Jornada 34

Noche señorial para el Barça

Dembélé y Coutinho celebran uno de los cinco goles ante el Villarreal. /Reuters
Dembélé y Coutinho celebran uno de los cinco goles ante el Villarreal. / Reuters

El campeón golea al Villarreal con un doblete de Dembélé y otro gran partido de Iniesta y está a dos pasos de acabar la Liga invicto

JESÚS BALLESTEROS

El Barcelona sigue de celebración. El equipo de Ernesto Valverde se dio un festín a costa de un Villarreal que se vio desarbolado de salida y al que le faltaron recursos para poner en apuros al conjunto azulgrana. Coutinho, Paulinho, Messi y Dembélé, en dos ocasiones, dieron colorido a una goleada que acerca al Barça al reto histórico de acabar la Liga invicto.

Fue una noche plácida y festiva para el campeón. El Villarreal le recibió con el pasillo que le negó el Real Madrid el domingo y no le discutió en todo el encuentro. La goleada culé tuvo muchos protagonistas, pero por encima del resto brilló Dembélé. El extremo francés dejó detalles del jugador que maravilló en el Borussia Dortmund y que llevó al Barça a pagar una cifra multimillonaria por su fichaje. Fabricó el primer gol en una buena acción individual, puso contra las cuerdas en numerosas ocasiones a Jaume Costa y marcó los dos últimos tantos de su equipo.

No tuvo piedad el Barça del rival pese que se presumía que era un partido clandestino, olvidado ya por todos en la ciudad condal teniendo en cuenta las circunstancias del campeonato liguero. Pero el 'submarino amarillo' debía defender aún su sexta plaza en la clasificación para evitar una sorpresa mayúscula y desagradable en este tramo final de Liga. La ventaja con su perseguidor, el Getafe, es de cinco puntos con seis aún en juego y muy grande debe ser la pájara del Villarreal para evitar la carambola.

5 Barcelona

Cillesen, Semedo, Piqué (Mina, min. 80), Vermaelen, Digne, Busquets, Iniesta (Luis Suárez, min. 61), Paulinho, Coutinho, Dembélé y Messi.

1 Villarreal

Asenjo, Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa, Trigueros (Javi Fuego, min. 57), Rodri, castillo, Fornals, Cheryshev (Sansone, min. 46) y Bacca (Ünal, min. 70.

ÁRBITRO:
Sánchez Martínez (Murciano). Amonestó a Víctor Ruiz, Javi Fuego y Mario.
GOLES:
1-0. min. 11. Coutinho. 2-0. min. 16. Paulinho. 3-0. min. 45. Messi. 3-1. min. 54. Sansone. 4-1. min. 87. Dembélé. 5-1. min. 93. Dembélé.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la 34ª jornada de Liga, aplazado por la final de la Copa del Rey, disputado en el Camp Nou. 54.743 espectadores. El Villarreal hizo el pasillo al Barça por el título de Liga y entregó un regalo a Iniesta en reconocimiento a su trayectoria.

Era tarde para rotaciones y minutos para los menos habituales. Aunque también de retos y homenajes. Y es por eso, que el Barça no dio tregua alguna a su rival. Su propia historia, el orgullo de seguir ganando y dejando huella en la historia del fútbol nacional eclipsó la necesidad del Villarreal.

Las rotaciones, los menos habituales, quedaron ensombrecidos por los de siempre. El '10' no entiende de planes alternativos porque quiere ser el máximo anotador continental a toda costa. Cada bala es una oportunidad para cerrar el galardón de la Bota de Oro y Valverde le sacó de inicio sobre el verde. Eran Messi e Iniesta y nueve más, porque el manchego tampoco quiere perderse ninguna de las poquísimas ocasiones que tiene para disfrutar de la elástica azulgrana.

Cada uno de los partidos o actos que se celebran alrededor del Barça son un homenaje. Fue tarde-noche de ellos, desde las señoriales tablas de un teatro malagueño hasta las gradas de un Camp Nou que no se cansa de ver todo lo que son capaces de ofrecer la dupla de pequeños genios que enamoran más allá de las fronteras propias del corazón culé.

El tercer gol azulgrana, justo antes del descanso, es el mejor ejemplo de lo visto sobre el césped de los quilates que Messi e Iniesta portan en este equipo. Lástima del adiós del capitán, que relame cada instante como si fuese el último. Por desgracia para todos, lo son. El argentino y el manchego, que antes daría otra asistencia de gol, conectaron en el área para batir a Asenjo y dejar el choque sentenciado justo antes de que el colegiado dijera que ya era tiempo de descanso.

Para ese momento, el Barça había mostrado que no entiende de partidos intrascendentes y busca con ahínco acabar la Liga sin perder ni un solo partido. Los menos habituales querían agradar y dejar un grandísimo sabor de boca en la penúltima cita en el Camp Nou. Coutinho y Paulinho marcaron a menos del cuarto de hora para recordar que el curso que viene son piezas a tener muy en cuenta.

Sea como fuere, si algo ha demostrado Javi Calleja con este Villarreal es su capacidad de reacción y superar malos tragos. Ha defendido con uñas y dientes, y mucho fútbol, esa plaza europea que tiene a un punto de cerrar. Y ante el Barça, buscó la pelota, el mejor camino que ambos conjuntos conocen, para poner en algún apuro al campeón.

Tras el descanso, el Villarreal acosó al titular Cillesen, al que buscó con agonía en los primeros minutos. El recién salido Sansone iba a tener la suerte que no tuvieron antes ni Bacca, ni Castillejo ni Pablo Fornals, de los más activos del duelo. Precisamente, de un tiro del castellonense llegaría el gol del Villarreal tras golpear el disparo en Sansone y desviarlo para mala fortuna del portero holandés del Barcelona. Fue lo justo que hizo el Villarreal antes de que Dembélé completara la 'manita' con un doblete que debe ser su punto de partida definitivo.

Fotos

Vídeos