Voleibol

Ronald Fayola, tras la estela de Matheus

Ronald Fayola, defendiendo los colores de Venezuela, será el opuesto de Unicaja Almería para la próxima temporada liguera./FIVB
Ronald Fayola, defendiendo los colores de Venezuela, será el opuesto de Unicaja Almería para la próxima temporada liguera. / FIVB

Con 23 años y dos metros de altura, procedente de la A-1 en Argentina, con ambición máxima: «Me defino como un jugador guerrero y vamos a por títulos» | El venezolano ficha como opuesto en Unicaja y da muestras de su seguridad en su potencial

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Uno de los grandes mitos de siempre en el seno del Club Voleibol Unicaja Almería es el venezolano José Matheus, quien comenzó a ganarse a pulso su sitio en el 'Olimpo Verde' desde su llegada, mediada la temporada 1995/96, debutando en un partido en Arahal, con un doble cambio en el que entraron a pista Fernando Martínez y él. Su alto nivel, mostrado como momento culmen en la conquista de la final de la Copa del Rey en la 1999/2000 -donde con el actual sistema se hubiese ido a los 43 puntos de suma, entonces había obligación de tener el saque para hacer punto-, hizo que se abriera un paréntesis que lo llevó a jugar en la poderosa liga italiana donde jugó con el Telephonica Giogia del Colle y, pasado un lustro, regresó de nuevo a la entidad que lo había hecho grande en Europa. Muy parecido es el camino que quiere seguir otro jugador prodigio del voley venezolano que se dispone a vivir su primera experiencia europea vestido de blanquiverde y que no se fija en su compatriota pese a que comparte muchas de las características de aquel joven Matheus, de gran proyección y atlético. El nuevo jugador de Unicaja Almería está totalmente confiado en sus posibilidades y no se fija en modelos. «De él solo sé que es un gran jugador, con muchas Ligas afuera», manifestó.

Joven talento

Ronald Fayola es internacional en un país que se ha definido por la exportación de grandes talentos del voleibol y que nació para hacer lo que hace en la actualidad. Su trayectoria arrancó a los diez años, «desde muy temprana edad, aprendiendo muchas cosas y obteniendo muchas experiencias». El 'culpable' ha sido su padre. «Me enseñó las técnicas y por eso soy un jugador de los que se han desenvuelto en Venezuela, siendo mi mayor entusiasmo y mi futuro, como todos quieren, ser un buen jugador, un jugador reconocido y tener muchas oportunidades de seguir siéndolo». Con todo por delante aún, cumplió los 23 años el pasado día 20 de este mismo mes de junio y su salida al extranjero ya se ha visto consumada.

De hecho, recala en Unicaja Almería procedente de la A-1 de Argentina, en donde ha logrado meter en la lucha por el título a un recién ascendido como es el club Libertad Burgi Voley. No logró pasar de cuartos de final, pero entrar en el playoff por el título ya ha sido todo un logro que lo ha preparado para dar su ansiado salto al continente europeo. Es lo que va a afrontar en pocos días, pese a que le han ofrecido renovar. «De las cosas que me han hecho firmar con Unicaja Almería ha sido poder tener en Europa nuevas experiencias, así como que el club se ve que es muy bueno; por eso tengo claro que me gustará mucho estar en este equipo», reconoció el jugador suramericano.

Eso sí, sus primeras manifestaciones como jugador ahorrador han servido también para que se le pueda considerar sincero. «No tengo mucha referencia sobre el club, pero mis amistades me han comentado que es muy bueno, que Almería es muy buena ciudad, y que son muy buenas personas todos». Lo que sí sabe es que lucha por los títulos y eso le provoca «mucha alegría y mucho entusiasmo por estar en este equipo». Va a por todas y piensa triunfar. «Mi aventura en Europa me hace estar muy emocionado porque es la primera vez que voy a experimentar en su voleibol; he estado ya en Suramérica y sé que será una aventura muy bonita». A Argentina llegó a través del Ateneo Voley de la A-2 de ese país en la 2016/2017.

Un guerrero

A la petición de que él mismo explique su juego, no dudó en describirse como un jugador con mucho carácter y entrega sobre la pista. «Me defino como un jugador guerrero, un jugador que no abandona la cancha ni a los compañeros, que echa para adelante en todo; soy cien por cien positivo en la cancha y fuera de ella». A los colocadores no les pide mucho, aseguró el jugador vinotinto. «Que confíen en mí y que yo confiaré en ellos», manifestó. En lo que respecta a la grada, también lanzó un primer mensaje. «A la afición de Almería le pido que esté en la cancha cuando juguemos, cuando nos encontremos en ese rectángulo y sobre todo mucha energía positiva para el equipo». Desde el club se han estudiado sus características y se confía en su aportación.

Fayola, mientras tanto, se ha ido poniendo al día sobre la historia del conjunto blanquiverde una vez que se ha cerrado su fichaje, del que dio alguna pincelada en Argentina al anunciar que no continuaría en el seno del Libertad Burgi Voley. Dijo que «estoy esperando la confirmación de un club en Europa, del que me reservo el nombre por ahora». El palmarés de su nuevo club le motiva para ver satisfecha su hambre de títulos. «He llegado a escuchar que siempre llega a las finales y creo que este año se llegará otra vez y que obtendremos triunfos muy buenos, porque estaremos unidos y será eso lo que nos ayudará a lograr los campeonatos». Portento físico y cabeza centrada en el triunfo, se mostró deseoso de llegar a Almería para ponerse a trabajar con sus compañeros, acelerando al máximo su proceso de adaptación a España.

Su lugar de nacimiento es el pequeño pueblo interior de Los Pijiguaos, situado en la provincia de Estado Bolívar, cercano al río Orinoco y en una zona de naturaleza espléndida en el que la minería es la actividad principal al extraerse allí la bauxita, materia prima para la obtención del aluminio. Esa es la cuna de un Ronald Fayola que se ha erigido como uno de los principales baluartes de la selección nacional venezolana y que se dispone a continuar la prestigiosa saga de jugadores que han poblado las mejores Ligas procedentes de Venezuela, y que han recalado en gran número en las filas de Unicaja Almería. Será el noveno después del propio José Matheus, Fredy Cedeño, Carlos Tejeda, Gustavo Valderrama, Andy Rojas, Carlos Luna, Jesús Chourio y Héctor Salerno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos