Voleibol

'Casi' o como poner a la grada en pie

El líbero blanquiverde Antonio Casimiro Artés, en una acción en recepción . /CVA
El líbero blanquiverde Antonio Casimiro Artés, en una acción en recepción . / CVA

Antonio Casimiro va a por su tercera temporada en la Superliga sintiéndose ya «adulto» como jugador | El jugador almeriense, que ha visto cumplidas las altas expectativas que tenía depositadas en el grupo y en Manolo Berenguel, ve serias opciones de ganar la Supercopa frente a Teruel

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

En la Copa de Andalucía 'hizo' un punto que se contabilizó como error de defensa rival. Ese es uno de los gajes que conlleva la profesión de líbero junto con el de no poder ser capitán en los partidos, pero sí son capaces de poner a la grada en pie en muchas ocasiones, especialmente cuando ganan la partida a los atacantes. Lo de Antonio Casimiro Artés es puro espectáculo cuando se viene arriba y se hace 'frontón' en el que rebotan los balones adversarios, además de eficacia cuando su recepción permite una construcción limpia que facilita el punto de su equipo. Ojo, que se siente «adulto», dicho entre risas cuando se le dice que ya no es 'pollo'. «La verdad es que me lo noto dentro del campo, ese poquitín más de experiencia».

Sigue soportando el peso de la responsabilidad, pero con un matiz distinto al de sus inicios hace dos temporadas. «Ese nerviosismo que tenía se ha transformado, siguen siendo nervios, pero de los buenos, de los que te provoca la gran ilusión por jugar». Lo ha hecho durante una pretemporada que no solo asume sino que también agradeció. «Poquito a poco va mejor, porque al principio son periodos de muchísima carga, en el que estamos cansados entrenando y jugando, pero son necesarios para llegar muy bien a la Supercopa, que viene en dos semanas; ahora mucho mejor que hace una semana y muchísimo mejor que hace dos semanas, ante todo, con muy buenas sensaciones y casi al cien por cien en la pista».

Duro trabajo

No solo ha sido duro el gimnasio, sino las sesiones sobre cancha porque «tanto en los entrenamientos como en los partidos se nota mucho la humedad y el calor, y eso, aparte del agotamiento físico, te hace tener la sensación interior de estar más agotado». Encima aseguró que «todos los partidos han sido muy duros, interesantes de jugar y muy divertidos pero a su vez hacen que acumules más cansancio». Se refirió a los jugados ante los equipos del SL Benfica y Ushuaïa Ibiza Voley, ya que el de la Copa de Andalucía fue diferente y cargado de una gran ilusión. «Individualmente no di mi mejor versión ni mucho menos, de hecho hice un partido discreto pero, en cuanto a lo colectivo, muy contento por llevarnos el título y por haber jugado en un pabellón en el que tengo buenos recuerdos».

El trabajo va floreciendo, «se van viendo muchas cosas, positivas todas» y se tiene «un plantel de jugadores de mucha calidad, también de calidad humana pero en la pista es un equipazo, en lo físico están todos muy bien preparados, y con muchas ganas de demostrar que esta temporada se puede optar a todos los títulos». A él le toca más de cerca defensa y recepción, analizando que «ambas facetas del juego empiezan a mostrar lo positivo tras un par de semanas de entrenamientos que han sido muy provechosos y el motivo de que se vean aspectos tácticos, los aspectos técnicos... todos vamos mejorando y los veo bastante bien», explicó el líbero almeriense antes de centrarse en su compañero de posición esta tercera temporada en Superliga.

'Casi' lo dijo bastante claro. «Álex Fernández es un fenómeno, es un grandísimo jugador y es una buenísima persona, un tío que me echa una mano siempre que le pregunto y que tiene mucha experiencia; se nota en el campo quien es Álex Fernández, así que muy contento de tenerlo a mi lado, de aprender de él, y será una competición muy sana entre ambos». De hecho, lo que más le interesa es aprender de algo que destaca sobre todas las cualidades de su compañero. Se refirió a que «una cosa que me llama muchísimo la atención de él es la percepción del juego que tiene, cómo se anticipa a todo, cómo se mueve dentro del campo, y es lo que quiero aprender de él, no solo técnicamente, sino tácticamente, cómo se posiciona».

El pasado

No se olvidó de sus dos pasados compañeros, Toni Llabrés y Mario Ferrera, a los que les tiene mucho cariño y de los que también aprendió. De todos modos, Antonio Casimiro Artés tiene su propio sello, y le gusta que se lo pongan difícil. «Cuando juegas contra jugadores con un saque duro y fuerte pones muchas más ganas, es una prueba a ti mismo para que saques tu mejor versión, que estés más concentrado». Otro referente es Manolo Berenguel, que ha superado las más altas expectativas que tenía depositadas. «Lo conocía como entrenador y también como persona, tenía clarísimo que lo iba a hacer genial y así está siendo; tiene tantísima experiencia, le pone ganas, hablando de voleibol sabe muchísimo...».

De este modo se unieron las piezas y se tiene la idea clara de que se quiere ganar todo y de que se está en el camino correcto. «Unicaja llega a Los Planos con ganas del primer título a más no poder y es un equipo bastante bueno, no solo por el nivel individual de cada, sino por el nivel colectivo que logramos, han sido tres semanas de adaptación y ahora vienen dos que tienen que ser de 100% de eficacia; vamos con muchas posibilidades de ganar el título». Antes, debut en casa ante Melilla, y se espera lo mejor de la afición. «Tenemos una plantilla que atrae mucho al público y la gente que venga se lo va a pasar bien, va a disfrutar del juego y del voleibol, y serán uno más, como siempre, y ayudarán en los momentos peores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos