Voleibol

Unicaja Almería se viste de 'verde ilusión' para empezar a trabajar

Unicaja Almería se viste de 'verde ilusión' para empezar a trabajar

Los ahorradores tienen la primera toma de contacto en el Moisés Ruiz, con la Supercopa en el horizonte

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Unicaja Almería se vistió hoy de 'verde ilusión' para empezar a trabajar con vistas a una campaña que se presenta esperanzadora en ese intento almeriense por reconquistar los títulos que se repartieron en las dos últimas temporadas Urbia Palma y CV Teruel. Este será el rival a batir como ganador de un triplete que ya firmó Unicaja Almería en la temporada 2015/16 y que pretende repetir.

La mirada está puesta en borrar los malos recuerdos de las dos últimas temporadas y el Moisés Ruiz ha sido hoy día de reencuentros en el que no ha hecho ninguna falta realizar presentaciones, ya que los integrantes del nuevo Unicaja se conocen muy bien, incluso aunque no hayan coincidido en épocas anteriores en el club –han compartido equipo y hasta selección, por lo que se conocen perfectamente–. Ello ha propiciado que desde el minuto uno del proyecto blanquiverde que pretende reconquistar los títulos haya un ambiente de camaradería y compañerismo, cargado de complicidad y con dosis de ilusión, mucha ilusión por recuperar los cetros, de la que se contagia. La pretemporada ha dado comienzo y sus primeras horas van a ser dedicadas exclusivamente al conocimiento profundo del estado físico desde el que se parte para pasar ya desde el próximo lunes a compaginar la carga con el balón. El plan está milimétricamente diseñado y conduce hacia la Supercopa de España, que se jugará el próximo 6 de octubre, con los ahorradores enfrentándose al CVTeruel, 'dueño' de los todos los títulos nacionales disputados la pasada temporada –Supercopa, Copa del Rey y Superliga–.

Doctor, fisioterapeuta y preparador físico, con el técnico tomando literalmente nota de todo junto al estadístico, han llevado la voz cantante de lo que Enrique de Haro ha definido como «punto de encuentro» de todos los que van a compartir el peso de la responsabilidad de vestir los colores ahorradores. «Ellos vienen trabajando de forma individual desde hace semanas, es decir, que no arrancan de cero; es el punto de encuentro y además la valoración física y médica de los jugadores». El sabio de la preparación física del voleibol español, el más veterano de Unicaja, no ha faltado a su cita. «Se ha convertido en una tradición para mí; yo contento y feliz, me considero una persona del club y sé que siempre por estas fechas tengo una cita aquí con Unicaja».

Primeros pasos

El primer día de curso ha sido «una primera aproximación, las primeras charlas» y en general vio «bien» a los jugadores. «Por encima del estado físico está un poco la motivación, los veo a todos con ganas, con ilusión y con predisposición al trabajo». Pero sabe que eso hay que transformarlo en éxito. «Tenemos buen equipo, pero tenemos que demostrarlo todo; es verdad que a nivel de nombres se ha creado un buen grupo, pero también lo es que venimos de unos años con una situación en la que no se han conseguido títulos, aunque ha estado el trabajo, y el primer reto es la Supercopa». Luces rojas desde el inicio. «La vamos a preparar con catalogación de 'muy importante', porque ir poniendo una base con triunfos creo que es clave».

En ese sentido, «el primer análisis que se hace es en función del calendario, y es verdad que hay un inicio fuerte con rivales fuertes». Por lo tanto, «ese hecho de preparar para la Supercopa también va a valer para que los primeros partidos se mantenga ese nivel». De Haro ha recordado que «la mejor forma de preparar en un grupo en el que está todo por demostrar es lograr que partido a partido se consiga el máximo rendimiento», en lo que tendrá un papel directo Manolo Berenguel en la pista y en el gimnasio. «Ha querido coger esa responsabilidad y ese protagonismo; no es solo su caso, hay muchos que lo están en el día a día en el trabajo físico, y nosotros tenemos buena relación, pero la laboral hay que demostrarla ahora».

Jorge Soriano, el fisioterapeuta del club, realizará un seguimiento minucioso de la evolución individual. «Este primer día consiste en la toma de contacto con los jugadores y se divide en tres estaciones, con el preparador físico con unas pruebas, el doctor con otras y yo con las mías, y se logra poner las bases para una buena pretemporada; normalmente después de un tiempo establecido se repiten para ver la evolución desde su vuelta del verano hasta ya pasada la carga de la pretemporada».

Soriano ha sido testigo del buen ambiente inicial del nuevo grupo. «Entre ellos mismos han estado con las bromas de ver quién viene mejor y quién viene peor, yo los he visto en verano, vienen al gimnasio y se cuidan, y Enrique ya les mandó trabajo hace un mes y medio; todos lo han cumplido y además han llegado tres desde la selección absoluta». Por lo tanto, el nivel es el óptimo para el inicio, en parámetros físicos y anímicos, y toca trabajar. «Con el míster de aquí de Almería, que fue mi entrenador y ha sido compañero, se ha hecho un equipo con muchas garantías, pero hay que trabajar muy duro para ver lo que pasa; la primera fecha es el día 6, pero después nos queda toda la temporada, la Copa del Rey y, si Dios quiere, los playoffs».

Fotos

Vídeos