Baloncesto

CBM Vícar Bahía de Almería reaparece con ganas de balón

El conjunto de Agustín Collado camina con solidez hacia la segunda fase liguera./ CBMBA
El conjunto de Agustín Collado camina con solidez hacia la segunda fase liguera. / CBMBA

Las almerienses vuelven a competir después de varias semanas de parón invernal, iniciando el año como líderes destacadas de la primera fase liguera

JAVIER NAVARROALMERÍA

Se acabó el parón invernal en el Grupo A de la Primera División Nacional Femenina, regresando la competición para el CBM Vícar Bahía de Almería tras cuatro semanas, afrontando la novena jornada en la que disputará el segundo encuentro de la segunda vuelta, ya que el pasado 16 de diciembre se midió a AM System GAB Jaén.

Dicho compromiso tuvo lugar en el Pabellón José Cano de La Gangosa, donde las almerienses vencieron 39-19 y, de hecho, prácticamente sentenciaron a los 10 minutos con un parcial de 8-0, aumentando paulatinamente su ventaja conforme avanzó el crono y el marcador era 22-7 al descanso, pudiendo relajarse a lo largo de la segunda mitad hasta terminar alcanzando una veintena de goles como renta.

A las 20 horas de pasado mañana, las chicas de Agustín Collado se enfrentarán en el Pabellón Municipal de Balerma al CBM Murgi, un adversario que en la actual temporada está debutando a nivel federado tras tres años protagonizando partidos y torneos amistosos, algo que explica su complicada situación en la tabla de la categoría autonómica.

Justo lo contrario que el plantel capitalino, que es líder desde el principio de la campaña y ahora mismo atesora 14 puntos de 14 posibles, ganando los siete duelos y, salvo alguna excepción, con total solvencia. Ello supone que el objetivo del equipo sea seguir adquiriendo rodaje de cara a su participación en la segunda fase, en la que buscará una plaza para el posterior sector de ascenso.

Antecedente favorable

Por su parte, el cuadro murgitano se ve encaminado a militar en el llamado grupo de 'descenso', si bien no existe esa posibilidad como tal al ser esta categoría la más básica. Teniendo un solo punto, en su envite más reciente, cayó 30-15 ante un rival directo como Centro Dental BM Huelma, hasta entonces penúltimo y la sexta posición queda en estos momentos a cuatro puntos.

En la primera vuelta, que significó el debut casero para el CBM Vícar Bahía de Almería, se impuso por un contundente 48-8, abriendo una brecha insalvable a partir del minuto 10, que creció sobremanera al dejar clavadas a las contrarias en cinco tantos, pasando del 14-5 al 21-5 llegado el intermedio. El segundo tiempo transcurrió de la misma forma que acabó el primero, hasta lograr una renta de 40 goles.

Como es de esperar, «se notan las ganas de las jugadoras y de empezar después de cuatro semanas de parón, dos de ellas sin entrenamientos», así que «se nota que hay ganas de balón, esperando lo que viene que es en los próximos meses», tratándose de «la recta final de lo que llevamos trabajando desde el inicio de temporada, que es intentar llegar a la fase de ascenso, poder disputarla e intentar subir».

Objetivos cercanos

Teniendo una trayectoria inmaculada, «el equipo quiere llevar el mismo camino y lo que buscamos es poder aumentar el nivel competitivo y de entrenamientos, para ir dando pasos hacia adelante e ir mejorando el nivel del plantel. El sábado jugamos en Balerma, a priori es el rival más flojo, y el planteamiento del partido no tiene otro fin que aprovechar, ahora que estamos con un poco de carga física, para llegar lo mejor posible al mes de marzo».

El entrenador almeriense desea que «los minutos que estén las jugadoras en el campo, que estén al 100%, exigirse y exprimirse al máximo y correr, correr mucho, para que también nos sirvan los encuentros como preparación para seguir trabajando el aspecto físico».

De este modo, entiende que «el resultado dependerá de nuestro acierto, por lo que tenemos que dejarnos la piel en la pista y darlo todo, para que esto continúe siendo trabajo para llegar a la segunda fase lo mejor posible y, por supuesto, intentar quedar primeras y no perder puntos de cara a la posterior fase».

Collado pide al 2019 «que no haya más lesiones», sabiendo que «eso es la ley del deporte, aunque si no las hay, mucho mejor porque podremos disfrutar de todas las jugadoras, importantes cada una de ellas, y no podemos prescindir de nadie. Ojalá que todo nos respete y seguir mirando hacia adelante y poder trabajar para llegar a esa fase de ascenso soñada».

 

Fotos

Vídeos