LEB Oro

Compás de espera con las renovaciones

Devin Wright protege el balón ante Raven Barber durante el 'playoff' frente a Iberojet Palma :: l/LOF
Devin Wright protege el balón ante Raven Barber durante el 'playoff' frente a Iberojet Palma :: l / LOF

El Covirán sondea ya el mercado buscando cerrar la plantilla sin descartar la continuidad de Devin Wright y Alo Marín

JOSÉ MANUEL PUERTASGranada

Con nueve jugadores ya asegurados para la próxima temporada, el inicio del mercado estival para el Covirán Granada es uno de los más tranquilos de las últimos años. En las oficinas rojinegras son conscientes de tener gran parte del trabajo de planificación hecho y no tienen demasiada prisa a la hora de poner la guinda a la plantilla que, a partir del 27 de septiembre tratará de cuanto menos igualar la excelente nota del ejercicio recientemente finalizado.

Cuando todavía no se ha alcanzado el ecuador del mes de junio, y a dos meses del inicio de la pretemporada, el club ya ha confirmado la continuidad de los bases Josep Pérez y Carlos de Cobos, los aleros Manu Rodríguez y Joan Pardina y los pivots Guille Rubio, Sergio Olmos y Alejandro Bortolussi. Además, a expensas de la notificación oficial, Carlos y Corts y David Iriarte ya saben que seguirán el próximo curso en Granada. Ello supone que el 75% del equipo ya está cerrado y que apenas faltan tres piezas por colocar. Conocida además la retirada de Eloy Almazán, uno de los temas que deben decidir el presidente Óscar Fernández y el entrenador y director deportivo Pablo Pin es la continuidad o no de Devin Wright, Alo Marín y Xabi Oroz.

El club mantuvo reuniones individuales con todos los jugadores del pasado ejercicio en la semana posterior a la finalización de la eliminatoria ante el Iberojet Palma. Un intercambio de opiniones que en el caso de los renovados sirvió para buscar puntos de mejora en la relación de ambas partes, y en el de Wright, Marín y Oroz se utilizó como punto de información sobre los planes del Covirán hacia ellos. El mensaje a los tres jugadores fue similar. El club tenía la intención de entrar al mercado con calma y esperar al menos un par de semanas para valorar las posibilidades existentes de mejorar la plantilla antes de tomar una decisión sobre la continuidad o no del pívot y los aleros.

Además, existía otro factor importante en la ecuación, como era la posibilidad real de que la competición arrancara el 13 de septiembre, lo que habría obligado a comenzar la preparación casi con el inicio del mes de agosto, hecho que habría alterado notablemente las cuentas granadinas, al incrementarse en un mes más la masa salarial de la plantilla. Sin embargo, descartado ese hecho, y conocido ya que la situación será muy parecida a la de cursos precedentes, con la pretemporada arrancando bien entrado el octavo mes del año, la toma de la decisión comienza a acercarse y responderá más todavía a criterios estrictamente deportivos y de encuadre presupuestario.

Sin oferta

Según ha podido saber IDEAL, por ninguno de los tres existe actualmente una oferta en firme. Sin embargo, analizando cada situación individualmente, se encuentran diferencias. En el caso de Devin Wright, el notable final del interior ha aumentado sus opciones de renovación, que parecían bastante hipotecadas en el mes de marzo. Su continuidad no está ni mucho menos descartada y de hecho el jugador, cuya esposa es granadina, estaría encantado de continuar vistiendo de rojinegro. Desde su entorno se transmite que el lucense agradece la sinceridad con que el club ha afrontado la situación y está dispuesto a esperar aún unos días antes de decidir su futuro. Incluso ofrecería a los granadinos la posibilidad de contraofertar en caso de tener próximo un acuerdo con otro club.

En cuanto a Marín, el de San Fernando tiene el claro objetivo de seguir en una LEBOro en la que debutó el pasado ejercicio. Pese a que su representante es consultado habitualmente por equipos de Plata, el escolta explotará sus opciones para no bajar de categoría, y ya hay algún equipo que ha preguntado por su situación. En todo caso, si finalmente hubiera oferta granadina, Marín la estudiaría siendo consciente de que probablemente será la mejor propuesta que tenga en cuanto a lo económico y las aspiraciones del equipo, y sus opciones de seguir no serían pocas, especialmente si su rol en la plantilla es parecido al de antes de la lesión de tobillo que le lastró desde febrero.

Por último, Xabi Oroz es agente libre tras el descenso de Gipuzkoa Basket de la ACB y es el que menos opciones tiene de seguir en Granada, pues la intención es contar con un alero más anotador. La opción más lógica para el vasco sería renovar con el GBC, pero éste todavía no le ha hecho llegar una propuesta al estar ajustando su presupuesto para LEB Oro. En todo caso, la relación entre Oroz y el Covirán ha sido muy satisfactoria y ambas partes se deshacen en elogios hacia la otra.