Baloncesto - LEB Oro

Josep Pérez despliega su calidad ofensiva

Álex Bortolussi desborda a su marca con potencia./PEPE MARÍN
Álex Bortolussi desborda a su marca con potencia. / PEPE MARÍN

El Covirán Granada, liderado por el base valenciano, pasa por encima del Real Murcia en un partido con mucho acierto exterior y un buen trabajo del equipo en defensa

JULIO PIÑEROGranada

El Covirán Granada volvió a pasar por encima del Real Murcia Baloncesto. Una semana después lo superó incluso por una renta mayor, que marca la diferencia de categoría entre los dos contendientes. El conjunto rojinegro hizo valer su mayor capacidad ofensiva y su buen trabajo colectivo para frenar a un rival que competirá en una categoría inferior.

99 Covirán Granada

Josep Pérez (23), Alo Marín (2), Pardina (8), Bortolussi (10) y Wright (12) -quinteto inicial)-, Guille Rubio (15), Iriarte (6), Manu Rodríguez (13), Carlos Corts (5), Carlos de Cobos (2) y Eloy Almazán (3).

66 Real Murcia Baloncesto

Nielsen (2), Curtis (6), Beranek (28), Whelan (5) y Mendiola (11) -quinteto inicial-, Ballesta (2), Alcaraz (1), Ibitayo (2), Kazadi (7), Coello (2) y Cadme (-).

Parciales
32-19, 23-9, 16-18 y 28-20.
Árbitros
Germán Morales, Salvador Patricio y Víctor González.
Incidencias
Segundo partido de pretemporada del Coviran Granada, disputado en el pabellón Universiada.

El partido no se pudo jugar en el pabellón Veleta, afectado por unas goteras que hicieron caer agua en la pista. Hubo que trasladarse al pabellón Universiada, que también presentó alguna ligera caída de agua junto a una canasta, pero que al final se pudo subsanar para celebrar con normalidad el partido.

Es pronto aún para obtener conclusiones, pero por el momento el equipo de Pablo Pin desprende buenas sensaciones. El acoplamiento entre los que ya estaban y los que se han incorporado va por la vía adecuada. Los que han llegado nuevos deben aportarle un salto de calidad y así se dejó ver por parte de algunos. Josep Pérez desprendió todo su talento en la pista del pabellón Universiada. El base valenciano dejó ver que es un jugador de enorme personalidad. Anotó cuatro triples en el primer cuarto en los cuatro intentos que hizo. Pero no se quedó solo en eso. Dirigió las operaciones en ataque, tuvo claridad de ideas para encontrar las líneas de pases y enviar el balón al compañero más liberado, lo que hizo que el juego resultara más fácil. También se contagió del ritmo defensivo del equipo y se fajó incluso en esa tarea. Al final acabó con 23 puntos y como máximo anotador del equipo.

Pablo Pin aprovechó para realizar diversas probaturas. La intensidad en defensa fue convincente y eso también permitió contar con un ataque más fluido. Incluso jugaron juntos durante algunos minutos De Cobos y Corts, una fórmula que podría emplear durante la temporada si la ocasión lo requiere. Hubo minutos para todos, a excepción de Sergio Olmos, que trata de recuperarse de una lesión que sufrió en el encuentro disputado antes en Murcia.

Empezó por delante el equipo de Rafa Monclova, pero esa situación fue un espejismo. Los locales se pusieron rápidamente las pilas, apretaron en defensa y se mostraron letales en el lanzamiento exterior. Cuatro triples de Josep Pérez llevaron el 19-10 al marcador.

El técnico granadino movió el banquillo con la renta ya favorable. Entraron a la pista Corts, Guille Rubio, Manu Rodríguez y Carlos de Cobos, que mantuvieron la ventaja con su trabajo para llegar con trece de ventaja al término del primer cuarto.

Entró Eloy Almazán en el segundo cuarto. El equipo se atascó por momentos y obligó a Pin a pedir un tiempo muerto. Manu Rodríguez ayudó con los lanzamientos de tres puntos y la diferencia pudo aumentar ante un rival al que le costó jugar a un ritmo alto. Un parcial de 18-0 dejó muy encarrilado el partido. Con 55-28 se llegó al descanso.

De Cobos, Manu Rodríguez, Eloy Almazán, Guille Rubio y Wright formaron de salida en el tercer cuarto. El pívot gallego hizo daño en la zona y superó a sus oponentes para anotar con sus movimientos. No pudieron frenarle. Siguió el buen trabajo atrás y Pardina ayudó con un triple. El marcador se fue hasta el 71-46.

Se llegó al último cuarto con la victoria ya decantada. Entró de nuevo en la pista Josep Pérez y una vez más sacó a relucir su talento con pases mágicos y penetraciones hacia canasta, además de repartir juego. La máxima diferencia se alcanzó con el 94-59. El partido tuvo un dueño y la distancia entre los dos equipos quedó reflejada en el marcador.

Fotos

Vídeos