Liga Femenina 2

«Entrenar al 'Raca' es un regalo que voy a aprovechar al máximo»

Maribel Piñar se dirige a su banquillo durante la pasada temporada. /Álvaro Barbero/Basket Nazarí
Maribel Piñar se dirige a su banquillo durante la pasada temporada. / Álvaro Barbero/Basket Nazarí

Con el objetivo de «una permanencia sin tanto sufrimiento», Maribel Piñar asume las riendas de un club en el que se respiran aires de cambio

JUANJO MARTÍNGranada

Apenas lleva unos días en el cargo, pero Maribel Piñar ya ha tomado las riendas del Grupo Hafesa Ramón y Cajal. La entrenadora granadina tiene ante sí un enorme reto de dirigir al cuadro rojillo en su tercera campaña consecutiva en Liga Femenina 2, en la que las limitaciones económicas serán una vez más un hándicap que Piñar tratará de superar a base de compromiso y trabajo con una plantilla en la que presumiblemente habrá muchas caras nuevas.

–¿Cómo surge la opción de aterrizar en el banquillo de 'Raca'?

–Me llamó el presidente Luis Felipe para hablar y me ofreció la opción de llevar el equipo. Me lo pensé durante unos días, yo estaba a gusto en Presentación, trabajando muy tranquila, pero recibí la proposición con ilusión y sobre todo con mucha alegría de poder llevar un proyecto en una Liga superior.

–¿Se imaginaba alcanzar un día un banquillo en Liga Femenina 2?

–Cuando llegué a 'Presen' hace tres años ni me lo hubiera imaginado. Conforme ha ido pasando el tiempo sí pensé en que quizá algún día tendría una posibilidad de entrenar al máximo nivel. Empecé a entrenar con 18 años y ya tengo 46, pero nunca he dado el salto más arriba porque no había surgido la posibilidad. Mi vida es el baloncesto, dejé la carrera de Medicina para hacer INEF y dedicarme a este deporte. Ahora, el poder entrenar a 'Raca' en LF-2 es un regalo que pienso aprovechar al máximo.

–¿El objetivo para la próxima temporada es la permanencia?

–Hay que ser coherentes, ver nuestro presupuesto y contemplar hasta dónde podemos aspirar. El club me ha transmitido que el objetivo es la salvación sin sufrimiento, intentar no tener que esperar a las dos últimas jornadas. Eso sí, la dificultad de la Liga sigue creciendo y recién ascendidos como Unicaja o Estepona tenían un presupuesto en Primera Nacional similar al de 'Raca' en LF-2. Es una brutalidad.

–¿Cómo planea lidiar con esas limitaciones económicas para escapar de la zona baja de la tabla?

–Hay que invertir bien el dinero que se tenga y no equivocarse. Construiremos un equipo que esté lo más compensado posible, con varias jugadoras de primera línea que estén acompañadas por currantes, gente que trabaje. A mi plantilla le pido lo mismo que me exijo a mí misma, que es compromiso, afán de superación y capacidad de trabajar. Pablo Pin ha demostrado que se puede fichar bien sin grandes presupuestos y ahí está la clave. Lo importante es crear un bloque que compita.

–¿Considera que la construcción de la plantilla será complicada?

–Creo que sí será complejo. Hay muchas variables que no están controladas. Aun así, este rompecabezas previo al inicio de la pretemporada es una de las cosas bonitas de esta profesión. Hay que ver cómo encaja todo. Hay muchas incógnitas por decidir, demasiadas. La idea es que vengan nuevas jugadoras y renovar la plantilla, pero no puedes romper radicalmente con todo.

–Con cuatro clubes en Primera Nacional y su experiencia en esa categoría, ¿es posible reforzar la plantilla mirando el mercado nazarí?

–Me viene bien haber estado en 'Presen' porque he conocido la Primera Nacional por dentro, pero además al llevar la selección universitaria he tenido la opción de entrenarlas, no verlas sólo como rivales. Hay jugadoras que tienen cabida en LF-2, pero hay que ir moviendo piezas y ver cómo encaja todo. ¿Y si resulta que todas las que tienen talento juegan de '2'? No vamos a fichar a siete escoltas.

–Hay mucha variedad para fichar exteriores, pero poca por dentro.

–Interiores de garantías hay pocas. Si Marta Morales estuviera aquí en vez de en Siglo XXIsería otra cosa. Andrea Martín, Celia García-Creus... En Granada no tenemos infraestructuras ni recursos económicos para retener el talento que tenemos. Cada vez hay más baloncesto femenino en la ciudad, pero si no se quedan aquí es por algo.

–El Hafesa 'Raca' ya tiene dos piezas seguras con Cerqueira y Calvelo, confirmada ya como fichaje.

–'Peque' es un emblema para el club, con fecha de inicio pero no de caducidad. Interesa tenerla en el vestuario por su veteranía y experiencia que puede aportar en un momento determinado. Es una buena opción que siga. Por su parte, el fichaje de Calvelo supone un gran acierto. Por lo que le he visto jugar y los comentarios que he recibido, será una jugadora que nos ayudará mucho. Con su 1'92 de altura, en el tema del rebote va a aportar bastante.

–También se conocen ya las bajas de Arrivi y Molina. ¿Serán las únicas de este verano?

–Puede que haya más bajas, pero hay muchas variables ahora mismo y no podría precisar cuántas habrá. Me gusta tener las cosas controladas y disponer de toda la información. Llevo poco tiempo en el cargo y hasta que no lo tenga todo y vea en qué posiciones podemos fichar, no podré decidir las bajas. El club me ha transmitido sus dudas con respecto a algunas jugadoras, pero ahora debo ir viéndolo yo ahora.

–Isa Pastor es un ejemplo de esos factores externos, al poder estar su futuro laboral lejos de Granada.

–Ella ha mostrado interés en seguir y yo en que continúe, pero si aprueba las oposiciones y no saca plaza en Granada, que sería lo normal, es una variable más que nos impide tener seguridad sobre si seguirá o no.

–¿Habrá paciencia con Sydnor para ver si se recupera bien de su operación y ofrecerle la renovación?

–Es una opción factible en cuanto veamos su recuperación. Es muy querida dentro y fuera del club y la intención del club es renovarla, pero hay que saber en qué condiciones está. Es una conversación que tengo pendiente con el presidente para ver cómo abordamos ese tema.