Baloncesto

Los aros dejan de estar de vacaciones

Los aros dejan de estar de vacaciones
R. L. P.

El Covirán inicia la pretemporada con tal de preparar el inminente curso en LEB Oro

JUANJO MARTÍNGRANADA

Los aros de la provincia habían disfrutado de casi tres meses de vacaciones, pero ese período de asueto ya concluyó. Las plantillas del Covirán Granada y del Hafesa Ramón y Cajal regresan a los entrenamientos y pone fin al sosiego de las circunferencias metálicas. Los máximos representantes del baloncesto nazarí escogieron el mismo día para poner fin a su verano y comenzar la preparación de una nueva campaña, en la que el nivel de exigencia será máximo tanto para la escuadra masculina en LEB Oro como para la femenina en LF2.

Los que primero pisaron el parqué fueron los discípulos de Pablo Pin. El conjunto rojinegro completó ayer la primera de sus cinco sesiones dobles que tienen planificada para esta semana, que terminará con el primer amistoso estival este sábado frente al Betis de ACB (en el Palacio de los Deportes a puerta cerrada). El retorno a las canchas ha sido súbito, hasta el punto de que sólo la mitad de la plantilla –Joan Pardina, Sergio Olmos, Guille Rubio, Manu Rodríguez, Earl Watson y Diego Kapelan– ha superado los reconocimientos médicos.

El resto del equipo –Carlos de Cobos, Josep Pérez, Carlos Corts, Alo Marín, Álex Bortolussi y David Iriarte– se someterá en la matinal de hoy a las rutinarias pruebas físicas, si bien todos los integrantes están disponibles y se ejercitaron desde el primer minuto. Junto a ellos, los jugadores de categoría júnior Ramón Jiménez, Dani Tavío y Pedro Sánchez, así como el cadete Ángel Corpas, completan el grupo con el que el Covirán tratará de subir un listón ya de por sí elevado tras la excelente pasada temporada. Con prudencia pero también mucha ambición se expresan los jugadores rojinegros sobre un curso en el que el reto es mejorar el anterior, en el que se rozó la 'Final Four' de ascenso a la ACB.

Durante la sesión vespertina, la escuadra nazarí contó con la visita del alcalde Luis Salvador al frente de una poblada corporación municipal. El primer edil indicó en sus palabras al equipo que «el año pasado el Covirán nos hizo vibrar con la eliminatoria ante Palma y ahora podemos mejorar, con una plantilla que ha hecho un trabajo espectacular y a la que se han sumado dos fichajes para dar un salto de calidad. Tenéis el apoyo de la ciudad, de la que sois embajadores y cuya marca mejoráis con vuestro espectáculo en la cancha. Ojalá sea este el momento de crecer en los 'play offs' y dar el salto a la ACB, no puede descartarse nada».

Ayer fue la primera ocasión en la que se pudo comprobar la exuberancia física de Earl Watson, quien no ha tardado en hundir la bola hacia abajo en los entrenamientos. Así ya lo hizo la pasada campaña en las filas del Ourense, con el que la mayoría de sus encestes llegaron con una buena dosis de contundencia. También pudo atisbarse la muñeca de Kapelan, el último en aparecer por la bocana de vestuarios y que comenzó a tomarle la medida a las canastas del Palacio granadino.

Con respecto al resto de la plantilla, la continuidad fue la tónica dominante de un bloque con una decena de caras conocidas que favoreció una lluvia de sonrisas en los momentos previos al entrenamiento. Un ambiente distendido que precedió a la sesión en la que ya se percibieron las ganas de trabajar y de ponerse el mono de faena de un Covirán que en apenas un mes inicia la LEB Oro frente al descendido Gipuzkoa.