LEB Oro

«La LEB Oro va a ser muy dura»

Eloy Almazán muerde la Copa LEB Plata./RAMÓN L. PÉREZ
Eloy Almazán muerde la Copa LEB Plata. / RAMÓN L. PÉREZ

Eloy Almazán ratifica que la permanencia es el objetivo de la Fundación para el próximo curso, en el que pide «paciencia y apoyo» a la afición

JUANJO MARTÍNGRANADA

La plantilla de la Fundación CB Granada en LEB Oro volverá a contar al menos con un Almazán. Con independencia de lo que ocurra finalmente con Pablo Almazán, quien está a la esperar de que se concrete alguna oferta procedente de la ACB, su hermano mayor Eloy sí estará la próxima campaña sin ningún tipo de dudas a las órdenes de Pablo Pin. El jugador, capitán junto a De Cobos pese a llegar el verano pasado, consiguió la renovación automática tras el ascenso de categoría al estar incluida en su contrato firmado hace doce meses. De ahí que el alero manifieste que «no me he planteado ninguna otra opción que no sea Granada. Soy de aquí y he apostado mucho por el club, así que estoy muy contento e ilusionado con el reto de la LEB Oro».

El nazarí, profundo conocedor de esta Liga tras siete temporadas en ella -una en Alcázar y seis en Melilla- asegura que «el primer objetivo es la permanencia», lo que concuerda con el mensaje lanzado tanto por el técnico Pin como el presidente Óscar Fernández-Arenas, quienes señalan la salvación como única misión que deben fijarse los rojinegros. «Venimos de un ascenso y va a ser muy duro porque la LEB Oro es muy competitiva. El equipo está unido y se conoce. Somos muy trabajadores y vamos a luchar siempre», sostiene el alero.

Almazán confía en las opciones de la Fundación CB Granada para eludir los puestos de descenso, que esta campaña se elevan hasta ser tres, en lugar de dos, los equipos que bajan a la LEB Plata. Ese destino funesto quiere evitarlo a toda costa el veterano jugador, quien espera que «nos salvemos lo antes posible, y a partir de ahí ya veremos dónde nos pone la Liga. Trabajo no nos va a faltar, pero es complicado».

Ese mensaje se traduce en una petición hacia la grada, que no debe desesperar si las victorias no llegan o si se concatenan varias derrotas seguidas. «La afición va a disfrutar porque van a ver jugadores de ACB. El nivel sube mucho y será difícil, pero nos tienen que apoyar. Les pido paciencia y que nos animen mucho. El año pasado nos llevaron en volandas a la LEB Oro y para el próximo curso espero que sigan al menos del mismo modo».

Eloy habla tras haber sido una de las piezas fundamentales en el éxito del cuadro nazarí del pasado curso. Con sus promedios de 10'4 puntos y 4'8 rebotes alcanzó los 12'1 de valoración durante la fase regular, unos números que reflejan la importancia en los esquemas de Pin. Su mayor impacto se produjo al principio de temporada, cuando llegó a copar los primeros puestos de la Liga en valoración. Sin embargo, una lesión le cortó el ritmo a mitad de campaña, aunque siguió marcando diferencias en momentos decisivos de algunos encuentros.

A ese aporte sobre la cancha hay que añadir la contribución de Almazán a la hora de llevar el vestuario. El alero se ha entendido bien con 'Carlinhos' en la gestión del bloque humano, por lo que esa labor de compañerismo también resulta bien apreciada por la Fundación. El club tenía clara su intención de mantenerle al menos una campaña más, sobre todo en una categoría que Eloy conoce sobradamente. Habrá que ver si al final puede persuadir a su hermano Pablo para que ambos compartan vestuario en Granada, si bien el hecho de tener a un Almazán ya es sinónimo de garantía para el conjunto rojinegro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos