La Tabernas Desert da un paso adelante

La subida al Alto de Velefique fue la etapa reina de un evento con tres jornadas exigentes./MARCOS ROCA
La subida al Alto de Velefique fue la etapa reina de un evento con tres jornadas exigentes. / MARCOS ROCA

El evento contó por primera vez con tres jornadas y con medio millar de ciclistas de Portugal, Francia o Italia

JOSÉ LUIS PASCUALALMERÍA

La VI edición de la Tabernas Desert superó todas las expectativas con más de 500 participantes en una triple jornada deportiva en la que, finalmente, la meteorología no evitó que se pudiese disfrutar de un evento de primer nivel de la mano del Ayuntamiento de Tabernas y Chiprunning contando, además, con la participación de la Diputación de Almería, ya que por primera vez en sus seis años de vida esta competición ha sido incluida dentro del programa 'Almería Activa', siendo el evento encargado de inaugurarla este año.

Igualmente, se estableció una red de ayuntamientos colaboradores como Castro de Filabres, Velefique, Senés y Turrillas, ya que las novedades introducidas y la necesidad de ampliar el recorrido hizo que se optara por ampliar los términos municipales por los que se discurre.

Turismo y Deporte

La prueba comenzó su andadura como un intento de ampliar los reclamos para la llegada de visitantes a Tabernas y complementar otras facetas como la gastronomía o el mundo del cine. Los esfuerzos de la organización han hecho posible que en poco más de un lustro se haya conseguido que lleguen deportistas desde todos los puntos de España y de otros países como Portugal, Francia, Inglaterra o Italia. En esta edición estuvieron presentes más de 40 corredores de Madrid, 56 de Cataluña y 70 de Valencia.

En una edición marcada por las novedades, se plantearon tres etapas abriendo la posibilidad de competir individualmente o por parejas, del mismo sexo o mixta. Sólo en la modalidad PROdesert se acotó a una única modalidad individual. Esta ambicioso programación hizo que, según el organizador, Domingo Alonso, se tuviera que hacer «un despliegue logístico descomunal», que concluyó con una intensa semana en la que hubo que marcar más de 200 kilómetros para que los corredores contaran con una señalización adecuada, así como los puntos de avituallamiento.

Alto nivel

La inscripción en la prueba tuvo cantidad, pero también calidad. Así se pudo comprobar desde la primera prueba, una crono de 20 kilómetros que sirvió como primer test de lo que iba a ser un intenso fin de semana. Protagonismo absoluto para Ever Alejandro Gómez, del Olympic, que fue el único ciclista capaz de bajar los 40 minutos.

Jordi Espinar discutió este triunfo, aunque le faltó fuelle en el tramo final, mientras que el almeriense Carlos Golbano logró una meritoria cuarta plaza, entrando a menos de un minuto del ganador. Con este primer test superado, llegó la segunda etapa, que se pudo realizar en general o de forma individual, y que supuso el momento cumbre del evento, con la subida hasta el Alto del Velefique, en una etapa que Domingo Alonso reconoció que «podría estar incluida en cualquier gran vuelta». No hubo sorpresas y Milton Ramos se impuso con autoridad, demostrando su condición de ciclista internacional, aunque Gómez y Espinar volvieron a rendir a alto nivel y le acompañaron en las posiciones de honor.

La tercera y última etapa, sin llegar a la exigencia de la segunda, también supuso un bonito reto para el pelotón que puso rumbo a Turrillas con paso intermedio el Peral. Protagonismo para Carlos Golbano que tuvo un gran día con un fuerte ritmo desde el principio y llegando a los últimos kilómetros con las fuerzas necesarias para superar con holgura a sus dos compañeros de cabeza de carrera, Ever Alejandro Gómez y Milton Ramos, que se tuvieron que conformar con subir al pódium.

Prueba solidaria

La Tabernas Desert ha sido, además, muy solidaria este año, contando con la participación de Álex Roca, con parálisis cerebral, que trajo a Tabernas su iniciativa solidaria #RetoPedaELA a través de la que se da visibilidad a los enfermos de esclerosis lateral amiotrófica. Más de 5.000 ciclistas de todo el mundo forman parte de este proyecto, sumando kilómetros que convierten en euros sus patrocinadores y se donan para la investigación de esta enfermedad. Tabernas Desert también colaboró con la iniciativa 'Una cima, una sonrisa', sumándose de esta forma a la construcción de una escuela en un poblado de Tanzania y conseguir la alimentación de todo un año para 45 niños de entre 4 y 12 años en este país. Los participantes pudieron realizar micro donaciones a partir de un euro al mes o adquirir el maillot o culote solidario.

A la espera de realizar un balance más exhaustivo en los próximos días, Domingo Alonso reconoció que la organización está satisfecha con cómo ha transcurrido este nuevo formato, señalando que «cuando termina la prueba y ves que ha salido todo bien te das cuenta de todo el trabajo que lleva detrás, pero siempre regresamos al año siguiente con más ganas».

Alonso también destacó que «es una suerte haber entrado por primera vez en Almería Activa 2019, estamos muy agradecidos porque para nosotros es muy importante. Hemos apostado fuerte por el evento de tres etapas, con la segunda como etapa reina para el que no pueda competir los tres días». El tiempo llegó a preocupar, aunque «sólo se notó el viento en la crono, la lluvia es un elemento más y, además, hace falta».