Jornada 25

Rodrigo, el 'ingeniero' rojiblanco

Rodrigo, en un partido en el Wanda Metropolitano./At.Madrid
Rodrigo, en un partido en el Wanda Metropolitano. / At.Madrid

El madrileño se enfrenta en el Wanda Metropolitano al equipo que le dio la oportunidad de conseguir su sueño de ser futbolista y al que siempre estará agradecido

ICÍAR MUÑOZMadrid

Rodrigo Hérnandez dejó tocado y hundido al Villarreal tras su salida del 'submarino amarillo', el equipo que le dio la oportunidad de brillar en la Liga y que no encuentra todavía su pilar fundamental en el centro del campo.

Los comienzos de Rodrigo en el mundo del fútbol son más que conocidos. El centrocampista tuvo que buscar fuera de su ciudad la oportunidad de triunfar y llegó al 'submarino', en el que ingresó como alevín. El jugador estuvo hasta juveniles en la cantera rojiblanca pero el cambio en la dirección de la misma -Julián Muñoz asumió el puesto-, hizo que se marchara del equipo de sus amores.

En el club entendían que físicamente estaba en desventaja con sus compañeros, pero desde los despachos del Atlético de Madrid se acabaron llevando las manos a la cabeza cuando vieron despegar al madrileño. Por ello no se lo pensaron dos veces y pujaron por el mediocentro internacional, que tenía muchos pretendientes, entre ellos el Barcelona.

Con tan sólo 22 años está llamado a ser el nuevo Busquets. El jugador demuestra en cada partido lo importante que es para su equipo, ya que el Atlético, al igual que el Villarreal, se ha lamentado y mucho cuando no ha tenido a Rodri a disposición, puesto que era el jugador que necesitaba Simeone para suplir la marcha del capitán Gabi.

Cuando llegó al club colchonero no le tembló el pulso. Decidió llevar en su espalda el número 14, un dorsal que han llevado pesos pesados del equipo como su entrenador, Diego Pablo Simeone, y Gabi, del que tomó el testigo y de qué manera. Pese a no resultarle nada fácil sufrir la dureza de Simeone, el madrileño respondió a las órdenes del técnico argentino para ganarse la titularidad. Un futbolista joven pero que ha demostrado seriedad, seguridad, gran criterio en la distribución de la pelota y un enorme instinto para robar balones, cualidades por las que se ha ganado el corazón de los rojiblancos.

Este domingo se enfrenta al equipo que le acogió con los brazos abiertos, pero esta vez la alegría tendrá que ofrecérsela a su actual afición. Además, se volverá a reencontrar con su entrenador en las categorías inferiores del Villareal y también el que le vió crecer para ser el jugador que es hoy. Rodrigo siempre ha estado agradecido al equipo castellonés, pero ahora espera disfrutar, reinar en Europa con la elástica rojiblanca y soñar con conseguir titulos como internacional.