Covirán Granada

«Huesca nunca ha sido una pista fácil»

Lafuente en un partido con el Peñas de Huesca/Norte de Castilla
Lafuente en un partido con el Peñas de Huesca / Norte de Castilla

El alero Jorge Lafuente, ex del Covirán y santo y seña oscense tras 13 años en el club aragonés, avisa de la dificultad del duelo del viernes

JOSÉ MANUEL PUERTASGranada

Aunque su etapa a los pies de la Alhambra en 2017 apenas durara dos semanas de mayo, a Jorge Lafuente (Huesca, 26 de julio de 1991) le dio tiempo en los 14 días exactos que duró su vinculación con el Covirán a vivir con la enorme intensidad con la que suele desempeñarse en la cancha los altibajos del deporte. Y es que aquella eliminatoria de un 'play off' de locura que terminó en un martes de infausto recuerdo ante el Zornotza de David Iriarte supuso la mayor decepción sufrida hasta el momento por la exitosa historia de la Fundación CB Granada.

Enrolado ahora en las filas del Bodegas Rioja Vega, uno de los 'cocos' de la LEB Plata y donde ejerce de veterano con apenas 27 años, el alero atiende a IDEAL para analizar el duelo del próximo viernes entre el club de su vida, el Levitec Huesca, y un Covirán Granada con el que le unen no pocas historias y al que ve aspirando a cosas importantes este curso.

Lafuente, que militó trece temporadas en el equipo oscense, valora como una «sorpresa» el gran inicio de temporada de los aragoneses, actualmente segundos en la clasificación con seis victorias en ocho partidos tras haber tenido además «un calendario bastante difícil, pues ya han sido capaces de ganar al Betis y también de hacerlo en Bilbao», algo a destacar para un equipo «prácticamente nuevo, donde sólo siguen Agustí Sans y el entrenador, Guillermo Arenas» de la plantilla del año pasado, lo que hace afirmar al alero que los de su tierra están ahí «por méritos propios».

No es esa además una situación en la que se hayan acostumbrado a vivir en Huesca en los últimos años, donde reconoce Lafuente que «el objetivo siempre es la permanencia», recordando además que en su última temporada completa «nos salvamos en la última jornada», situación que se repitió el curso pasado, ya con el alero en el Lucentum Alicante tras abandonar su ciudad natal a finales de octubre al sentir «que se había acabado mi ciclo en casa, y que necesitaba buscarme las castañas fuera para seguir creciendo como jugador».

Pero seguramente el de Huesca es el caso de tantos otros proyectos en LEB Oro, aletargados durante años por la imposibilidad de mirar hacia arriba ante las kafkianas condiciones de acceso a la Liga Endesa, suavizadas desde hace dos temporadas, lo que ha reflotado la competición claramente. A este respecto, el exjugador del Covirán recuerda que «ahora hay una ventana abierta para todos, se respira un ambiente diferente, incluso en las conversaciones entre los jugadores». Y eso, en una plaza histórica para el baloncesto nacional, con doce años en la ACB y donde «quedan los rescoldos de esos años históricos que siempre nos vienen a todos a la cabeza» hace que en la ciudad aragonesa se empiece a vislumbrar a medio plazo la posibilidad de un regreso a la élite.

«En el deporte nada es imposible, y con las condiciones actuales, creo que sí, que con los pies en el suelo pero hay esa ilusión por volver», afirma el exterior del Bodegas Rioja Vega que no olvida como en 2016 se quedó a un paso de ese ascenso que, sin embargo, afirma que «a ciencia cierta no habríamos podido lograr en los despachos, ya que en aquellos años subir casi era un castigo, y a Alicante o Menorca les costó la desaparición».

Llegarán ambos equipos al duelo del viernes tras dos triunfos consecutivos, y con dos descollantes actuaciones individuales en la última jornada, pues a los 21 puntos y 15 rebotes de Guille Rubio ante el Lleida no le fueron a la zaga los 31 tantos con buenos porcentajes del americano Tyler Haws en la victoria del Levitec en Melilla. Un jugador «de mucho nivel para la LEB Oro», en palabras de Lafuente, que recuerda que ante los norteafricanos «se fue a 31 puntos y casi todas las canastas fueron de mérito, porque la verdad es que tiene mucho talento».

Gran acierto exterior

Otro nombre destacado fue el de Agustí Sans, autor de 18 tantos y que, remarca su excompañero, «está a un nivel espectacular». Y es que sin duda una de las grandes señas de identidad del equipo de Guillermo Arenas está siendo su «gran acierto exterior», algo que unido a que «Huesca nunca ha sido un campo fácil», hace a Lafuente pensar que no será un partido nada sencillo para los de Pablo Pin a los que, sin embargo, el ex nazarí define como «un gran bloque nacional que yo creo que todos teníamos claro que iba a estar arriba una vez que empezara a rodar en la liga», y del que afirma que, tras «pasarle a Lleida por encima parece que ese rodaje ya ha llegado».

El alero, aunque oscense y excapitán del Levitec, tendrá también cierta afinidad por los rojinegros, donde reconoce tener «más amigos en la plantilla» que en el equipo de su tierra, no solo de su paso por Granada, sino por coincidir también con Josep Pérez y Joan Pardina en Aragón. En este caso, le tocará ver los toros desde la barrera mientras aspira, en La Rioja, a conseguir un salto a la LEB Oro que «parece que se me está resistiendo», tras sus fallidos intentos con el Covirán y el Lucentum Alicante.

 

Fotos

Vídeos