Baloncesto

La piedad del 'Raca' decide el derbi

Sydnor trata de desbordar a una rival con Cerqueira, al fondo a la izquierda, atenta a su incursión por la zona./PEPE MARÍN
Sydnor trata de desbordar a una rival con Cerqueira, al fondo a la izquierda, atenta a su incursión por la zona. / PEPE MARÍN

El cuadro granadino ve interrumpida su dinámica ascendente en un duelo en el que hubo más emoción que buen juego | Las locales malogran la posesión que habría evitado una prórroga en la que Almería se impone

JUANJO MARTÍNGRANADA

El Hafesa Ramón y Cajal escogió el peor momento para mostrar su generosidad vecinal. En un partido en el que no hubo demasiado brillo, el cuadro granadino logro sobreponerse siempre a sus baches y llegó a los últimos segundos con opción de conseguir la que habría sido su tercera victoria consecutiva. Sin embargo, ese exceso de solidaridad con el Almería le llevó a desperdiciar la última posesión, disputando así una prórroga en la que las visitantes rindieron mejor que la escuadra local (70-76).

Las jugadoras de Quique Gutiérrez tardaron unos minutos en entrar en calor y las pérdidas por malos pases se multiplicaron, una circunstancia que aprovecharon las almerienses para obtener las primeras rentas. Los puntos de Cueto desde el perímetro y Santana en el poste bajo hicieron daño (12-19), si bien Sydnor despertó a tiempo para sumarse a un ataque en el que entonces sólo se prodigaba Rebe Rodríguez a base de acciones individuales. El férreo marcaje de Rueda sobre la estadounidense del 'Raca' se tradujo en una lluvia de brazos cada vez que recibía en posiciones interiores. En cuanto Sydnor supo hallar la forma de neutralizar esa defensa, las rojillas se metieron en el encuentro y con cinco puntos seguidos de Arrivi todo quedó abierto tras el primer acto (21-23).

El mal inicio de las granadinas se repitió en el segundo período, en el que un parcial de 0-7 se convirtió en una seria amenaza (21-30). El duelo estaba a punto de romperse a favor de Almería, que esta temporada posee una plantilla ilusionada con la opción de meterse en fase de ascenso. Sin embargo, seis puntos de Gea y una contra remachada por Rodríguez les devolvió el pulso antes del descanso (31-32). Isa Pastor exhibió su talento con una canasta tras finta con la que empató momentáneamente el luminoso, dado que un leve arreón de las visitantes en los segundos finales les concedió una escueta ventaja (33-38).

En el intermedio del derbi ya habían quedado patente los problemas interiores del Ramón y Cajal. Gutiérrez trató de ingeniárselas al tener a Natabou aún renqueante de su rodilla -sólo cuatro minutos en cancha- y a Cala un tanto despistada. Así las cosas, sólo Sydnor y Rodríguez estaban aportando desde la pintura, una rémora que no tardaría en hacerse patente. Alicia González se encargó de ello y con sus once puntos en el tercer cuarto se erigió como una pesadilla. La ala-pívot martilleó tanto por dentro como por fuera, logrando incluso una jugada de cuatro puntos gracias a un triple más adicional. Con González en estado de gracia el encuentro volvió a tornarse peligrosamente a favor del Almería (41-50).

Aun así, las granadinas no se rindieron y asomaron la cabeza fuera del agua tras estar a punto de ahogarse. Patri Fernández y Sydnor acercaron a 'Raca' en el marcador para exasperación de Rueda, quien estalló hacia sus discípulas por un par de jugadas desaprovechadas por malos envíos de la bola. Dos tiros libres de la argentina D'Urso conservaron los cinco puntos de diferencia para las vecinas (47-52), aunque en el siguiente cuarto se evidenció la emoción que suele caracterizar a los derbis regionales.

Cala cambió su versión más bisoña, en la que no miró al aro ni cuando se quedó defendida por una 'pequeña', por su faceta más letal. La gaditana enchufó una canasta interior, un triple y otro tiro de espaldas al aro justo antes de lastimarse el pie, lo que le obligó a irse al banco. Empero, la remontada local ya estaba en marcha (61-59).

González siguió a lo suyo (27 puntos al final), manteniendo al Almería dentro de un encuentro del que podrían haber sido borradas de haber tenido Gea más puntería desde la línea de personal. La joven base es un cuchillo afilado en las entradas a canasta, pero se torna en uno de punta redondeada con los tiros libres. Su 3/9 así lo atestigua, por no hablar de los dos lanzamientos que ni siquiera tocaron la circunferencia metálica. Esos 'airballs' dolieron por producirse en instantes calientes de un choque que podría haber alterado su rumbo a otro más placentero para las rojillas.

Precisamente Gea fue la que materializó dos puntos con una penetración y luego aseguró un rebote clave tras errar Latorre la opción de sentenciar para las almerienses en el último minuto (67-67). Restaban doce segundos en los que el 'Raca' dispuso de la posibilidad de meter para ganar, pero se aturulló y no lanzó antes de que sonara una bocina que condujo a la prórroga.

En el tiempo extra, un triple de Arrivi y una antideportiva de Ndoye dieron esperanzas, aunque Gea malogró los dos libres y la posesión se saldó infructuosa al 'comeérsela' sin tirar. El cansancio ya había hecho mella en las locales, que bajaron los brazos a partir de que Santana golpeara desde el poste por partida doble y González anotara tres más desde la personal (70-74). Ya no hubo energías para otra reacción, algo que no habría sido necesaria si el 'Raca' no se hubiera apiadado del rival y hubiera sentenciado cuando tuvo la oportunidad.

 

Fotos

Vídeos