Carrera Solidaria

La solidaridad inunda las calles

La salida se realizó desde la puerta de La Salle, centro educativo que ha venido impulsando esta actividad a través de su AMPA./J. L. PASCUAL
La salida se realizó desde la puerta de La Salle, centro educativo que ha venido impulsando esta actividad a través de su AMPA. / J. L. PASCUAL

La Carrera Solidaria por las Enfermedades Poco Frecuentes reúne a 1.500 deportistas

J. L. PASCUALALMERÍA

Alrededor de 1.500 deportistas tomaron ayer la salida en alguna de las categorías de la V Carrera Solidaria por las Enfermedades Poco Frecuentes, un evento con enorme calado en la sociedad almeriense y donde, una vez más, la respuesta por parte de los participantes fue espectacular.

Así lo reconoció uno de sus principales impulsores, el presidente del AMPA San Juan Bautista, Miguel Ángel García, que detalló que «las inscripciones han ido muy bien, hace una semana que se superó la barrera de las 1.100 y es algo ya habitual que en los últimos días haya un incremento importante por la gente que se apunta a última hora».

A esto hay que añadir un importante número de personas que, por diferentes causas, no pudieron enfundarse las zapatillas, pero realizaron una aportación a la causa por las diferentes vías habilitadas por la organización, desde donde se destacó que «las redes sociales y la página web de la carrera han permitido llegar a muchos usuarios, incluso desde fuera de Almería, que se han interesado por la prueba y han querido aportar su granito de arena».

Los más pequeños fueron los primeros en tomar la salida en una rambla Federico García Lorca que ya mostraba una imagen imponente a primeras horas de la mañana. El primer turno fue para los parvulitos, niños entre 0 y 7 años, muchos ayudados por sus padres, que fueron los encargados de arrancar el evento. Posteriormente, se sucedieron las pruebas de benjamín, infantil, alevín y cadete y la entrega de premios para unos pequeños que, en muchos casos, realizaban su primera carrera cronometrada y que, después, pudieron disfrutar de las actividades hasta bien entrada la tarde.

Tres recorridos

La prueba absoluta comenzó a prepararse con el gran grueso de los participantes que, eso sí, tuvieron la oportunidad de escoger entre tres trayectos diferentes. El principal estuvo compuesto por 9.300 metros, con salida desde la rambla en sentido ascendente y paso por la calle Poeta Paco Aquino, avenida Padre Méndez, calle Santiago, avenida Blas Infante, calle Doctor Carracido, calle Gregorio Marañón y subida hasta Colegio La Salle. Este recorrido tuvieron que hacerlo dos veces quienes se animaron con la 'prueba reina', aunque también se ofreció la posibilidad de dar sólo una vuelta e incluso de competir sobre una distancia más corta, de unos 2.900 metros.

La climatología fue la gran protagonista del arranque de la competición, ya que la lluvia apareció a primera hora de la mañana y arreció durante las carreras infantiles, aunque conforme fue acercándose la salida de la de adultos el cielo comenzó a abrirse e incluso los corredores tuvieron que afrontar temperaturas altas que hicieron mella en la parte final del recorrido.

En un trazado que invitaba a hacer buenas marcas, Antonio Sánchez Aguilera marcó un fuerte ritmo desde el comienzo que le permitió gestionar una cómoda ventaja sobre su principal perseguidor, José Miguel Martín, que a su vez logró una amplia renta ante el grupo que luchó por el tercer puesto del cajón.

En categoría femenina, triunfo holgado para Marimi García que se destacó desde el primer control y llegó con un minuto de ventaja sobre sus contrincantes, que libraron la batalla por la segunda plaza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos