Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor
Voleibol

Un fin de semana con gusto a playoff en la Superliga Masculina

Manolo Berenguel y Dani Macarro presentaron un partido que recuerda a los que deciden los títulos./CVA
Manolo Berenguel y Dani Macarro presentaron un partido que recuerda a los que deciden los títulos. / CVA

Manolo Berenguel presenta el partidazo ante Palma, en jornada con cruce de los cuatro primeros | Macarro, que ganó dos títulos con los insulares, asegura de los de Dreyer que «es un equipo luchador» y «estará entre los cuatro primeros»

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

Lo cierto es que mejor descripción para lo que se avecina no se puede hacer. Muy certero con las palabras siempre, Manolo Berenguel, entrenador del único equipo que queda invicto en la fase regular de la Superliga Masculina, lo explicó con mucha claridad. «Se puede definir como un fin de semana de playoff, una jornada muy interesante en la que se van a ver las caras los cuatro primeros de la clasificación actualmente». El que más le interesa, evidentemente, es el duelo a disputar entre Unicaja Almería y Urbia Voley Palma, los finalistas en la campaña 16/17 y que se cruzaron en las semifinales en la pasada edición del campeonato, así como en la misma eliminatoria de la Copa del Rey celebrada en el Pabellón Los Pajaritos de Soria. En la primera ganó el cuadro balear y en las dos siguientes el almeriense. La rivalidad entra ambos es muy buena.

De hecho, en su definición del adversario no escatimó piropos. «Al final hace un equipo grande y competitivo, con un colocador que ya conoce la liga española -Ricardo Perini- y sabe lo que es estar en playoff, y el opuesto, Gerard Osorio, que hizo una temporada pasada bastante buena, en la que los números hablan por si solos, y luego jugadores como Cairus, que viene haciendo unas muy buenas temporadas desde el todopoderoso Palma que ganó todo y en el que estaba como digamos que jugador número siete, hombre importante en la plantilla». En el uno por uno de los hombres de Dreyer no se ha olvidado de Carlos Jiménez, «que tras mucho tiempo en Teruel tiene una proyección de futuro espectacular, con muchas ganas de demostrar hasta dónde puede llegar».

Las cosas del rival

El joven cuatro ha encontrado, a juicio de Berenguel, «una oferta para este año de un lugar muy bueno para demostrar lo que puede llegar a ser». En relación a los dos centrales, «a Jean Pascal lo conocemos todos, y su nombre salió hace poco en una conversación con los jugadores comentando que es el que todo entrenador quiere tener para ver hasta dónde puede llegar, porque al final es de 2'11, es un jugador coordinado y cualquiera dice 'me gustaría que pasara por mis manos para ver su evolución'; ahora está en las de Marcos y a ver qué puede sacar de él, pero para mí es un gran jugador, con la altura perfecta y va a dar mucho de qué hablar este año, estoy convencido de ello». Sobre el otro central, Walter Da Cruz, es «más que correcto, con calidad técnica y se ve lo que está aportando al equipo».

Junto con el líbero, Martín Carinelli, se forma «un siete titular que se cataloga como fuerte» en palabras de Berenguel, quien por otro lado se sintió muy satisfecho de la evolución de su Unicaja Almería. «Valoro de igual modo ser líderes que invictos, por arriba está muy competitiva la Superliga y el objetivo es ese, seguir arriba y sobre todo y lo que más me está gustando es el crecimiento del equipo y el nivel de juego que cada día se va cogiendo; es lo que más me alegra como técnico del equipo, más que ir primero, pero una cosa va de la otra, si estás jugando muy bien los resultados van a acompañar».

En esa línea, todavía dijo no ver el techo de la plantilla a la que dirige. «El equipo está cada vez mejor, pero, ojo, estoy convencido de que puede jugar mucho mejor; como decimos los entrenadores, a ir paso a paso, viendo que este fin de semana toca un paso importante para ver en qué nivel estamos con respecto a otro de los grandes y otra vez en casa». Ese es el factor extra que quiere cuidar especialmente. «Todavía tengo en mi retina que me iba motivando desde el calentamiento; es lógico y normal que cuando empieza a hacerse haya poca gente, pero el jugador llega completamente frío al pabellón y va calentando el cuerpo y preparando la mente conforme el pabellón se llena poco a poco, así que una cosa va de la mano con la otra».

En definitiva, «el estado en el que se entra al partido es fundamental y para todos los jugadores de Unicaja es muy importante que la gente siga acudiendo cada día más y más, porque se siente bien como local viendo que hay identificación con el club en esta nueva etapa». Manolo Berenguel no escondió su ambición, compartida con la grada. «Estoy convencido de que de un modo o de otro los éxitos nos van a llegar, y con la ayuda del público es fundamental». El estado de situación es el que afirma que «estamos primeros, que es importante de cara a la clasificación para la Copa del Rey y para el playoff después, pero tenemos un rival importante que hasta ahora mismo ha perdido solo con Teruel y va tercero en la tabla».

Aseguró conocerlo muy bien, pero como club y no tanto hombre a hombre por los muchos cambios que ha tenido, Dani Macarro, central madrileño bicampeón con Palma y que expuso sentirse motivado para medirse a su exequipo. «Siempre quisiera estar en pista, pero al final en más ante un club en el que he ganado mis primeros títulos y después jugué otro año más; salir contra Palma siempre da por ello un poco más de morbo y estaría contento por jugar si así lo decide el entrenador y si no animar en el partido como sea». Trabaja y busca su sitio un central joven pero también a la vez experimentado. «Yo me encuentro bien, estoy entrenando y aprendiendo a diario, físicamente muy bien y cada vez un poquito mejor en todos los aspectos».

Un beneficio

Como todos sus compañeros, asumió que la lucha semanal por la titularidad es lo que toca este año, reconociendo a la vez que resulta beneficioso. «Al final tener competencia en tu puesto siempre es positivo; yo estoy trabajando para ganarme el puesto precisamente y ya que sea el entrenador el que decida quién está mejor y quién peor, solo por ganar los partidos, porque lo primordial que tenemos que hacer es eso, ganar los partidos juegue quien juegue y los demás del banquillo estar preparados por si alguien de dentro falla o hay mucho error y toca saltar al campo a darlo todo». También afirmó tener su papel la afición, de la que espera una gran respuesta. «Creo que va a venir mucha gente porque se funciona muy bien en las redes sociales y se está llamando mucho la atención».

En comparación a cuando venía de rival, «cada vez viene más gente y lo veo más lleno que otros años, un crecimiento que va a seguir seguro». Ante su exequipo se avecina un partidazo «bastante morboso para que la gente venga» y además se va a estrenar el liderato en la competición, conquistado el pasado sábado.

«Te da una fuerza mucho mayor para seguir trabajando, para intentar no bajar de esos primeros puestos, y estamos esforzándonos para ello, para seguir líderes, entrenando bien y jugando bien y acabar la primera etapa que tenemos, que es hasta la de la Copa del Rey, como primeros».

El de enfrente es un club al que manifestó conocer bien, «muy luchador, que ha tenido bastantes problemas sobre todo el año anterior para sacar al equipo y después de todo se dio bastante bien sin tener las mismas estrellas del primer año, pero quedamos terceros». Palma al final «saca un buen provecho de los jugadores» y a Dani Macarro no le cabe la menor duda de que «va a estar entre los cuatro primeros seguro», pese a ser nuevo casi del todo por segunda temporada consecutiva.

Contenido Patrocinado

Fotos