LEB ORO

Un éxito construido desde la defensa

Iriarte y De Cobos presionan a un jugador del Palencia./A. Aguilar
Iriarte y De Cobos presionan a un jugador del Palencia. / A. Aguilar

El Covirán accede a los 'play offs' habiendo encajado 70 puntos o menos en la mitad de sus partidos durante la Liga regular

Juanjo Martín
JUANJO MARTÍNGranada

El Covirán selló su clasificación para los 'play offs' con su victoria sobre el Palencia (73-60), un partido en el que volvió a evidenciarse la maestría del cuadro nazarí para atorar los ataques de los rivales hasta el punto de convertirles en totalmente inocuos. Pablo Pin siempre hace hincapié en el esfuerzo que deben hacer sus hombres en pista trasera y gracias a eso se ha podido labrar el éxito de luchar por el ascenso a la ACBen su campaña de debut en LEB Oro.

Los números así lo demuestran. La mejor defensa del campeonato durante la Liga regular ha sido la del Bilbao, con 69'3 puntos encajados de media. El registro de los rojinegros es ligeramente superior (71'2) y ocupa el cuarto puesto en el global de la Liga, si bien ha estado a la altura del conjunto vasco durante la mitad de sus compromisos. De los 34 encuentros que ha disputado hasta la fecha, en diecisiete de ellos ha logrado dejar a su oponente con 70 puntos o menos y sólo una vez eso no le valió para vencer.

La excepción a esa 'regla' de que una buena defensa garantiza el triunfo la protagonizó el Melilla en la segunda jornada del curso (67-53). Para entonces, el Covirán aún no había ajustado sus piezas y acusó el primer duelo intersemanal tras su trabajado triunfo en la apertura sobre Ourense (68-64). La escuadra gallega fue la primera víctima de la asfixiante defensa planteada por los nazaríes este año y de la que después dieron cuenta Canoe (87-60), Castellón (69-78), Lleida (79-63), Coruña (93-59), Palma (60-78), Prat (85-54) y Cáceres (67-64) en la primera vuelta de la campaña.

Una vez rebasado el ecuador la tónica no cambió demasiado y el Covirán continuó apretando el cuello de sus contrincantes hasta ahogarles y dejarles 'ko'. Eso fue lo que hicieron los nazaríes frente a Araberri (86-59), Canoe (53-66), Barça B (73-53), Castellón (70-59), Huesca (87-64), Prat (61-76), Bilbao (72-70) y Palencia en este último capítulo de la fase regular (73-60). En él, la cantidad de puntos recibidos podría haber sido incluso menor de no haber mediado la relajación de los anfitriones, que en el último cuarto se tomaron un respiro tras ponerse veintitrés puntos arriba (73-50).

La magnitud de la sobresaliente labor del plantel de Pablo Pin en defensa queda de relieve al comprobar que en casi un 25% de sus encuentros ha limitado a su adversario a apenas 60 puntos, una cifra irrisoria. Canoe por partida doble, Coruña, Palma, Prat, Araberri, Barça B y Palencia se dieron de bruces contra la defensa nazarí, que rayó a un nivel especialmente eficaz en esas citas en la que hay clubes descendidos pero también algunos que disputarán los 'play offs', lo que eleva el caché de la proeza del Covirán. Es el caso de Palencia y Palma, el oponente del Covirán que ya padeció en su propio feudo la agobiante defensa granadina, a la que volverá a medirse en esta primera ronda cuyos horarios ya se conocen.

Horario ante Palma

Después de que LaLiga comunicara su plan para la retransmisión de las eliminatorias de ascenso, la FEBanunció ayer que el primer encuentro entre los baleares y el Covirán tendrá lugar el próximo viernes a las 21.30 horas, mientras que la segunda entrega de este cruce se librará el domingo a las 17 horas. El tercer partido, que se disputará en el Palacio de los Deportes el viernes 17, aún no tiene determinado su horario y en función de las otras eliminatorias se barajan dos opciones (20 o 21.30 horas), entre las que elegirá LaLiga más adelante.

También están lógicamente en el aire los horarios del cuarto partido –en el Palacio el día 19– y del quinto (día 22 en Mallorca) hasta que se sepa si son necesarios disputarlos en esta eliminatoria al mejor de cinco encuentros. En ella, el cuadro de Pin dispondrá de una nueva ocasión para presumir de brillantez defensiva y mantener vivo el sueño de alcanzar la 'Final Four' de ascenso a la Liga ACB.