LEB ORO

La regularidad tiene premio

Bortolussi pelea en la zona junto a Pardina. /ALFREDO AGUILAR
Bortolussi pelea en la zona junto a Pardina. / ALFREDO AGUILAR

El Covirán calca en la segunda vuelta sus números de la primera y asegura unos 'play offs' en los que se medirá al Palma, el segundo mejor equipo tras el ecuador

Juanjo Martín
JUANJO MARTÍNGranada

Pablo Pin afirmó allá por el mes de enero en una entrevista a IDEALque «será complicado repetir las diez victorias de la primera vuelta», justo después de que el Covirán alcanzara el ecuador liguero con un fantástico balance de 10-7. El entrenador granadino, prudente al prever un mayor nivel de los adversarios en la segunda manga tras los fichajes efectuados por el resto de equipos, ha visto cómo sus hombres han vuelto a llevarle la contraria. Al igual que cuando predijo que esta temporada iba a haber más derrotas que alegrías, el técnico falla de nuevo –y con gusto– en su pronóstico dado que su plantel ha rendido igual de bien en la segunda parte de la campaña que en la inicial.

El Covirán ha calcado sus números en este curso de debut en la LEB Oro. El cuadro rojinegro ha sumado diez victorias en cada una de las mitades, lo que denota una regularidad de la que pocos pueden presumir y lanza al aire la pregunta de qué habría pasado en el caso de que las lesiones no se hubieran cebado de esa manera con las huestes nazaríes. Esa plaga de percances físicos frenó un poco el ritmo de la escuadra granadina durante un par de meses, si bien no lo suficiente para evitar que sellara con toda justicia su presencia en los 'play offs' a la ACB.

Entre los clubes más constantes destaca el Betis, líder intratable que con quince victorias en cada manga certificó su regreso a la élite con varias jornadas de antelación. También ha sido fiel el Bilbao (12-5 en cada vuelta) y el Ourense, que ha igualado los registros del Covirán y también luchará en las eliminatorias de ascenso. En cambio, el Palencia ha ido a menos en la segunda vuelta, en la que ha ganado tres partidos menos que en la primera, si bien su pasaporte a la postemporada estaba garantizado y su derrota en el Palacio (73-60) sólo le relegó un par de puestos en la tabla.

El resto de contendientes en los 'play offs' han mejorado sus prestaciones tras rebasar el ecuador, por lo que llegan en un buen momento. El Oviedo ha pasado de doblegar a diez rivales en la primera parte a hacerlo en doce durante la segunda, un crecimiento similar al del Valladolid. El conjunto de Paco García estaba fuera de los nueve primeros con 9-8, aunque reaccionó a tiempo y con once triunfos en la segunda manga se elevó hasta la sexta posición. En cuartos se enfrentará a un Melilla que, tras firmar 10-7 al principio, ha subido ligeramente su rendimiento para lograr un 11-6 en la segunda manga.

Eso sí, por encima de todos esos incrementos surge la metamorfosis del Iberojet Palma. Después de decepcionar en la primera parte del campeonato –undécimo con 8-9 de balance–, los fichajes de Gluditis y Barac cambiaron por completo la cara al plantel dirigido por Félix Alonso. Todo el mundo presagiaba una reacción de la entidad balear y esta se materializó en una segunda vuelta en la que sumó catorce victorias en diecisiete partidos.

Únicamente Valladolid, Prat y Cáceres pudieron batir en sus respectivos feudos a un Palma que ganó todos sus encuentros como local tras el ecuador, incluidos los disputados ante Betis (92-58) y Bilbao (67-45). Esa solidez balear en Son Moix será la que debe asaltar el Covirán para que el sueño de los 'play offs' no pierda intensidad en una eliminatoria en la que los nazaríes jugarán los dos primeros envites en Mallorca.