Voleibol

Vuelve el mejor líbero de la Superliga

Vuelve el mejor líbero de la Superliga

Álex Fernández vuelve a Unicaja Almería «para luchar por los títulos, ambición mutua» Regresa agradecido porque y con el vínculo intacto: «Es increíble venir de adversario al Moisés Ruiz y que me hayan tratado tan bien siempre»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Almería fue para él algo más que una referencia engrosando su currículum o que cuatro títulos para abrir su palmarés particular. La primera salida profesional que un tal Alejandro Fernández hizo de las Islas Canarias dirección a la península fue para afincarse en el sureste de la misma y hacerse jugador de Unicaja Almería. Ya en esa primera temporada ganó la Superliga Masculina, que fue el anticipo a lo que sucedería acto seguido. En la segunda campaña como jugador del conjunto ahorrador hizo añicos todos los registros siendo uno de los artífices del 'triplete' y con cuatro entorchados hizo las maletas para hacer campeón de un doblete, Liga y Copa del Rey, a Ca'n Ventura, lo que ha dejado su vitrina bien repleta con seis títulos en cuatro años, siendo parte importantísima en todos esos logros. No en vano, pasa por ser el mejor líbero de la competición española y, sin error a equivocarse, el mejor en su posición de los nacionales.

Pero sabe que hay espacio para más y por eso su apuesta de regresar a la que considera su casa porque así se lo han hecho sentir cada vez que la ha visitado. «Es increíble el ir de adversario a Almería y que me trataran tan bien siempre, es algo que reconforta, y siempre llevaré dentro algo que sé que es mutuo, algo que siempre habrá, porque le tengo un cariño especial a este club», expuso. El hambre de triunfos también le ha hecho tomar la decisión. «Me mueve para volver el proyecto que se está organizando, ya que el club va muy bien encaminado para luchar por todos los títulos y esa es una ambición mutua; siempre es un lujo pertenecer al club más laureado de España y la verdad es que tengo muchas ganas de empezar a trabajar con el grupo», señaló.

El mejor líbero

Nacido el 17 de abril de 1987 (31 años), este chicharrero, que se inició en el voley en su isla natal a bordo del Arona Tenerife Sur, recuerda como clave la figura de Néstor, su hermano. «Fue colocador en la Superliga muchos años; siempre fue mi reflejo para jugar al voleibol», relató. Cambió de isla para jugar también en Gran Canaria, desde donde recaló en Almería en la temporada 2014/2015. Entonces lo hizo para firmar un antes y un después. Con el '1', fichó como receptor, pero Piero Molducci lo transformó en líbero, en el mejor líbero del voley español, sin ningún género de dudas. «Lo de Piero ha sido admirable, siempre ha tenido al equipo en lo más alto y ha llenado la vitrina de más títulos; los años que yo estuve con él fueron muy buenos, pero también es bueno cambiar planteamientos y formas de trabajar», reconoció.

Precisamente abundó sobre este aspecto, esperando mucho de su nuevo entrenador. «Son las formas que traerá Manolo; caras nuevas y preparadas siempre son buenas noticias; lo conozco porque el año del 'triplete' era el segundo entrenador y como persona es un luchador, una persona trabajadora y competitiva; eso va a ser muy importante para hacer un grupo compacto; estoy seguro de que va a hacer un buen trabajo con nosotros, no me cabe duda», afirmó con rotundidad. Materia prima va a tener en sus manos. «Uno de los motivos de mi vuelta es el grupo que se está formando, un grupo trabajador, y creo que la parte más importante será el carácter, que es una pieza clave, desde mi punto de vista, para ganar títulos; todos serán jugadores de nivel», dijo convencido.

A su lado, un joven valor como Antonio Casimiro Artés, que afrontará su tercera temporada en la Superliga Masculina formando parte del proyecto blanquiverde. «Me hablan muy bien de él, es joven, con mucha energía y ganas, lo que me recuerda a mí cuando empecé, y por eso estoy seguro de que va a aportar mucho al grupo», manifestó. De hecho, no solo lo hará su compañero líbero, sino todos los demás. «Lo bueno de este equipo será que cualquiera de los que lo forman será importante y se sabe muy bien que a la larga durante la temporada eso se necesitará», recordó. Y es que habrá duras batallas durante los siete u ocho meses de competición. «Los años van pasando y parece que poco a poco va subiendo el nivel de la Superliga; habrá 5 o 6 equipos luchando por estar arriba y se verán buenos partidos», aventuró el tinerfeño.

La afición

Dicho eso, está claro que tuvo miradas hacia la grada, que tan bien le acogió cuando fue jugador blanquiverde y en sus visitas con Ca'n Ventura y Urbia Voley Palma, en las últimas temporadas. «A la afición, la verdad es que poco que decirle porque nunca falla, siempre están ahí; solo que los jugadores vamos a dejarnos todo para que la ciudad de Almería disfrute del mejor voleibol de España», apostó. Los fines de semana, «espectáculo», y justo de la gente se acordó estos dos años fuera. «Son muchos los recuerdos que guardo de Almería, e importantes; en lo deportivo, los cuatro títulos que conseguí en los dos años que estuve, pero si elijo ahora lo mejor que me he llevado de Almería es el buen trato que siempre han tenido conmigo y la cantidad de amigos que hice en esos dos años, que fueron dos años maravillosos». La química fluye.

Profesional, todo lo demás lo dejará a un lado cuando llegue, porque lo que desea es ponerse a trabajar sin ni siquiera deshacer las maletas. «Mi pensamiento nada más llegar será entrenar, ya que tengo muchas ganas de que comience la temporada y de que empiece el trabajo», señaló. Álex Fernández está preparado para protagonizar otra 'película' de Spiderman. «Estos proyectos te quitan de encima seis años, así que parece que tengo 25 ahora y quiero darlo todo. Temido y admirado por sus rivales, este canario se ha ganado el respeto del mundo del voleibol por su honestidad y por su espectacular juego, que pone en pie a la grada pese a no hacer puntos, ya que evitarlos y hacer más fácil la labor de sus compañeros es igual de importante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos