LEB Oro

El Covirán Granada mantiene la fidelidad de la mayoría de sus abonados

Los aficionados animan al Covirán en un partido de la pasada temporada. /R. L. P.
Los aficionados animan al Covirán en un partido de la pasada temporada. / R. L. P.

El club rojinegro cierra hoy el plazo para efectuar las renovaciones de abonos y ya supera los 2.700 vendidos

JULIO PIÑEROGranada

El Covirán Granada concluirá hoy el periodo para la renovación de abonos de cara a la temporada 2019/20. Lo va a hacer con algo más de 2.700, lo que supone que son la gran mayoría con los que ya contaba del curso anterior. Pocos son los que se han borrado para prestar su apoyo durante la próxima campaña.

Entre el lunes y el martes se podrán realizar los cambios de asientos por parte de los que hayan renovado y deseen una ubicación distinta en el Palacio de Deportes, siempre que no esté ocupada por un abonado. A partir del día 24 de julio se abrirá el plazo para los nuevos abonados. La entidad rojinegra confía en poder superar la cifra de 3.000 antes de que se cierre de forma definitiva unos días antes del comienzo oficial de la temporada. Aún restan más de dos meses para que se dispute la primera jornada en la LEB Oro.

Mientras tanto, el club granadino tiene cerrada la renovación de Alo Marín, como ya se avanzó en este diario en la edición del pasado miércoles. Va a ser el undécimo jugador de la plantilla y todo indica que será en estos días cuando se anuncie de forma oficial. El acuerdo es definitivo después de que en las últimas dos semanas se aceleraran las negociaciones entre las partes implicadas. Al escolta gaditano le pidieron que tuviera paciencia antes de tomar una decisión sobre su futuro y al final lo ha visto recompensado.

Tuvo algunos acercamientos por parte de otros equipos de la LEB Oro, pero sin llegar a contar con una propuesta firme, lo que le hizo estar muy pendiente de lo que transmitían desde Granada. Su deseo era seguir y eso ha facilitado aún más el entendimiento.

De esta forma, solo faltará por hacer un fichajes para cerrar la plantilla de forma definitiva. El objetivo es encontrar un alero alto con experiencia en la categoría, pero la tarea no está resultando nada fácil. Otros equipos con mayor potencial económico se están llevando a algunos de esos jugadores que están en el mercado, lo que frustra por ahora las intenciones de la entidad rojinegra. Esa última incorporación se puede demorar, aunque tampoco preocupa en exceso, al estar casi todo el trabajo hecho con las once fichas que ya tienen dueños.