BALONCESTO · LIGA FEMENINA 2

«Quiero demostrar que puedo volver a jugar bien»

Laura Arrojo vuelve a la pista este fin de semana. /A. PÉREZ
Laura Arrojo vuelve a la pista este fin de semana. / A. PÉREZ

Laura Arrojo, alero del Hafesa 'Raca', vuelve el domingo a las pistas tras dos meses de baja

JOSÉ MANUEL PUERTAS

granada. No será un partido cualquiera el que este domingo dispute el Grupo Hafesa 'Raca' ante el Magec Tías lanzaroteño. Primero, por su trascendencia, con ambos equipos igualados con cuatro victorias, dos sobre el corte del descenso, y el vencedor encarrilando su permanencia. Y, además, por el regreso de Laura Arrojo, fuera de las canchas desde el 11 de noviembre cuando sufrió una luxación del hombro derecho en la victoria ante el Claret. La granadina afirma a IDEAL que aunque «tras tanto tiempo fuera estar al 100% es difícil, físicamente me encuentro muy bien y estoy entrenando sin dolor». Palabras que suenan a gloria para quien ya la temporada pasada sólo pudo disputar seis partidos debido a otra lesión de hombro, en este caso el izquierdo, que la obligó a operarse en abril. Un calvario personal que reconoce que la ha afectado «por no poder jugar lo que me gustaría» y en el que admite haber sufrido pese a sentirse arropada por «mi familia y la gente alrededor que al final es la que te ayuda».

Entre esos apoyos, claro, ha estado el de su hermana, la internacional española Belén Arrojo, aunque la alero reconoce que «esto es una lucha contigo misma, que o superas tú o por mucho que te digan, nadie se puede poner en tu lugar». Sin embargo, y a aunque de momento deberá jugar con hombrera protectora, le ha llegado la hora de mirar hacia delante. «Intento no pensarlo, porque si juegas con miedo no estás a gusto», declara en la última fase de lo que reconoce como una batalla personal. «Es por el equipo y por mí, por demostrarme que puedo volver a jugar bien», sentencia. En todo caso, Arrojo no obvia que el domingo antes del duelo ante el Magec Tías «notaré ese gusanillo tras tanto parada, pero espero que no me juegue una mala pasada». Centrándose en el duelo y su repercusión, es cauta y estima que «tampoco creo que ganando esté la permanencia casi asegurada, y en todo caso deberíamos seguir buscando el máximo número de victorias». Todo ello tras una temporada que entiende como «irregular» pero «con mala suerte en algún partido que deberíamos haber ganado y en el que no nos salió nada».

Sin embargo, soplan vientos de cambio en el 'Raca'. El año nuevo trajo la baja de Natabou, según Arrojo «bloqueada desde su lesión y poco integrada con el juego del equipo», admitiendo que a su ex compañera le afectó «no ser capaz de dar el nivel que se le pedía».

Además, una propuesta y un deseo para 2019. La primera, clave en el rendimiento rojillo, arropar mejor a Sydnor. «Obviamente es nuestro referente. Todos los rivales se centran en ella, el resto debemos aportar más», admite. En el capítulo de peticiones, un tema recurrente. «Ojalá venga más gente al pabellón, porque son partidos siempre emocionantes y con buen baloncesto aunque perdamos», demanda. Su batalla personal desde luego lo merece.

Temas

Raca