Atlético

Griezmann refleja el optimismo del Atlético a una semana de la Supercopa

Antoine Griezmann. / Foto: Guillaume Horcajuelo (Efe) | Vídeo: Europa Press

El delantero francés alaba «la ilusión y las ganas de todos» y «el esfuerzo del club en los fichajes» en un año clave para el proyecto rojiblanco

MIGUEL OLMEDAMadrid

La 2018/19 será la temporada del Atlético de Madrid. Al menos eso esperan en el Metropolitano. Esta vez sí. Confían de verdad en que tras siete años de terapia en el diván del Cholo son capaces de ganar la Liga de Campeones, el eterno deseo que ya se les escapó dos veces de entre los dedos. El próximo 1 de junio, además, el Wanda acoge la final en su bautismo internacional.

Griezmann no quiere perdérsela y por eso renovó su contrato con el Atlético antes del Mundial. Pesaron el ofertón económico del club, que le convirtió en el mejor pagado de su historia; la insistencia de Diego Godín, su 'hermano' del mate; y un proyecto deportivo que no envidia a nadie en Europea.

Su amigo Thomas Lemar fue la guinda, tras arrebatárselo por 70 millones a potencias financieras como el Liverpool y el Arsenal. También llegaron Rodri, Santiago Arias y Gelson Martins (y Adán y Nahuén Pérez), los tres con cartel continental. El siguiente en aterrizar será el '9' croata Nikola Kalinic, que este miércoles podría hacerse oficial como recambio de Kevin Gameiro.

«Es ilusionante. El club ha hecho buenos fichajes y un gran esfuerzo económico. Con Simeone seguro que va a funcionar. Tenemos confianza y con el trabajo que hacemos día a día podemos aspirar a muchas cosas», reconoció Griezmann en la web del Atlético tras incorporarse el lunes a los entrenamientos como flamante campeón del mundo.

Dos meses antes había ganado su segundo título con la rojiblanca, la Europa League ante el Marsella, y en una semana puede ganar un tercero, la Supercopa de Europa frente al Real Madrid. Su concurso, eso sí, todavía está en el aire: «Nos faltan entrenamientos juntos, pero todos estamos con ganas. Le pediré al entrenador que me deje jugar algunos minutos (el sábado 11 ante el Inter de Milán) para llegar con más rodaje al día 15».

Después de ganar el Mundial, «que es lo máximo a lo que puede aspirar un futbolista», a Griezmann le quedan el Balón de Oro, en cuya carrera parte desde la 'pole', la Liga y la Champions. Confía en que esta sea su temporada y la afronta «con mucho ánimo e ilusión». De su espíritu se contagia todo el Atlético, por primera vez en años sin complejos frente al Real Madrid.

Fotos

Vídeos