Baloncesto | LEB Oro

El Covirán Granada busca afianzar los sistemas de juego

Almazán se dispone a lanzar frente al Real Betis Energía Plus. /FERMÍN RODRÍGUEZ
Almazán se dispone a lanzar frente al Real Betis Energía Plus. / FERMÍN RODRÍGUEZ

Durante esta semana se analizan los fallos que se cometieron en los últimos partidos para tratar de dar un mayor nivel ante el Real Canoe

Julio Piñero
JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada prepara con intensidad esta semana la que supondrá la última prueba que le queda antes de afrontar su debut en la LEB Oro, fijado para el 7 de octubre con el Rio Ourense Termal. Antes debe medirse este próximo sábado al Real Canoe en el Palacio de Deportes a las 20:15 horas. El conjunto rojinegro está con ganas de desquitarse después de haber encadenado tres derrotas seguidas, dos antes el Real Betis Energía Plus en la Copa de Andalucía y la otra precisamente ante el equipo madrileño.

Tanto ayer como el pasado lunes se desarrollaron dobles sesiones de trabajo para incidir al máximo en los aspectos del juego que se deben mejorar aún para contar con opciones de ganar después en los partidos. A través del visionado de imágenes se han analizado los errores que se cometieron, sobre todo en los encuentros disputados ante el Real Betis. La idea es que en la medida de lo posible no se vuelva a repetir, porque eso merma las posibilidades de imponerse a los rivales.

Afianzar los sistemas de juego tanto para defender como para atacar, reducir el porcentaje de pérdidas de balón que se han registrado en los últimos partidos, aumentar el nivel de concentración y emplear una mayor dureza son aspectos que se quieren mejorar y sobre los que se insisten en estos días por parte del cuerpo técnico. Pablo Pin quiere que sus jugadores se mentalicen de que deben mostrarse muy intensos desde el pitido inicial y no pueden conceder ventajas.

Este sábado llega el Memorial José Enrique de la Cruz y el entrenador granadino confía en que ya se consiga ofrecer otra imagen bien distinta. Enfrente estará el Real Canoe, el equipo que le acompañó en el ascenso la pasada temporada y ante el que perdió hace dos semanas en Madrid. Con la pretemporada ya más avanzada, será un buen momento para calibrar el nivel en el que se encuentra el equipo de cara al comienzo de la competición liguera.

En el compromiso de este sábado ya va a estar en condiciones de jugar Alo Marín, que se perdió el duelo del pasado viernes con el Real Betis por culpa de un proceso febril. Trabaja con normalidad esta semana y será una baza más con la que contará el técnico rojinegro para tratar de superar a un oponente que se encontrará después en LEB Oro. Es algo que necesita para así borrar las sensaciones negativas que dejaron esas tres derrotas recientes.

Pablo Pin pretende que su equipo llegue fuerte al inicio liguero. En solo una semana deberá disputar tres partidos y tendrá dos salidas consecutivas en la segunda y la tercera jornada. El nivel físico y de calidad de los rivales es superior al de la pasada temporada y eso obliga al Covirán Granada a estar bien preparado para estar en condiciones de plantar cara a las dificultades que pondrán en liza los rivales con los que se va a encontrar.

Pese a los fallos que se observaron en esos encuentros frente al equipo que entrena Curro Segura, también se dieron factores positivos que dan pie a pensar que hay margen de mejora para rendir a mayor nivel. El equipo rojinegro mostró capacidad de lucha y no bajó los brazos en ningún momento, lo que le hizo reducir distancias en el marcador en varias fases de esos partidos. Conseguir una mayor regularidad en el juego es el propósito que se marca ahora, para así oponer mayor resistencia en la pista.

Fotos

Vídeos