarzabal y Willian José.

2 Leganés

Champagne; Rico, Mantovani, Dos Santos, Bustinza; Omar (Beauvé, min. 81), Gumbau (Raúl, min. 71), Rubén Pérez, El Zhar (Brasanac, min. 46); Eraso y Guerrero.

Árbitro:
Medié Jiménez. Amonetó a Bustinza y Rico.
Goles:
1-0, min. 18: Oyarzabal. 2-0, min. 25: Canales. 2-1, min. 27: Rico. 2-2, min. 52: Guerrero. 3-2, min. 77: Willian José, de penalti.
Incidencias:
19.981 espectadores acudieron a Anoeta a despedir a Xabi Prieto y Carlos Martínez en una tarde lluviosa. En el minuto 10, coincidiendo con el dorsal de Prieto, los aficionados le dedicaron una sonora ovación al capitán que estaba en el banquillo. El equipo donostiarra también lució la camiseta con el escudo sustituido por una imagen de Prieto.

Los donostiarras lo festejaron con tal fruición que dejaron de hacer los deberes. Un regalo en el centro de campo un minuto más tarde a Guerrero le permitió al delantero del Leganés plantarse solo ante Rulli, su remate lo despejó desde la línea de gol acrobáticamente Kevin Rodrigues, pero ahí estaba Diego Rico para aprovechar un pase de cabeza del propio Guerrero y acortar las distancias.

Fiesta

La segunda parte empezó fenomenal para el equipo de Asier Garitano, mirado de reojo por la afición 'txuri urdin' ya que es una de las opciones de banquillo para la próxima temporada, porque su equipo fue claramente a por la victoria y empató en el minuto 52 con un gol de Guerrero que se desquitaba así de no haber podido marcar en la primera mitad en dos claras ocasiones que tuvo.

Los locales se descompusieron con ese tanto y fue el equipo madrileño el que llegó más y mejor a la portería rival hasta que Prieto salió a calentar para jugar sus últimos minutos con la camiseta blanquiazul.

El penalti, pitado con suspense por Medié Jiménez, no podría ser lanzado por el mejor especialista europeo en los últimos años porque Prieto estaba en la banda y fue el brasileño Willian José quien lo ejecutó con gran precisión para elevar el 3-2 que devendría en definitivo.

La entrada del capitán, que recogió el brazalete de Illarramendi, metió a Anoeta en una fiesta a siete minutos para el final en el que el marcador, que no se movió, pasó a un plano totalmente secundario y la que se unió, a falta de tres minutos para el final, el otro agasajado, Carlos Martínez, para emocionarse sobre el césped junto a sus compañeros.

Fotos

Vídeos