Balonmano

Primeras selecciones andaluzas clasificadas para los cuartos

El almeriense Antonio Rivera es el seleccionador de los cadetes verdiblancos. /FABM
El almeriense Antonio Rivera es el seleccionador de los cadetes verdiblancos. / FABM

Valladolid acoge estos días los Campeonatos de España de Selecciones Autonómicas, donde actúan varios jugadores y técnicos almerienses

JAVIER NAVARROALMERÍA

Desde el pasado miércoles se está desarrollando en diversas localidades vallisoletanas los Campeonatos de España de Selecciones Autonómicas (CESA) en las categorías juvenil masculina, juvenil femenina, cadete masculina, cadete femenina, infantil masculina e infantil femenina, tomando parte más de un quincena de almerienses entre jugadores y técnicos.

Tras el irregular balance del primer día, habiendo dos triunfos, dos empates y dos derrotas para las selecciones andaluzas, la segunda jornada ofreció resultados dispares para los combinados verdiblancos, ganando los infantiles y las cadetes que obtuvieron así los pases directos a los cuartos de final, mientras que los juveniles y los cadetes perdieron sus respectivos duelos.

La sesión de antes de ayer comenzó con las andaluzas cadetes, venciendo por 31-29 al Principado de Asturias y al mismo tiempo se disputó el compromiso juvenil masculino ante Comunidad de Madrid, que se impuso por un 23-25.

A continuación, los verdiblancos infantiles superaron a los anfitriones de Castilla y León por 28-21 y los cadetes cayeron en otro resultado apretado frente a Navarra, 27-25.

Objetivos dispares

Pablo Perea, director técnico de la Federación Andaluza de Balonmano (FABM), repasa lo visto hasta entonces y señala que «continuamos con un balance neutro y equilibrado entre victorias y derrotas, sabores dulces y amargos. En lo positivo, nuestros dos primeros equipos en cruces de cuartos de final del Campeonato de España».

El miembro federativo rememora que «primero fue el cadete femenino, ganando a Asturias y clasificándose matemáticamente, y luego a media mañana el infantil masculino le ganó a Castilla y León», algo que «lo deja prácticamente fuera del campeonato. En la cara negativa, los juveniles y cadetes cayeron». Ello, a pesar de mejorar «su imagen de la jornada inaugural, aunque no consiguieran llevarse los puntos con derrotas por solo dos goles».

Acerca de lo que queda por delante, Perea indica que «tienen las opciones intactas para clasificarse y luchar, por qué no, por las medallas. Nos espera una jornada muy intensa y emocionante con cuatro selecciones jugándose el pase a cuartos de final, su ser o no ser. Animo a los aficionados que nos siguen desde nuestra tierra a animarlos porque se lo han 'currado' y se lo merecen».

De este modo, la competición se pone cada vez más emocionante en el CESA 2019, llegando ayer la tercera jornada y muchos equipos afrontando la hora de la verdad, el momento en el que jugaron para permanecer o para despedirse del torneo, intentando demostrar a su vez que merecen seguir adelante y no descender a la Copa de España. La totalidad de los conjuntos andaluces entraron en acción, protagonizando seis partidos, uno cada uno.

Ascensos y descensos

La mañana empezó con tres partidos a las 9.30 horas, jugando el infantil masculino contra Aragón, líder del Grupo B con cuatro puntos, en busca de la primera posición, consiguiendo los verdiblancos el triunfo por 25-18. Andalucía cadete masculina se jugó la permanencia en el Campeonato de España de cara al próximo año, midiéndose a los madrileños, el mantenerse en el campeonato de cara al año que viene al estar sin puntos ambas selecciones en el Grupo A, pero los sureños perdieron 12-16, y las cadetes fueron superadas 15-17 por País Vasco.

A las 10 horas actuaron las juveniles batiendo por 21-33 a Islas Canarias, mismo adversario que el de las infantiles, que actuaron a las 11.15 horas, destacando que ambos planteles salieron airosos en sus respectivos dos choques de la fase de grupos y perseguían el ascenso al Campeonato de España desde la mencionada modalidad copera.

Bajo el mismo horario, el juvenil masculino se enfrentó a Castilla-La Mancha por la permanencia en el Campeonato de España, precisamente los castellano-manchegos tampoco estrenaron su puntuación en lo que iba de evento, de manera que el que terminase peor parado descendería a la Copa de España.