VOLEIBOL

Víctor Viciana vuelve a casa

Al otro lado de la red. Víctor Viciana arma el juego de Palma, en la Copa del Rey del año pasado, en la que superó a Unicaja en semifinales./RFEVB
Al otro lado de la red. Víctor Viciana arma el juego de Palma, en la Copa del Rey del año pasado, en la que superó a Unicaja en semifinales. / RFEVB

Asegura que le hacía «muchísima ilusión acabar mi carrera en mi ciudad y en el equipo de toda mi vida en el que empecé a formarme, y ahora es el momento». El colocador almeriense, que abandonó la entidad en 2013, retorna dispuesto a hacer a Unicaja campeón

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El Club Voleibol Unicaja Almería ha hecho oficial un quinto fichaje para la próxima temporada, cerrando la plantilla que buscará recuperar los títulos en 13 efectivos. Concretamente ha llegado en la posición de colocador, en la que ha logrado reunir futuro y pasado en dos realidades de un presente brillante. El director de juego de más proyección, Rubén Lorente, convivirá con el mito, Víctor Viciana, formando un tándem de extraordinario nivel. Además, con el zapillero se llega a la histórica cifra de cinco almerienses en el plantel, no vista desde hace mucho tiempo, con cuatro sobre la pista más el entrenador, Manolo Berenguel, pero con varios más de ellos identificados en gran medida con esta tierra.

Víctor Viciana ve, con su regreso, cumplido un deseo. «Nunca descarté el acabar mi carrera deportiva en mi tierra; hemos arreglado las diferencias que teníamos la directiva y yo, me hicieron una propuesta que me pareció correcta, y lo cierto es que me hacía muchísima ilusión acabar en mi ciudad y en el equipo de toda mi vida, en donde me empecé a formar como jugador». Considera el colocador blanquiverde que «ahora era el momento» y está respaldado por su círculo cercano. «Toda mi familia lo ve correcto y están muy ilusionados». En todo este tiempo fuera no ha olvidado a Unicaja Almería. «De aquí salí sacando una Liga, tengo recuerdos muy bonitos, porque para mí fue quizá el título que recuerdo con más cariño junto con la Copa del Rey con Palma».

Misión ilusionante

Acepta, sin dudarlo, una misión ilusionante. «Tengo muchas ganas de intentar que Unicaja vuelva a encontrarse con los títulos y que los almerienses se enganchen con un proyecto que tiene mucha gente de Almería, un proyecto que ha vuelto a coger algo más de una identidad que puede que en los últimos años no lo tuviera». Aguarda con ganas, por tanto, su 'redebut' en el Moisés Ruiz. «Mucho tiempo sin jugar como local aquí en Almería, pero cuando he venido nunca me he sentido de fuera, siempre han estado mi familia y mis amigos, que son muchos, y la afición, que siempre me ha mostrado su cariño, ya sea jugando con Teruel o con Palma; siempre me he sentido muy querido aquí y yo igual, les tengo mucho aprecio», manifestó el colocador almeriense.

Dicho esto, y marcado un «tengo muchas ganas a volver a vestir de verde y ayudar a que el equipo gane», Viciana no dudó en tener más palabras para la grada. «Espero que crezca este año, que vuelva a ser lo que había cuando me fui de aquí, la recuerdo con el campo a reventar y ojalá que todos los partido sean así; además, tenemos una relación espectacular que espero que siga por mucho tiempo e incluso llegue a mejorar; tengo muchísimas ganas de jugar para ellos, para esta afición que lleva muchos años siguiendo voley y es muy sabia en lo que respecta a este deporte, sabe lo que ve y eso no hay muchos sitios en los que se pueda decir». Animará la afluencia que «este año Unicaja Almería va a por todas con una gran plantilla». De hecho casi ha jugado con todos los que serán sus compañeros y con dos de ellos lo ha hecho en las dos últimas temporadas -Dani Macarro y Álex Fernández-.

La ha definido el colocador como «muy competitiva, con gente con experiencia», al tiempo que ha recordado que «Unicaja siempre va a por todo todos los años que juega, porque es un equipo ganador y siempre lo ha sido, aunque en estos últimos años ha tenido mucha competencia en otros equipos». En ese sentido pronostica que «la Superliga va a estar bastante bonita», pero está convencido del potencial que presenta el conjunto blanquiverde. «Quizá una de las cosas que más me ha llamado la atención es el grupo que se ha formado; es difícil encontrar uno así, volver a reunir no ya tantos excompañeros, porque la mayoría somos grandes amigos y me hace una ilusión tremenda; vamos a hacer una piña, vamos a pasarlo bien y vamos a hacer que la gente disfrute».

Unión

Sabe que vivirán juntos «un día a día mucho más llevadero con amigos de verdad en el campo», y encima serán dirigidos por una debilidad suya. «Con Manolo quizá no sea objetivo porque lo considero un grandísimo amigo; desde que lo conozco, que yo era muy joven, siempre me trató como un igual; cuando yo era un pollo y él era el gran Manolo Berenguel, siempre me trató como un hijo, siempre me llevó de su mano, y la verdad es que no puedo ser objetivo, pero creo que fue un jugador muy influyente en el voleibol y eso nos lo va a transmitir; es un jugador más, hace poco que ha vivido lo que nosotros vamos a vivir y esperemos que le salga todo bien, ha luchado muchísimo por Unicaja Almería y no hay nadie mejor para el puesto».

Otro de los motivos que lo han movido a fichar por el club ahorrador es la garantía de una buena recuperación de su lesión de rodilla. «Va bastante mejor, la verdad es que la operación que me hicieron fue una maravilla, con el doctor Ripoll; hasta ahora era bastante pesimista con el tema, pero esta última semana he empezado a entrenar y a fortalecer, que es lo que tengo que hacer tras estar tres meses sin mover la pierna, y tengo muy buenas sensaciones, siendo una de las cosas por las que vengo que voy a estar muy cuidado, tanto por el entrenador como por el cuerpo técnico, y eso me motivó mucho a venir, sabiendo que me van a ayudar a recuperarme y estar al cien por cien, sin prisas, que son malas y no vienen bien».

Por último, y recuperando el tema de la competitividad en la temporada, la palabra es «igualdad» porque «Teruel tiene plantillón muy largo con gente con experiencia, pero también está Ibiza, que todavía no se sabe pero que hará un buen equipo, Melilla, que está metiendo la cabeza; Soria, que ha hecho temporada espectacular para el presupuesto que tiene; Palma, que es una incógnita, porque no sé nada de él...». Ha tenido palabras bonitas para sus dos últimos equipos en España. «Teruel es muy especial porque fue el equipo donde más crecí como jugador; desde el minuto 1 que llegué me trataron como a uno de ellos a pesar de venir del rival y de haberles ganado la liga; la gente es excepcional y me fui de allí para buscar otras aspiraciones; Palma fue un año espectacular, de la nada crear un club por el todos luchamos, y se creó una afición de gente nueva que no conocía el voley y que se hizo fan; voy a echar de menos a muchas personas de esa directiva».

Fotos

Vídeos