Baloncesto

«El fichaje de Alcántara es un gran salto de calidad para el 'Raca'»

Palomares (22) y Alcántara (55), en un partido . /CLUB ESTUDIANTES
Palomares (22) y Alcántara (55), en un partido . / CLUB ESTUDIANTES

La veterana Paula Palomares, ex compañera de la nueva base granadina en el Movistar Estudiantes, analiza esta llegada

JOSÉ MANUEL PUERTASGRANADA

Tras dos temporadas en la Liga Femenina 2 en las que el bloque principal del Grupo Hafesa 'Raca' ha estado formado por jugadoras con una alta vinculación con Granada, el club rojillo parece decidido a dar un paso al frente de cara al próximo ejercicio. Así, si bien el fichaje de Claudia Calvelo, gran avance en la pintura, se ha visto favorecido por su relación con el jugador del Covirán Sergio Olmos, la adquisición de la base cordobesa Andrea Alcántara, procedente del Movistar Estudiantes, demuestra la importante apuesta de la entidad.

Alcántara sigue siendo una gran promesa de apenas veinte años y con experiencia en las categorías inferiores de España pero cuenta ya con tres temporadas a sus espaldas en la Liga Femenina 2: dos en el Patatas Hijolusa leonés y la última en el 'Estu', dos equipos en los que ha jugado con el objetivo del salto de categoría, muy distinto del que, en principio, tendrá ahora en Granada.

De cara a analizar a la nueva base del 'Raca', IDEAL se puso en contacto con Paula Palomares, veterana base que ha compartido vestuario con Alcántara en el Estudiantes, y que no duda en admitir que su llegada será un «salto de calidad» para el equipo que, afirma, «ha fichado una buena base para la categoría».

Palomares, que acaba de sufrir una grave lesión de rodilla mientras se preparaba para disputar con España la Copa del Mundo de 3x3, destaca la capacidad «anotadora» de una jugadora con «un gran desparpajo y capaz de meterle mucho ritmo a los partidos». Una velocidad que, bien es cierto, «a veces se convierte un poco en locura», pero afirma la madrileña que «para Andrea esto es su esencia, y es algo que le sale natural y con lo que disfruta; en ese sentido me recuerda a mí cuando yo empezaba». Sabe bien Palomares de qué habla, pues en su día se la consideró como una de las niñas prodigio del baloncesto nacional.

Manejar los tiempos

En todo caso, el último curso fue más complejo para Alcántara. Precisamente la vuelta a las canchas de Palomares, que se había retirado pero volvió a calzarse las botas con el sueño de ser olímpica en 3x3 en Tokio 2020, hizo que la cordobesa cayera en importancia en la rotación colegial.

«Cuando pierdes minutos te cuesta más tener confianza, pero ella para lo joven que es lo tomó muy bien y supo aportar su calidad en el poco tiempo que tenía en cancha, algo que muchas veces no es sencillo», atestigua la madrileña sobre su ex compañera. «Creo que eso demuestra su madurez», asevera.

Respecto a sus puntos de mejora, Palomares estima que «manejar un poco más los tiempos» puede ser el principal apartado de crecimiento de Alcántara. «Mejorar en cuanto a cómo dirigir al equipo, algo en lo que las jóvenes suelen pecar a veces», añade. Sin embargo, es optimista con su progresión. «En 'Raca' tendrá minutos y evolucionará bien seguro para mejorar en ese aspecto del juego», asegura.

Finalmente, Palomares destaca de Alcántara «cómo es fuera de la pista, realmente una gran chica y muy alegre». Tanto es así que, asegura en tono jocoso, «a veces es difícil tomársela en serio», si bien reconoce que a su antigua compañera «escucha y aprende de lo que se le dice». Desde luego, pocas maestras mejores pudo tener la cordobesa. Ahora le toca mostrar lo aprendido para el bien del 'Raca'.