Joan Faner marca el camino a la inversa

Otro caso, quizá menos conocido para el aficionado medio, que liga a ambas ciudades, es Joan Faner, base menorquín del Tau que fue becado por el extinto CB Granada en sus días de vino y rosas, allá por 2005 y aún en edad cadete, y que vistió de rojo durante tres temporadas. Pese a su escasa altura, Faner dejó impronta en el 'Cebé' por su poderío físico y su velocidad, así como su ética de trabajo y su gran uno contra uno, características que ahora explota en Castellón, donde con esta cumple ya su sexta temporada, convertido en hombre de la absoluta confianza de Toni Ten que destaca de él que ya es «parte del escudo del club, uno de esos jugadores implicados que quieres cuando inicias un proyecto y que nos da la seguridad de saber que está al 100% con nosotros». Promedia esta temporada 8,8 puntos en los casi 23 minutos que está en pista, añadiendo 2,8 asistencias y 2,3 rebotes y un más que correcto 40,7% en el tiro de 3, quizá la que se recuerda como su mayor carencia durante su estancia en Granada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos