Los árbitros, el equipo 21 de la Liga

Carlos Velasco Carballo, presidente del CTA, y Carlos Clos Gómez, director de videoarbitraje./Rodrigo Jiménez (EFE)
Carlos Velasco Carballo, presidente del CTA, y Carlos Clos Gómez, director de videoarbitraje. / Rodrigo Jiménez (EFE)

«El objetivo sería la desaparición del VAR porque no existiese el error», bromeó Carlos Velasco Carballo, presidente del CTA

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

«Me gustaría que viéseis a los árbitros como el equipo 21 de la Liga», comenzó diciendo Carlos Velasco Carballo a los medios presentes en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Y es que al presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) le cambió la cara justo en el momento en el que dejó de lado la denuncia de Mediapro para centrarse en la presentación de la temporada arbitral 2019-20, la segunda con videoarbitraje (VAR).

«Vengo muy feliz porque podemos asegurar que este fin de semana la Federación Española de Fútbol (FEF) hará historia, de la que los árbitros tenemos un trocito además. No hay otra organización en el mundo que haya sido capaz de videoarbitrar dos categorías diferentes con un nivel de producción como el que tenemos. Hemos probado ya en la mayoría de estadios con cámaras y con nuestra sala de videoarbitraje (VOR) al mismo nivel de exigencia que el de un partido», señaló Velasco Carballo, que aseguró al 100% el normal funcionamiento del VAR en un fin de semana en el que regresa el fútbol de Primera y Segunda.

Más allá del videoarbitraje, del que el jefe de los árbitros comentó jocosamente que el objetivo es su desaparición ante la ausencia del error, Velasco Carballo sacó pecho de su equipo arbitral, que fue desfilando por las pantallas de uno en uno al más puro estilo de una presentación televisiva, y recordó la presencia de árbitros españoles en la Eurocopa sub-21, el Mundial sub-20 y el Mundial femenino, los grandes eventos futbolísticos del verano.

Más información

El presidente del CTA puso en valor una vez más el enorme grado de preparación del colectivo arbitral español y explicó el intenso trabajo estival en materia de formación, marcado por hasta cinco seminarios para los árbitros de Primera, Segunda, Segunda B y Primera femenina, así como para delegados e informadores.

La exigencia en el fútbol de primer nivel es cada vez mayor y esa evolución no es ajena a los árbitros, cuya preparación cuenta además con entrenamientos integrados de VAR que combinan el aspecto físico con la precisión de la aportación tecnológica. La condición de cada colegiado es examinada mediante GPS y monitorizada en una plataforma de seguimiento con análisis médicos y de rendimiento físico, informes y pruebas de esfuerzo. Además, se ha hecho una especial incidencia en la formación 'off-line' (Sin comunicación entre el VOR y el árbitro principal) con 140 partidos, y en vivo, con otros 105 encuentros y varios torneos.

Sin embargo, no sólo los árbitros principales cuentan con modernos métodos de entrenamiento, puesto que se han implementado sesiones específicas para asistentes, llamadas 'Instant Feedback'. En ellas se provocan constantemente jugadas de fuera de juego y una vez juzgadas varias de ellas a simple vista, se comprueba el nivel de acierto en unas pantallas ubicadas en el centro del campo.

Toda esta combinación de preparación física y formación técnico-táctica tiene unos objetivos principales, que según palabras de Velasco Carballo, pasan por «proteger a los jugadores y la imagen del fútbol, dotar de consistencia y uniformidad a las decisiones arbitrales, reducir los errores y mejorar el control del tiempo añadido y evitar las pérdidas de tiempo».

Protocolo del VAR

Por otra parte, se mantiene uno de los aspectos controvertidos del VAR, como es su protocolo de actuación, puesto que el videoarbitraje seguirá interviniendo única y exclusivamente en errores claros y manifiestos. Sin embargo, mejora en la interconexión con los espectadores, al mostrar las líneas del fuera de juego ya no sólo cuando se cambia la decisión inicial del árbitro, sino también cuando se mantiene la decisión e incluso si no hay intervención del videoarbitraje pero la jugada es controvertida.

Ya en aspectos concretos del juego, el colectivo arbitral quiere poner especial énfasis en evitar cualquier tipo de juego brusco. Así, se castigarán con amarilla las acciones de pie sobre pie y entradas al talón de Aquiles y por detrás y se mostrará la roja ante cualquier jugada que ponga en riesgo la integridad física del contrario. También será sinónimo de expulsión el uso de los brazos como arma, quedándose en amonestación los toques con las manos en la cara del contrario cuando el objetivo sea de protección y en función de la intensidad del gesto. Unos matices que el colectivo arbitral ha querido explicar mediante jornadas de formación para jugadores, técnicos y medios en las que plantear dudas y exponer opiniones.

Hawk-Eye, la nueva tecnología del VAR

Después de imponerse en el concurso para la concesión del videoarbitraje a Mediapro, Hawk-Eye será esta temporada la empresa encargada de dotar al Comité Técnico de Árbitros del equipamiento tecnológico necesario para el correcto funcionamiento del VAR.

Desarrollado en Inglaterra, el sistema ha llegado hasta a 25 deportes y actualmente es la tecnología que se emplea en el 90% de los partidos de fútbol que cuentan con VAR, ya que ha trabajado con FIFA, UEFA y las grandes ligas europeas. Ofrece además otros servicios como la línea del gol o el fuera de juego automático.