LEB Oro

Un gran Olmos guía al Covirán

Olmos anota a una mano, sumó 18 puntos anoche. /
Olmos anota a una mano, sumó 18 puntos anoche.

Trabajada victoria de los granadinos, la décima, en un partido igualado en el que el 'center' hace un traje a los pívots locales

OPTAPALENCIA

Un gran Olmos guió hacia la victoria a Granada. El 'center' del cuadro granadino superó en todas las facetas a Urko y Cvetinovic y cosió un traje a los interiores palentinos. El Palencia se acercó en el marcador solo cuando Olmos descansó. El marcador lo abrió Granada con un parcial 0-4 de salida. El ex de Palencia, Sergio Olmos, salió a dominar la pintura y consiguió dos canastas consecutivas, una de ellas en semigancho de bella factura. Rápido reaccionaron los de Alejandro Martínez. A dos para el final del primer cuarto, Rodríguez, desde el lanzamiento de tres, ampliaba la diferencia a favor de Granada, 11-16. Posteriormente, Rubio desde el 4,60 anotaba dos tiros libres que hacían presagiar un final de primer cuarto favorable para los nazaríes, pero un parcial 5-0 en el último minuto dejó el primer asalto, 17-18.

76 Palencia

Jorge Sanz (2), Grimau (15), Vasturia (19), Urko (5) y Gustis (5). También jugaron Zubizarreta, Hermanson (16), Toledo, Cvetinovic (12) y Koné (2).

79 Covirán

Pérez (7), Marín (13), Cobos (11), Iriarte y Olmos (18). También jugaron Corts (8),Bortolussi (11), Rodríguez (5), Wright (2), Pardina y Rubio (4).

Parciales
17-18, 33-35, 46-50, 76-79
Árbitros
José María Terreros San Miguel, Paula Lema Parga y Rodrigo Garvin Domingo. Sin eliminados.
Incidencias
Pabellón Municipal de Deportes de Palencia, 4000 espectadores.

En un comienzo en el que Palencia salió apretando apareció la muñeca de Bortolussi para con un triple devolver la ventaja a Granada 22-23. El acierto desde el perímetro dio aire a los pupilos de Pablo Pin.

De nuevo, Corts desde más allá del 6,75 ponía por delante a los visitantes 25-26. El tercer triple consecutivo lo hizo Cobos para el 27-29. Sin duda, el torrente ofensivo de los granadinos lo copó por momentos esa amenaza exterior ante la que los morados no encontraban soluciones. Aun así, Chocolates Trapa no entregó la cuchara y a base de correr e implantar su estilo empató la contienda a 29 con un contragolpe culminado por Cvetinovic con un mate a 3:39 para el asueto. Poco a poco, Covirán Granada fue perdiendo el acierto en el tiro exterior, pero por contra dominaba el rebote largo que le brindó segundas opciones en ataque. Al igual que sucedió al comienzo del partido, Olmos y sus fundamentos fueron una bombona de oxígeno para Granada. Dos canastas consecutivas del center abrían ligeramente la brecha para Granada con el 29-33. La última bola de la primera parte fue para Palencia con 33-35 con un tiro de Vasturia en suspensión que escupió el hierro.

La segunda mitad comenzó con un triple de Vasturia que después de un tiempo volvía a poner a Chocolates Trapa Palencia por delante. A renglón seguido, fue Gustys quien desde la pintura cerraba un parcial de 5-0. Ese parcial le aumentaba Vasturia con otro triple que obligó a Pablo Pin a pedir tiempo muerto a 6:57 para el final del primer cuarto con el marcador 41-35.

El Covirán Granada, que dispuso de buenas situaciones de tiro debajo del aro, falló hasta seis tiros fáciles en este cuarto que hubiese permitido a los andaluces dominar el marcador. Tan sólo Olmos jugando situaciones de poste bajó era el referente para hacer daño en forma de anotación. Marin con un tiro en suspensión cerró un parcial de 3-12 para Granada a 1:42 para el final del tercer cuarto que obligó a Alejandro Martínez a pedir tiempo muerto. La última canasta del tercer cuarto la logró Marín con un triple que dejaba el partido 46-50 y las espadas en todo lo alto.

El último cuarto empezó con tres tiros libres convertidos por Hermanson tras recibir una falta en el lanzamiento de tres que puso a rebufo a los de Alejandro Martínez 49-50. Marín tomó el mando del ataque y, tras una gran penetración, puso el 51-57. Alejandro Martínez decidió a falta de siete minutos del partido jugar sin bases. Prescindió de Jorge Sanz para jugar con Vasturia en el puesto de uno y en la primera jugada el americano perdió la bola y Bortolussi culminó el contragolpe con una bandeja para el 54-61 que obligó al técnico isleño a pedir tiempo muerto. Con Urko y Cvetinovic Pon sacó a Olmos para, con sus centímetros, hacer daño a los postes de Palencia. Aun así, el Covirán no acabó de matar el partido y ,en medio de la anarquía atacante de Palencia, apareció el inagotable talento ofensivo de Vasturia quien, con otro triple, volvía a poner a los locales a rebufo 61-63 para obligar a pedir tiempo a Pin a 4:00 para el final. Granada buscó una y otra vez a Olmos por dentro, que siempre ganaba la batalla a Urko y Cvetinovic. El partido entró en el último minuto con 67-72. Vasturia ganó un rebote a Olmos y el pívot hizo falta. Vasturia se fue al tiro libre y convirtió los dos para el 69-72. A renglón seguido, Olmos se redimió con una canasta muy meritoria que ampliaba el marcador al 69-74 y dejaba el partido visto para sentencia. Al final, el choque entró en un intercambio de personales, pero Granada se mostró firme.

 

Fotos

Vídeos