Liga Femenina 2

«Estamos en la cuerda floja pero hay que aprovechar el calendario»

Pili Arrivi pasa el balón en un partido de esta temporada. /ALFREDO AGUILAR
Pili Arrivi pasa el balón en un partido de esta temporada. / ALFREDO AGUILAR

Pili Arrivi, base del Hafesa 'Raca', analiza la fase decisiva de la temporada de cara a evitar el descenso de categoría

JOSÉ MANUEL PUERTAS Granada

Ha llegado la hora de la verdad para el Grupo Hafesa 'Raca'. Y es que las granadinas, después de una temporada más irregular de lo esperado en septiembre se encuentran, a cinco jornadas del final de la Liga Femenina 2, con seis triunfos y sólo una victoria de margen sobre la zona de descenso, si bien es cierto que con un partido menos tras la suspensión el pasado fin de semana del derbi andaluz en Almería. Ahora, y antes de afrontar dos duelos trascendentales ante rivales directos como Alhaurín de la Torre y UCAM Jairis, la base Pili Arrivi, peso pesado en el vestuario granadino, atiende a IDEAL para analizar la situación de las de Quique Gutiérrez.

La marbellí reconoce que el aplazamiento del partido en tierras almerienses fue «un palo por viajar y no jugar, porque íbamos con una gran mentalidad» más aún por los resultados de algunos rivales directos, especialmente el triunfo del UCAM en Valencia ante el Picken Claret, que «fue una sorpresa» que comprime aún más la clasificación por abajo.

En todo caso, Arrivi aclara que «eso nos tiene que ayudar para ponernos aún más las pilas de cara a los dos próximos partidos». Un doble duelo determinante que podría aclarar el horizonte o terminar de emborronarlo para las rojillas. «Sabemos que estamos en la cuerda floja pero hay que aprovechar el calendario para sumar victorias», sentencia la base. Serán «dos partidos claves que hay que luchar por sacar».

Todo comenzará este sábado, visitando a un Alhaurín de la Torre empatado en la tabla con las granadinas y que en diciembre se llevó la victoria del pabellón Paquillo Fernández (59-66) en un día en el que, para Arrivi, «pasaron muchas cosas que no debemos permitir y fue un poco desastre». En su opinión, la clave para no repetir escenario el fin de semana será «estar mentalizadas y tener muy claro que es un partido clave». Tanto es así que la base es contundente con su pronóstico, aclarando que la sartén por el mango la tiene su equipo. «Si estamos todas concentradas, ganaremos», concluye. Además, la mejor noticia para las de Gutiérrez es la recuperación total de la lesión de hombro de Maryah Sydnor, a la que Arrivi ya ve «al cien por cien, algo que para nosotros es fundamental para jugar con equilibrio y que la defensa rival tenga dificultades».

Tal es la relevancia del encuentro que el club granadino ha organizado un viaje por apenas cinco euros, incluyendo entrada y desplazamiento. «Será importante para nosotras», reconoce la malagueña, que en todo caso espera «uno de esos partidos que gusta jugar, en los que tener la grada en contra te motiva y te concentra un poco más». Y eso que Arrivi, como Isa Pastor, la otra malacitana del equipo, tendrá caras conocidas en la grada y admite que «no me gusta jugármela contra un equipo de Málaga pero esto es la guerra y cada una mira por lo suyo». Así, señala que «me encantaría que Alhaurín se salvara, pero primero quiero salvarme yo».

El objetivo debería ser llegar con la permanencia rubricada a la última jornada, cuando afrontarán el desplazamiento a Lanzarote para rendir visita a un Magec Tías también metido en la pomada por la permanencia. Un duelo final que podría ser un «cara o cruz», pero a Arrivi le salen las cuentas para evitarlo. «Alhaurín, UCAM y Alcobendas son tres partidos en los que deberíamos rascar algo para ir con calma a Lanzarote», estima.

Finalmente, en cuanto al número de triunfos que harán falta para certificar la continuidad en la categoría, la marbellí señala que «con ocho te puedes salvar, pero será mejor sumar nueve para estar tranquilas». Si la séptima victoria llega el sábado en Alhaurín, los números empezarán a cuadrar.