Baloncesto

El Covirán fija su objetivo en los jugadores nacionales como refuerzos para LEB Oro

Pablo Pin, entrenador del Covirán Granada, en un partido de la temporada anterior./ALFREDO AGUILAR
Pablo Pin, entrenador del Covirán Granada, en un partido de la temporada anterior. / ALFREDO AGUILAR

La intención de Pablo Pin es tener cerrada la plantilla para el inicio de la pretemporada y podría darse el caso de que no se incorporen extranjeros

JULIO PIÑEROGRANADA

El Covirán Granada sigue a la búsqueda de completar su plantilla de cara a su estreno en LEB Oro, que se producirá el 7 de octubre ante el Río Ourense Termal. Al haber optado por la continuidad de ocho jugadores de la temporada anterior son menos las incorporaciones que debe realizar este año y es posible que se demoren un poco durante el verano, si bien la intención de Pablo Pin es que el grupo esté al completo para el inicio de la pretemporada, previsto para la última semana de agosto.

El técnico granadino pretende seguir apostando por el producto nacional y hasta podría darse el caso de que no se dieran fichajes de jugadores extranjeros. Las primeras opciones que ofrece el mercado se dirigen hacia baloncestistas españoles, aunque se trata de jugadores contrastados y que disponen de posibilidades de enrolarse en equipos de ACB o en otros de LEB Oro que pujarán a priori por el ascenso de categoría, lo que conlleva dificultades para concretar algunas de estas negociaciones. Uno de los anhelos es Pablo Almazán, el alero granadino, hermano de Eloy, ya anunció hace unas semanas que no va a continuar en el Melilla y aún debe decidir su destino.

Las posiciones a reforzar están bien definidas. Son un base, un alero y un ala-pívot. El objetivo es ocupar las doce fichas que se permiten para competir en la segunda categoría del baloncesto nacional masculino. Eso permitirá efectuar más rotaciones, repartir mucho los minutos para que el equipo esté en condiciones de apretar en defensa y se mantenga más fresco en el apartado físico. Sería una situación parecida a la que hubo en la temporada anterior.

La única incorporación que se ha producido hasta el momento es la de Sergio Olmos. El pívot alicantino va a aportar más centímetros en la zona y mucha experiencia en la categoría. Fue titular habitual en el Leyma Coruña y tratará de contribuir para que el equipo granadino luche por la permanencia. El primer fichaje fue de un jugador nacional y la intención es que los tres que están por venir también lo sean.

Mientras tanto, la entidad rojinegra ya cerró el plano para las renovaciones y se encuentra con casi 3.000 abonados. El plazo para adquirir los carnés se mantendrá abierto hasta finales de septiembre y todo apunta a que habrá más socios que la campaña anterior. Los abonos se pueden hacer online y en las oficinas del club, aunque éstas permanecerán cerradas en la primera quincena de agosto.

Fotos

Vídeos