Leb Oro

El Covirán aplaza su clasificación matemática para los 'play offs'

Sergio Olmos inicia un lanzamiento a canasta. /LOF
Sergio Olmos inicia un lanzamiento a canasta. / LOF

Un final de infarto decanta la balanza para el Cáceres y frena a los granadinos en su búsqueda de la promoción de ascenso

OPTA CÁCERES

Enorme partido entre dos grandes equipos con objetivos bien diferentes, aunque finalmente la moneda se decantó del lado de los locales, que aseguran media permanencia con este resultado. El Covirán Granada, sin embargo, tendrá que seguir remando para asegurarse la presencia en 'play offs'.

El partido comenzó con un Cáceres muy enchufado, sabiendo que estaba en juego llegar con vida al último partido de la fase regular. Prueba de ello es el resultado al final del primer cuarto, un 23-17 que daba cuentas de quién se estaba jugando más, al menos a priori.

85 Cáceres

Mazurczak (12), Chol (4), Rakocevic (16), Trist (15) y Dani Martínez (6). También jugaron Konate (3), Corrales (6), Huff (12), Jordá Rodríguez y Parejo (11).

79 Covirán Granada

Manu Rodríguez (5), Pardina (7), Iriarte, Carlos Cobos (16) y Sergio Olmos (10). También jugaron Almazán, Corts (2), Bortolussi (2), Xabi Oroz (3), Josep Pérez (12), Wright (3) y Guille Rubio (19).

PARCIALES
23-17; 23-17; 14-24; 25-21.
ÁRBITRO
Francisco Javier Bravo Loroño, Antonio Manuel Zamora Rodríguez y Daniel Pazos Pazos. Sin eliminados.
INCIDENCIAS
Pabellón Ciudad de Cáceres ante 1200 espectadores.

Tras la reanudación, el guion del partido no cambió mucho. Y Granada se mantenía a duras penas en el partido con una desventaja en torno a los diez puntos. De hecho, se fue al intermedio 12 abajo, con 46 a 34. Tocaba reflexionar en el vestuario y hacer ajustes de cara a la segunda parte en equipo de Pablo Pin. Pero nada pareció cambiar tras el descanso, ya que la segunda parte empezó como acabó la primera, con un Cáceres mucho más metido y un Covirán que fallaba mucho más de lo necesario, tanto atrás como en ataque, con errores en los tiros, a veces muy sencillos, y en las rotaciones defensivas. Pero algo iba a cambiar en el partido, ya que la intensidad defensiva de los visitantes subió un peldaño y a los locales dejaron de entrarles tiros que habían metido fácil en la primera mitad.

Un dos más uno para Cobos a falta de algo menos de 4 minutos para el final del tercer cuarto conseguía bajar de diez puntos la desventaja para los de Granada después de mucho tiempo. Y esa fue la línea a seguir. Una gran dirección de Cobos y un gran acierto exterior de Josep Pérez y compañía iban a conseguir darle la vuelta al tanteador al inicio del último cuarto, momento en el que Covirán se ponía por delante en el luminoso por primera vez en el partido gracias a un triple que colocaba el 60-61 en el mismo.

A partir de ese momento se pudo ver un emocionante intercambio de canastas entre los dos equipos, y las alternativas en el marcador eran constantes, gracias especialmente al mencionado acierto exterior de Pérez, que metió tres triples de forma casi consecutiva que mantuvieron en el partido a los suyos.

Con un par de penetraciones de Mazurczak, Cáceres se ponía tres arriba con 73-70, lo que obligaba a Pin de nuevo a pedir tiempo muerto ante el empuje local, que sirvió para activar de nuevo la intensidad defensiva en sus chicos. A base de buenas defensas consiguieron agotar las dos siguientes posesiones de los locales sin que estos anotaran. El marcador estaba 73-72 y quedaban dos minutos de auténtico partidazo. Se notaba que esto era más que un simple trámite, estaban en juego la permanencia y el factor cancha en los 'play offs'.

Y fue con algo menos de minuto y medio para el final cuando el Covirán conseguía volver a ponerse por delante, gracias a un 2+1 de Wright, que tras anotar el tiro libre adicional situó el 75-77 en el marcador. Granada volvía a estar dos arriba, pero entonces llegó un 3+1 de Cole Huff por parte del equipo local, que situaba un 81-79 en el electrónico a falta de 34 segundos que hacía presagiar un final de infarto. Como era de esperar, la siguiente posesión se antojaba decisiva. Y ahí fue donde falló Covirán. Un triple liberado de Bortolussi que no entraba, rebote ofensivo y justo cuando iba a volver a empezar la jugada, un pase más largo de la cuenta desde debajo de la canasta mandaba el balón fuera por el otro fondo. Posesión para Cáceres y 9 segundos por jugarse.

El entrenador

El partido lo tenían en la mano los locales, pero ellos también fallarían, ya que no llegaban ni a poner el balón en movimiento debido a la infracción de los cinco segundos. Posesión para Granada y las sorpresas seguían llegando, ya que en ese momento eran los visitantes los que tardaban más de cinco segundos en poner la bola en movimiento y perdían la posesión, lo que implicó una falta rápida y dos tiros libres que anotaría Mazurczak situando el 83-79 en el luminoso.

Y hasta ahí el partido. Josep Pérez se precipitaba subiendo el balón, perdía la bola y tiros libres para Cáceres con 3 segundos restantes. Parejo anotaba ambos y establecía el 85 a 79 con el que finalizó el partido.