LIGA FEMENINA 2

La 'Sydnordependencia', síndrome a evitar por el Hafesa Ramón y Cajal

Sydnor (d) intenta recibir en la pintura en un partido anterior./F. R.
Sydnor (d) intenta recibir en la pintura en un partido anterior. / F. R.

El cuadro nazarí necesita un paso al frente del resto de jugadoras para llegar a su máximo nivel

JOSÉ MANUEL PUERTASGRANADA

La adaptación de la estadounidense Maryah Sydnor a Granada y al Grupo Hafesa 'Raca' es un proceso más que superado. En el club se deshacen en elogios hacia la pívot de Radford, que devuelve con creces con su rendimiento en la cancha el cariño recibido por la modesta entidad nazarí. Sus 21'3 puntos y 10 rebotes hasta la fecha la convierten en una de las grandes sensaciones del grupo B de la Liga Femenina 2, en cuyas estadísticas figura como la segunda máxima anotadora, así como la segunda jugadora más valorada. Con apenas un mes de competición, Sydnor ha demostrado ser un acierto indiscutible de la gerencia del 'Raca'. Una jugadora, en definitiva, que sitúa a las de Quique Gutiérrez en una dimensión superior a la que tendrían sin ella.

Sin embargo, transcurridas cuatro jornadas, uno de los principales trabajos del técnico sevillano debe ser ahora conseguir que la pívot formada en las Mountaineers de la Universidad de Appalachian State no sea una isla en el ataque granadino. No es casualidad que sus dos mayores exhibiciones ofensivas, 34 puntos ante Canoe y 28 ante el Ciudad de los Adelantados, acabaran con derrota del 'Raca', después de sumar la americana más de la mitad de los puntos del equipo en dichas citas. Y es que, en este inicio liguero, la necesidad de un paso al frente por parte de alguna de sus compañeras se está haciendo patente.

La segunda máxima anotadora del 'Raca' es la joven granadina Marina Gea, que ha alcanzado los 31 puntos, promediando 7.75 por duelo aunque sea una cifra algo engañosa, toda vez que en la victoria ante el Spar Gran Canaria la base estuvo excelsa sumando 24 tantos en aquel jueves histórico. Pero más allá de Gea, ninguna jugadora supera los 5 puntos de media, una cifra a todas luces pobre.

Así, no puede negarse que los números de Maryah Sydnor mejoran con mucho a los de la bosnioherzegovina Sasha Begenisic, la gran referente interior del pasado curso, que alcanzó los 11'8 puntos y 7'8 rebotes en los 24 partidos que disputó, ayudando de forma relevante a lograr la permanencia. Empero, tampoco debe obviarse que jugadoras como Patri Fernández, Isa Pastor o Rebeca Rodríguez están lejos de sus prestaciones ofensivas de la última temporada, cuando todas ellas se movieron en registros anotadores mayores a los 7'5 puntos por juego, muy por encima de sus números actuales, escoltando en la cancha delantera a Begenisic de una forma superior a la que ahora mismo se rodea a Sydnor.

Únase a ello que los problemas defensivos de las checa Isnelle Natabou están limitando sus minutos sobre la cancha, por más que en ataque esté comenzando a dar chispazos de que puede aportar cosas positivas, y la necesidad de mayores apoyos a Sydnor se hace patente.

Apenas han pasado cuatro jornadas, y sin duda el calendario de inicio del 'Raca' en esta campaña ha sido durísimo, pero para cuando las rivales se vuelvan algo más asequibles las granadinas deberán de estar en las mejores condiciones posibles para sumar triunfos que le acerquen a la permanencia. Y para ello, Sydnor no debería ser la única amenaza ofensiva real. He ahí uno de los próximos retos de Quique Gutiérrez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos