LEB Oro

El hallazgo marroquí de Earl Watson y el año más nómada de Diego Kapelan

Diego Kapelan, un tirador certero /Melilla Baloncesto
Diego Kapelan, un tirador certero / Melilla Baloncesto

El Ourense encontró el verano pasado a Watson en la liga marroquí, mientras que Kapelan, tras salir de la LEB, no encontró la estabilidad

JOSÉ MANUEL PUERTASGranada

A veces una buena búsqueda de mercado reporta sorpresas donde uno no lo cree. Earl Watson pasó en la temporada 2017/18 por la débil liga marroquí, concretamente en el IRT Tánger. Es allí donde lo ficha Gonzalo García de Vitoria para el Ourense, asumiendo los riesgos del enorme salto de calidad entre la competición magrebí y la LEB Oro. Recuerda el entrenador que «mi primer contacto es por Roope Ahonen ya que fueron compañeros en el Kolossos de Rodas, donde Watson jugó muy poco, pero Ahonen me habla muy bien de él». A partir de ahí comienza el interés en el de Fort Pierce, aunque «realmente ves sus vídeos y no se corresponde con lo que hemos visto este año», apunta. En todo caso, un fichaje de éxito para los orensanos en un lugar tan inesperado como Marruecos.

Por lo que respecta a Kapelan, la temporada pasada no fue la más estable de su carrera. El escolta jugó hasta en cuatro países, Lituania, Argentina, México y Canadá, en una historia que comienza cuando, tras acabar su contrato en Melilla, «él quería jugar en un club donde tuviera la oportunidad real de subir a ACB, y al no tener interés de Betis ni Bilbao, decide salir de la LEB donde no quería jugar por jugar», recuerda su antiguo entrenador, que admite la «sorpresa» de su marcha al Siauliai lituano, «una liga donde realmente hay solo tres equipos competitivos». A partir de ahí, «tuvo mala suerte con las decisiones durante el año», pero «su fortuna es que tiene gran cartel en España, y ahora vuelve buscando ese proyecto con capacidad para ascender porque quiere recuperar su mal año a nivel económico y deportivo», sentencia García de Vitoria.